Georges Perec y la belleza de lo cotidiano

Georges Perec Lo infraordinario
Foto: Getty Images

En poco más de un año, la joven editorial queretana Gris Tormenta ha publicado cuatro títulos que valen mucho la pena. Uno de ellos es Lo infraordinario, un volumen que está inspirado en un artículo titulado “¿Aproximaciones a qué?”, publicado por el francés Georges Perec en 1973 por la revista Cause commune y que ahora sirve como pretexto para reunir 16 ensayos breves de autores iberoamericanos contemporáneos.

En su texto, el autor de La vida instrucciones de uso cuestiona la necesidad de recuperar por escrito y darle espacio a lo habitual, a lo cotidiano, al día a día, con la finalidad de recobrar el asombro. “Los diarios [refiriéndose a los periódicos] hablan de todo, salvo de lo diario. Los diarios me aburren, no me enseñan nada; lo que cuentan no me concierne, no me interroga, y además no responde a las preguntas que planteo o que me quisiera plantear”, dice Perec.

Nos han hecho creer (y cómo no, si nos lo repiten constantemente en la publicidad) que la vida no vale nada si no está llena de emociones fuertes, de viajes exóticos; que la ambición es un valor y que hay que estar constantemente insatisfecho. Pasamos el día pegados a una pantalla y así dejamos de apreciar la belleza de lo cotidiano.

Entre los 16 escritores seleccionados para participar en esta antología está Juan Villoro, quien se pregunta por qué existen las peladillas; Brenda Lozano, quien repasa la historia de Nueva York durante el siglo XX a partir de los objetos que carga en su bolsa; Juan Pablo Villalobos, quien repasa su cumpleaños número 45 de forma paranoica y Gabriela Ybarra, quien explica cómo ha ido reaprendiendo a vivir a lado de su hijo de seis meses.

Lo infraordinario es una llamada de atención a abrir los ojos y prestar atención en aquello que, por estar ya tan asimilado, puede llegar a confundirse con el paisaje. Fijarse en aquello que está todos los días con nosotros, interrogar todo aquello que está a nuestro alrededor, ver lo extraordinario en lo ordinario. Tareas, todas, extremadamente complicadas en estos tiempos de tantas distracciones.

Pero además, se trata, como los otros tres títulos publicados por Gris Tormenta, de un libro que podría tener muchas muchas páginas más y que incluso genera en el lector ganas de escribir y desenterrar así sus tesoros más personales.

(Lo infraordinario, V.V. A.A., Gris Tormenta, Querétaro, 2018, 157 páginas, $380)

P.D. Los dos primeros libros de Gris Tormenta, un par de antologías sobre las razones por las que escriben editores, periodistas, novelistas y otras personas vinculadas con los libros, se pueden leer completos aquí y aquí.

 

También puedes leer otras columnas de Fernando Hernández Urías: