Los retos del siglo XXI, según Yuval Noah Harari

Foto: Getty Images

En 2014, tras la publicación en inglés y otros idiomas de Sapiens: De animales a dioses, Yuval Noah Harari se convirtió en toda una celebridad. En el libro, el historiador israelí repasa el pasado de nuestra especie para explicar nuestro presente. Después siguió Homo Deus, otro gran éxito de ventas en el que se reflexiona sobre el futuro que le espera a la humanidad si sigue por este camino.

Ahora, el israelí está de vuelta con 21 lecciones para el siglo XXI. El título, incluido en la lista de The Guardian y de Bill Gates de los mejores libros de 2018, plantea la pregunta de si aún somos capaces de entender el mundo que hemos creado y, a partir de un análisis de nuestro presente, plantea cómo será el mundo en el año 2050.

Yuval Noah Harari inicia reconociendo el momento de desencanto y de decepción ideológica por el que atraviesa el planeta entero. Los dos grandes argumentos son los triunfos de Donald Trump y del Brexit. El liberalismo parece ya no ser suficiente y, ante las próximas revoluciones en la infotecnología y en la biotecnología, el gran reto de la humanidad, dice el historiador, es encontrar un relato actualizado para el mundo que nos sirva para explicarnos como especie qué estamos haciendo y hacia dónde vamos.

Harari dibuja un futuro cercano en el que los robots y la inteligencia artificial se han encargado de eliminar la mayoría de los empleos y, además, carecemos por completo de libertad: los algoritmos se encargan de decidir cuál es la película que más se acerca a nuestro estado de humor del momento y la carrera universitaria que debemos estudiar.
Es difícil salir intacto de esta fascinante lectura y de inmediato es necesario cuestionarse si el rumbo que sigue la humanidad es el correcto, si la apuesta que hemos hecho por la tecnología será a nuestro favor y si seremos capaces de salir airosos de los retos que nosotros mismos nos hemos impuesto como especie de cara al siglo XXI.

Si quieres leer un adelanto de 21 lecciones para el siglo XXI, puedes dar click aquí.

También puedes leer otras columnas de Fernando Hernández Urías: