Tenemos que hablar de marihuana

En México, existen muchísimas formas de decir que huele a mota: huele a libertad, huele a la chamarra de Otto, un jale, un queso, huele a pachuli, a petate y, desde el viernes, podríamos decir también que huele a Amparo

Tenemos que hablar de marihuana sopitas
Foto: Cuartoscuro

La Suprema Corte de Justicia determinó que todos los jueces del país deben conceder amparos para el uso lúdico y recreativo de la marihuana, normativa que entró en vigor a partir del 26 de febrero; sin embargo, esto no significa que la marihuana se haya legalizado, sino todo lo contrario.

Por una parte, la Suprema Corte publicó en el Diario Oficial de la Federación una serie de sentencias emitidas por la Primera Sala en las que se defiende la libertad de conciencia, de expresión, de la salud y del desarrollo de la personalidad. En pocas palabras, el órgano apela al libre albedrío de los ciudadanos el acto de consumir cannabis bajo advertencia y con su propia responsabilidad.

Peeero para llegar a este punto, los interesados deberán acudir a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y solicitar un permiso para el uso recreativo o medicinal del cannabis. De antemano, deben saber que la Cofepris los mandará muy lejos, pues de acuerdo con la Ley General de Salud, es una sustancia prohibida, así que negará la petición.

Es ahí donde los mexicanos podrán reclamar la nueva normativa, acudiendo ante un juez de distrito en materia administrativa, quien es la figura que les podría dar su amparo; claro, si ustedes son capaces de explicar de dónde salió la planta que desean manipular. Al ser un producto ilegal, no se podría explicar que es vendida, regalada o importada, pues indirectamente se podría estar implicado en algún delito.

¿Verdad que no está tan fácil?

Ya si el juez nuevamente les niega la petición de usar mota, un tribunal colegiado tomará el caso para aplicar la jurisprudencia y conceder la petición.

Desde octubre a la fecha, se han concedido cinco amparos, uno de ellos fue el del excandidato a la presidencia, Armando Ríos Piter, en el que la Suprema Corte ordenó a la Cofepris extender un permiso para que pudiera adquirir la semilla, sembrar, cultivar, fumar y transportar marihuana. De acuerdo con la ley, los cinco amparos cubren el mínimo para establecer la jurisprudencia y que cualquier ciudadano pueda solicitar al Gobierno federal que se moche con la del Puebla para el permiso.

Si bien esta iniciativa resulta un paso rumbo a la legalización de la marihuana, aún hay un largo y tedioso camino que recorrer, en donde se deberán explorar todos los escenarios, escuchar todas las opiniones y, por supuesto, debatir a favor y en contra antes de llegar a una determinación final.

También puedes leer otras columnas de Sopitas:

Las opiniones expresadas por nuestros nuestros columnistas reflejan el punto de vista del autor, que no necesariamente coincide con la línea editorial ni la postura de Chilango.