Helena Hauff: neblina, filo y aspereza en la pista de baile

La dj y productora alemana vuelve a CDMX para recetarnos uno de esos sets que le han ganado la fama como una de las DJ más emocionantes del planeta

Helena Hauff en CDMX
Foto: Fabian Hammerl / Cortesía Rockets

En un texto que hallé recientemente sobre la dj y productora alemana Helena Hauff se refieren a ella como “uno de esos fenómenos que le ocurren de vez en cuando al techno contemporáneo”. Aludían así al fenomenal arranque que había tenido en el mundo de la música electrónica. De esos que hicieron preguntarse a todo el mundo quién rayos era Helena Hauff.

Si bien el mundo supo de ella con los tres tracks incluidos en su EP debut, Actio Reactio, publicado hace poco más de cinco años por Werkdiscs —el sello de Actress—, ella tenía ya una sólida carrera como dj en su natal Hamburgo, donde, además, organizaba la noche Birds and Other Instruments en el club Golden Pudel.

La gente que seguía a Helena desde entonces sabía lo que los demás fuimos descubriendo poco a poco: que su sonido como DJ —y que más tarde sería uno de sus sellos como productora— era difícil de categorizar y que lo suyo era más bien oscilar entre géneros como el electro, el acid, la dureza industrial o el techno de Chicago, además de combinarlos de manera obsesiva, genial, intensa…

Pronto descubrimos que la intensidad y la crudeza iban a ser también dos de sus rasgos característicos. Aquel primer lanzamiento eran tres fragmentos de sus exploraciones con las máquinas y los sintetizadores análogos, grabados en una sola toma. El caso es que entre aquel lanzamiento y alguno de sus EPs más recientes, como por ejemplo, Have you been there, have you seen it, de hace año y medio, o su magnífico y crudísimo álbum Qualm, del año pasado, Helena Hauff ha ido construyendo una base de seguidores que han caído rendidos ante el espíritu nocturno y sombrío de su música.

Aunque vale la pena mencionar que ella es menos darksss de lo que muchos de sus fans creen: en una charla de hace unos meses con The Guardian, decía que su uso abundante de ropa negra es una decisión inconsciente y que probablemente tiene que ver más con una intención por ocultar las manchas de jitomate. Magnífico sentido del humor, intensidad y un gusto impecable por los sonidos neblinosos, ásperos o afilados conforman una fórmula muy suya que obliga a caer rendidos y sudorosos ante sus sets. ¿Lo dudan? Vayan a atestiguarlo con sus propios oídos la noche del viernes 18 en el Normandie.

Esa noche también tocarán: 1) Darwin, responsable de organizar las legendarias fiestas REEF en Berlín —donde han tocado Ben UFO, Objekt, Pinch, Kode9…— y de dirigir el sello SPE:C, cuyos lanzamientos cultivan cierta estética sci-fi sin descuidar los bajos poderosos, y 2) Justine, una productora, vocalista y dj fuertemente influida por el new wave, el post punk, el industrial y que además tiene otro proyecto, Permanent Wave, que sugerimos escuchar.

Más música que podría interesarte:

Jesús Pacheco
Ha compaginado literatura, música y periodismo desde sus días universitarios. Ha sido columnista de asuntos musicales en el diario Reforma, Afterpop y en Noisey. Tiene dos libros de ficción publicados: La sonrisa del gato Félix y Un hombrecillo en mi cabeza, escritos con sendas becas del Fonca y menos musicales de lo que desearía. Actualmente es editor general del diario máspormás.