Esta es LA burger de señor

the palm burgerman
Foto: Facebook The Palm

No sabe usted, querido lector, el vuelco de emoción que dio mi corazón cuando un amigo me enteró de que hay una nueva hamburguesa en ese portento de restaurante que es The Palm. Me emocioné. Salivé. Soñé con ella.

Durante mucho tiempo mi hamburguesa #1 era de este lugar, hasta que la explosión de burgers en la ciudad me trajo más y mejores opciones. No cayó en calidad, simplemente se quedó ahí: sin hacer olas, pero sin estrella. Llevaba tiempo sin ir, pero esta noticia me hizo regresar de inmediato.

También se te puede antojar: Dolor cotidiano

Ir a The Palm es una gran experiencia. Es un Restaurante con R mayúscula, de esos old school que te brindan un trato especial, un steakhouse clásico, digno de señor pudiente. Cuesta, mucho. Pero vale la pena, mucho.

Con el menú en mano, mis ojos se agrandaron cuando vi la nueva: Hamburguesa Wagyu. Son 400 gramos de carne wagyu, con queso cheddar dentro de un pan brioche y con papas a la francesa de complemento. Aquí sí les creo que se trata de carne wagyu real —aunque es mitad wagyu y mitad black angus—. Sonreí, salivé y hasta las manos me sudaron.
Tardó un poco en llegar, pero cuando la tuve frente a mí esbocé una gran sonrisa. ¡Qué emoción! La primera impresión: ¡es enorme! La segunda: se sirve solo con pan, carne y queso. Todos los complementos vienen aparte: jitomate, cebolla, lechuga y pepinillos. Podría no necesitarlos, pero le puse los últimos dos.

Échale un ojo: Un misterio popular

¡Ay! Vuelvo a suspirar. Cuando le hinqué el diente, la explosión de sabor fue espectacular. La carne perfecta en balance de grasa y carne y con mucho, mucho sabor —aunque quizá un poco saladita—. El pan, hecho en casa, aguantó muy bien el embate de los 400 gramos.
Tardé en acabármela, pero al final sonreí más. Este es un portento de hamburguesa. Lo único que juega en su contra es el precio pero lo vale. Pocas valen tanto o más que su precio. No es para todo mundo ni para todos los días, es uno de esos lujos que, por lo menos una vez en la vida, hay que darse.

También lee: La madre de las burgers en la Condesa

The Palm

Dónde: Campos Elíseos 218, Col. Polanco (dentro del Hotel Presidente)
IG: @thepalmmx
Cuánto: promedio: $480

También puedes leer otras columnas de Marcello Lara “Burgerman”

Umami Burger

El Estado de México se defiende

El clásico de los recuerdos

La curiosa burger de Toks

¿Qué quiero este 2019?

Las mejores cinco hamburguesas de 2018 según Burgerman

Las opiniones expresadas por nuestros nuestros columnistas reflejan el punto de vista del autor, que no necesariamente coincide con la línea editorial ni la postura de Chilango.

Marcello Lara
Chihuahuense de nacimiento, Marcello Lara radica, desde el siglo pasado, en Coyoacán (Ciudad de México). Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana, campus DF, tiene hasta la fecha, 3 carreras paralelas, concomitantes a veces, separadas generalmente. Por un lado existe Marcelo Lara, músico: guitarrista de Moderatto. Existe también Marcelo Lara, ejecutivo disquero en su propia compañía, DeGira . Y también Marcello Lara, experto en hamburguesas: Burgerman.