La literatura según Alejandro Zambra

Editado el año pasado por la Universidad Diego Portales, llega ahora a nuestro país, gracias a Anagrama, Tema libre,  un breve volumen que reúne 11 textos muy personales de Alejandro Zambra.

Recopilado por Andrés Braithwaite, este pequeño libro está dividido en tres partes: Autorretratos hablados, Ropa tendida y Léxico familiar. La primera reúne tres conferencias que el novelista chileno impartió en su país, la segunda incluye cuatro relatos inéditos —uno de los cuales, Zambra juró nunca publicar—, mientras que la tercera está compuesta por cuatro crónicas y ensayos breves.

Quizá te pueda interesar: La muerte renovada: una muestra de la mejor literatura noir hecha en México

Confesiones como “Dicen que los temas en la literatura son solamente tres o cuatro o cinco, pero quizás es solo uno: pertenecer”, “Lo que ahora espero, como lector, es justo lo que buscaba a los nueve años: no aburrirme”, “Lo que nos importa de un libro está asociado a la sensación de que hay algo que no entendimos del todo” y “Soy lentísimo, me demoro una enormidad en dar por buena una frase, soy casi incapaz de dar por terminado un texto”, arrojan luz sobre lo que el autor de Bonsái y La vida privada de los árboles piensa realmente sobre la literatura y sirven para entender un poco mejor su obra.

Quizá te pueda interesar: La obra maestra de Mircea Cărtărescu

Pero además, los textos reunidos en Tema libre también explican lo que Zambra piensa sobre la vida. Con la creación literaria como pretexto o como tema central, el chileno lo mismo aprovecha para hablar sobre la paternidad, el aborto, su experiencia como profesor y como lector, los terremotos y la traducción. Eso sí: siempre con su personalísimo estilo, limpio y a veces contradictorio. Una voz inocente que es reconocible desde sus primeros libros publicados.

Tema libre se presentará el miércoles 10 de abril, a las 19:30, en Casa Almadía (Patriotismo 165, Col. Escandón). En el evento participarán Mariana H. y Alejandro Zambra.

(Tema libre, Alejandro Zambra, Anagrama, México, 2019, 134 páginas, $235)

También puedes leer otras columnas de Fernando Hernández Urías:

El futuro de la humanidad según Michio Kaku

La nostalgia según Michel Houellebecq

La vida según Hunter S. Thompson

Christopher Brookmyre o el crimen como una obra de arte

Los retos del siglo XXI, según Yuval Noah Harari

Horace McCoy y su espectáculo del dolor

Jordi Puntí y sus “ejercicios de estilo” en torno a Messi

El futuro según Eduardo Iglesias

Kjell Askildsen o lo que dice el silencio

Gonçalo Tavares y el arte de la empatía