La (verdadera) ciencia del sueño

Nos dicen que es muy importante dormir mínimo siete horas al día, pero nadie nos explica por qué. Y aunque, al menos en teoría, es una actividad en la que gastamos la tercera parte de nuestras vidas, no sabemos tanto como deberíamos sobre ella.

Por eso es tan interesante el libro Duérmete ya. Su autor es Henry Nicholls un zoólogo de Cambridge quien, a los 21 años, empezó a sufrir de narcolepsia, un trastorno del sueño que provoca, entre otros malestares, somnolencia incontrolable durante el día y que afecta, en promedio, a una de cada 2,500 personas. Motivado por ello, el británico empezó a investigar distintos trastornos y, de paso, consiguió solucionar su problema. Pero no nos adelantemos.

Quizá te pueda interesar: La despedida de Oliver Sacks

El ensayo de poco más de 350 páginas, está dividido en 12 capítulos en los que se mezcla historia con reflexión y hasta consejos. Uno de ellos, por ejemplo, narra la historia de una perrita llamada Monique, una pequeña french poodle que en 1974 fue llevada a la Universidad de Stanford, donde se ubica el primer centro dedicado al estudio del sueño, para intentar hallar una explicación a la narcolepsia. En otro, mientras relata su experiencia, el británico aprovecha para soltar algunos tips que pueden ayudar para tener un mejor sueño.

Nicholls aprovecha para soltar datos muy interesantes y no tan conocidos, como que una jirafa no duerme más de cinco horas al día o que la zarigüeya americana es capaz de pasar 20 horas dormida, además de explicar la razón por la que algunas personas son madrugadoras mientras que otras se sienten obligadas por su cuerpo a permanecer despiertas hasta tarde. Además de que durante todo el volumen insiste en la importancia del sueño y sus beneficios.

Quizá te pueda interesar: El terror según Joe Hill

Pero quizás el principal aporte o atractivo del texto, más allá del interesantísimo despliegue de casos y datos curiosos, es que nos enseña que cada organismo es un universo completamente distinto, con necesidades diferentes, y nos invita a conocer y escuchar a nuestro cuerpo.

(Duérmete ya, Henry Nicholls, Blackie Books, Barcelona, 2018, 368 páginas, $464)

También puedes leer otras columnas de Fernando Hernández Urías:

Hecho en Saturno, lo nuevo de Rita Indiana

Creamos a partir de basura

La ambición según Antonio Ortuño

La triste historia de amor de Rob Sheffield

La literatura según Alejandro Zambra

La muerte renovada: una muestra de la mejor literatura noir hecha en México

La obra maestra de Mircea Cărtărescu

El futuro de la humanidad según Michio Kaku

La nostalgia según Michel Houellebecq