El Estado de México se defiende

Foto: Facebook Public Burger Kitchen

Interlomas, Bosque Real, Huixquilucan y anexas son, en general, terra incognita para un sureño como yo. Hacer la travesías hasta esa zona tan olvidada del Dios del transporte requiere un esfuerzo fuera de lo ordinario o un día de puente en el que el tránsito es amistoso; así que aproveché este pasado fin de semana de Super Bowl y me lancé a probar Public Burger Kitchen.

Me lancé con mi fiel escudera y el perro (que estuvo con nosotros porque la plaza es pet friendly, ¡qué progresistas de este lado del mundo!).

La carta tiene muchas y apetitosas opciones pero, como siempre, me decidí por la más sencilla: Saucy, con queso cheddar, lechuga, jitomate, cebolla caramelizada y doble porción de salsa de la casa. Salivé por los 400 gramos de carne molida en casa y el pan artesanal que prometía la burger y la esperé con paciencia. Además, ordenamos unas papas con chili, para abrir boca, aunque llegaron al mismo tiempo que las hamburguesas.

Lucía promisoria cuando llegó.

Busqué cátsup y solo había una hecha en casa —contrario a mis gustos—. “Bueeeh —pensé—, no pasa nada”.

Primera mordida: muy bien la carne, buena cohesión, bien llevada al término pedido (3/4), saladita y con buena porción de grasa. Sin embargo, algo me faltó. Segunda mordida: aprecié mejor el bollo y la salsa de la casa. Bien. El pan es de papa, sin embargo, el Señor Sabor siguió sin manifestarse por completo. Sabía a todos los ingredientes, pero le faltaba esa explosión que todo buen pattie debe aportar.

Tenía todo para triunfar estrepitosamente, pero me quedó a deber.

No estuvo mal, sépalo querido lector, pero pudo estar espectacular. El sabor quedó corto. Aún así, me dieron ganas de regresar —aunque no tanto por Interlomas— porque se ve que hay buena voluntad y cariño por el platillo —lo que se aprecia y agradece—. No sé cómo se puede mejorar el sabor pero quiero pensar que está ahí, esperando a explotar.
En fin. Regresaré para ver si era por el día o por una razón en especial. ¿La recomiendo? Claro, sin duda, si yo viviera en esos lares iría regularmente.

Public Burger Kitchen

Dónde: Parque Interlomas (Av. Jesús del Monte #41, Huixquilucan, Estado de México)
FB: @PublicBurgerMx
Cuánto: Promedio $145 por hamburguesa

También puedes leer otras columnas de Marcello Lara “Burgerman”

Las opiniones expresadas por nuestros nuestros columnistas reflejan el punto de vista del autor, que no necesariamente coincide con la línea editorial ni la postura de Chilango.

Marcello Lara
Chihuahuense de nacimiento, Marcello Lara radica, desde el siglo pasado, en Coyoacán (Ciudad de México). Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana, campus DF, tiene hasta la fecha, 3 carreras paralelas, concomitantes a veces, separadas generalmente. Por un lado existe Marcelo Lara, músico: guitarrista de Moderatto. Existe también Marcelo Lara, ejecutivo disquero en su propia compañía, DeGira . Y también Marcello Lara, experto en hamburguesas: Burgerman.