La madre de las burgers en la Condesa

Foto: Facebook Fonda Garufa

Cuando la Condesa no era ni la sombra de lo que es hoy y no tenía esa vida cultural, nocturna, gastronómica y comercial tan importante, llegó Fonda Garufa, que hoy es uno de los decanos de la colonia.

En 1992 el triángulo entre Michoacán, Tamaulipas y Vicente Suárez no era como la “Costera de la Condesa”. Entonces, este restaurante entró como con mantequilla, con una cocina diferente, propositiva y fresca. Se plantó en el epicentro del desarrollo comercial y ahí se ha mantenido firme ante la oleada de modas, gentrificación y crimen. Es como la madre de los restaurancitos de la colonia, incluso un modelo a seguir por su cocina, decididamente internacional, decente y a buen precio.

Me sorprendí cayendo el cuenta que después de muchas visitas que he hecho en veintitantos años no conocía su hamburguesa. Así que un día, caminando por ahí, me senté en su terraza.

Sí tienen una hamburguesa, la de rib-eye. Así, sencilla. La pedí con tocino y queso manchego. Uno le puede agregar champiñones, si quiere, pero yo la pedí sencilla.
Estimo que son poco más de 150 gramos. El pan es casero (como esperaba), el tocino crujiente y el queso es pequeño en porción. Además viene con jitomate, lechuga, cebolla caramelizada y pepinillos. Se veía bastante decente.

Antes de darle la primera mordida me llamó la atención que el pattie tiene cilantro o perejil mezclado con la carne (como las que hacían o hacen las mamás en casa). Esto plantea una variante curiosa: con un ingrediente así extra, el sabor de la carne no es neutral.
Recordé las hamburguesas de mi niñez en casa, solo le faltaba tener cebolla y huevo (para ayudar a la cohesión).

Primera mordida: se confirma, es hamburguesa de mamá, hecha en un restaurante. No mal, pero podría estar mejor. El pan bien, los complementos bien, pero la carne queda a deber. Quedaría mejor sin la hierba, que no la hace mala pero si le resta puntos.
Regresaría solo si fuera necesario.

Dónde: Av. Michoacán 43, Col. Condesa
IG: @fondagarufamx
Cuánto: $120 por hamburguesa; con tocino, $240; con tocino y queso manchego, $270

También puedes leer otras columnas de Marcello Lara “Burgerman”

Las opiniones expresadas por nuestros nuestros columnistas reflejan el punto de vista del autor, que no necesariamente coincide con la línea editorial ni la postura de Chilango.

Marcello Lara
Chihuahuense de nacimiento, Marcello Lara radica, desde el siglo pasado, en Coyoacán (Ciudad de México). Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana, campus DF, tiene hasta la fecha, 3 carreras paralelas, concomitantes a veces, separadas generalmente. Por un lado existe Marcelo Lara, músico: guitarrista de Moderatto. Existe también Marcelo Lara, ejecutivo disquero en su propia compañía, DeGira . Y también Marcello Lara, experto en hamburguesas: Burgerman.