Feministlan: #8M

Foto: Cortesía

2011. Inicios de marzo. Estoy en mi oficina, revisando correos. El alud de pendientes es interrumpido por un “Urgente”. Es una invitación a un curso de personalidad e imagen. Lo de invitación es cuestionable, pues ser una trabajadora de gobierno, he comprobado que hay cierta tendencia a lo obligatorio. “Atrévete a cambiar” dice el anuncio virtual, el cual remata con un “Curso ejecutivo exprés”. Aparece una mujer con falda planchada y camisa de vestir. Ella no es diferente a mí o a mis compañeras. ¿La clave? El curso es gratuito “para todas las empleadas de la Secretaría”. Supongo que ese es nuestro regalo del Día de la Mujer.

También lee: Con eme de moverse, mujer, México

Cada 8 de marzo, las mujeres recibimos (ahora por WhatsApp cuando antes era a través del correo electrónico) infinidad de imágenes que se caracterizan por:
Tener un fondo rosa pálido.
Tener flores o, especificamente, rosas. Tal vez estén acompañadas de un Piolín.
Tener una frase escrita completamente en mayúsculas y sin puntuación como “FELIZ DÍA MUJER DIVINA VALIENTE GUERRERA Y BENDECIDA PORQUE TE LEVANTAS CADA DÍA CON MUCHA FE Y LLEVAS UNA VIDA CON VALOR Y FORTALEZA”.

Esto último es una VERDAD (también con mayúscula) porque, según la Entidad para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer de la Organización de Naciones Unidades (ONU Mujeres), nueve mujeres son asesinadas cada día en nuestro país. En casi una década, entre 2007 y 2016, “22 mil 482 mujeres […] fueron mutiladas, asfixiadas, ahogadas, ahorcadas, degolladas, quemadas, apuñaladas o baleadas” de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Necesitamos vivir con valor y fortaleza en un país que nos está matando.

También lee: Por tu maldito amor (romántico)

Apenas presenté el librazo La fosa de agua. Desapariciones y feminicidios en el Río de los Remedios de Lydiette Carrión en la pasada Feria Internacional del Libro de Minería. La autora apuntó al trabajo de la antropóloga Rita Segato, para quien el feminicidio es un crimen exclusivo del patriarcado: “La mujer no es aquí el interlocutor principal, sino una presa devorada por el eje horizontal de cofrades en los negocios y en el status masculino. En ese sentido, no es a la víctima a quien dirigen su discurso los perpetradores, sino a sus pares, en una demostración de capacidad de muerte y de crueldad probada en la víctima, que los habilita a participar de la hermandad mafiosa. En ella se da un pacto de semen, un pacto de sangre en la sangre de la víctima, que sella la lealtad de grupo y, con esto, produce y reproduce impunidad”.

Échale un ojo: Las mujeres del 68

Feminicidio o crimen donde somos desechables. Feminicidio o “reafirmación de pertenencia de los victimarios, siempre hombres (en) un pacto de complicidad y silencio de una cofradía mafiosa”. Feminicidio o “joven mujer fue encontrada sin vida […], al parecer fue víctima de violación antes de que fuera asesinada”. Feminicidio o “[d]espechado porque no le aceptó sus recurrentes proposiciones de noviazgo […] asesinó a una joven estudiante […] de un golpe en la cabeza con una piedra”. Feminicidio o “fue violada y torturada hasta la muerte”. Feminicidio o “mató a su esposa en plena luna de miel”. Feminicidio o “[d]e ocho machetazos fue asesinada una mujer por su marido en su domicilio”. Feminicidio o “sujeto […] agredió a balazos a su expareja sentimental”. Feminicidio o “descuartizó a su esposa y la enterró en su propio patio”. Feminicidio o “[a]l encontrarla platicando con su nuevo novio, su expareja asesinó a cuchilladas a una mujer”. Feminicidio o “[m]atan a golpes a una mujer en un hotel”. Los entrecomillados son de notas rojas.

