La curiosa burger de Toks

hamburguesa toks
Foto: Cortesía Toks

Empezamos 2019 con la certeza de que el acontecimiento del año será la llegada de Shake Shack, de la mano de Toks.

Admito que esta cadena de restaurantes nunca fue de mi preferencia. Mi fiel escudera dice que siempre tuvo la idea de que son “para viejitos” y a mí nunca me llamaron la atención (siempre fui team Vips). Sin embargo, desde que se renovaron por completo (recientemente), su imagen, carta, servicio y calidad mejoraron y pasaron de ser la opción “pues ya ni modo” a una buena, con comida sabrosa. Así que, al enterarme de que son los socios mexicanos de una de las mejores cadenas estadounidenses de hamburguesas, decidí ir a probar su burger, solo para saber qué tan bien o mal la hacen.

Solo hay una hamburguesa en el menú pero sonaba interesante. La hamburguesa regia tiene 180 gramos de carne Angus, chapata de aceituna, queso gratinado y un aderezo de aceituna (además, obvio, de lechuga, cebolla y jitomate).

En cuanto llega sorprende que la chapata es cuadrada, no un bollo redondo normal. También sorprende que son dos patties de carne, delgadones pero muy presentes. En general, la hamburguesa tiene buen tamaño.

Procedí a hacerle los honores y a la primer mordida confirmé lo evidente: hay mucho sabor a aceituna. Quizá demasiado porque solo sabe a aceituna. Tuve que darle una mordida a la carne por separado para probarla y me seguía persiguiendo el sabor a aceituna.

Otro problema es que, como usan chapata y no bollo, el pan es reseco y se resquebraja fácilmente. A pesar de todo, me pareció que la burger está bien. Mejor de lo que esperaba, de hecho. Admito que iba con el prejuicio de que encontraría un esperpento como el de cadenas similares; así que agradezco que Toks le eche ganas y proponga algo diferente.

Me gusta que no es una hamburguesa que te puedes hacer en casa. No me gustó que sabe demasiado a aceituna (quizá si no le agregaran aceitunas a las chapatas se reduciría el abrumador sabor); sin embargo, regresaré. No es la mejor burger de la ciudad pero tiene madera para que la mejoren.

Ahora con más razón espero la llegada de Shake Shack.

También puedes leer otras columnas de Marcello Lara “Burgerman”

Las opiniones expresadas por nuestros nuestros columnistas reflejan el punto de vista del autor, que no necesariamente coincide con la línea editorial ni la postura de Chilango.

Marcello Lara
Chihuahuense de nacimiento, Marcello Lara radica, desde el siglo pasado, en Coyoacán (Ciudad de México). Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana, campus DF, tiene hasta la fecha, 3 carreras paralelas, concomitantes a veces, separadas generalmente. Por un lado existe Marcelo Lara, músico: guitarrista de Moderatto. Existe también Marcelo Lara, ejecutivo disquero en su propia compañía, DeGira . Y también Marcello Lara, experto en hamburguesas: Burgerman.