Los feminicidios siguen. María Salgero se ha dedicado a recopilar estos crímenes en un mapa digital. Esto se repite, una y otra vez, en cada uno de los estados de nuestros país.

Aguascalientes: “Violó a su sobrina porque ‘se le hizo fácil’”.

Baja California: “Desapareció junto con su hija; a la menor la hallaron deambulando, a la madre muerta”.

Baja California Sur: “Hallan violada y asesinada a niña reportada como desaparecida; un familiar fue detenido”.

Campeche: “Violó a niña y a la madre de ésta; dejó embarazada a la menor”.

Chiapas: “Muere bebé de 7 meses víctima de una violación”.

Chihuahua: “Matan en hospital a doctora con 8 meses de embarazo; dejan cadáver en el baño”.

Ciudad de México: “Invita a beber a una joven, la mata y la corta en pedazos”.

Coahuila: “La jovencita perdió la vida a manos de su esposo; todo porque le reclamó que llegara borracho”.

Colima: “Ultima a su esposa, agrede a sus hijas y después se quita la vida”.

Durango: “Dejó que su pareja violara y matara a su bebé”.

Estado de México: “Prefiero que mis perritos se coman la carne a que ellas sigan respirando mi oxígeno”.

Guanajuato: “Madre sacó a su hijo de un anexo; llegan a casa y la mata a golpes”.

Guerrero: “Violan y privan de la vida a una menor de 15 años”.

Hidalgo: “Mata a su esposa porque llegó a su casa de madrugada”.

Jalisco: “Halla muerta en el Semefo a su hija de 14 años”.

Michoacán: “Violó y mató a una bebé de 11 meses”.

Morelos: “Matan a universitaria y la meten dentro de un baúl”.

Nayarit: “Fue a visitar a su novia; la mata y luego se suicida”.

Nuevo León: “Mató a su novia embarazada porque pensaba que el bebé que esperaba no era suyo”.

Oaxaca: “Acudió con brujo para saber quién le había robado una memoria usb… y terminó violada”.

Puebla: “No soportó que su novia lo terminara y le arrojó ácido en la cara”.

Querétaro: “Encuentran cadáver de mujer con un bebé en brazos”.

Quintana Roo: “Metió en la cajuela de su auto a su novia tras una pelea”.

San Luis Potosí: “Secuestró, violó y embarazó a niña de 12 años”.

Sinaloa: “La mató su suegro a balazos”.

Sonora: “Mata a hachazos a su esposa mientras dormía”.

Tabasco: “Violan y matan a una anciana dentro de una iglesia”.

Tamaulipas: “Mató a universitaria; era su primo”.

Tlaxcala: “Hallan mutilada y calcinada a joven de 21 años reportada desaparecida”.

Veracruz: “Fue a una entrevista de trabajo y desapareció; ayer la encontraron sin vida”.

Yucatán: “Mató a su pareja de 16 años y dejó el cuerpo en un terreno baldío”.

Zacatecas: “Cinthia se dirigía a su escuela, pero nunca llegó; su cuerpo fue hallado en un arroyo”.

Y, estoy segura, que este 8 de marzo matarán a nueve mujeres más. ¿Feliz Día de la Mujer? Antes de felicitarnos, revisen por favor la historia. Este día, las mujeres seríamos más felices si se legalizara el aborto en el país (y no como en Nuevo León que los legisladores ya aprobaron la criminalización); seriamos más felices si no violaran cada cuatro minutos a una mujer, seríamos más felices si no nos estuvieran matando. Seríamos más felices si este año no rebasamos la cifra de feminicidios del 2018: 3 mil 580 en todo México.

Karen Villeda
Karen Villeda es escritora. Ha publicado un par de libros para niños, dos de ensayos y cuatro poemarios. En 2015 participó en el Programa Internacional de Escritura de la Universidad de Iowa. En POETronicA (www.poetronica.net) explora la relación entre poesía y multimedia. (Ah, y tiene un gato llamado León Tolstói.)