Otra vez la contaminación

contaminación del aire
Foto: Cuartoscuro.

La contaminación del aire es una de las principales causas de enfermedad y muerte prematura en el mundo, en donde México se ubica como el segundo país con mayor número de muertes por contaminación atmosférica de toda América Latina y, de acuerdo con un estudio publicado en el European Heart Journal, se estima que hoy en día mueren más personas por contaminación que por fumar.

Te recomendamos: ¿Para qué autos aplica el segundo día de doble Hoy No Circula?

Y no es solo la Ciudad de México, sino que la mala calidad del aire nos está asfixiando en todo el país. Cifras publicadas por el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo muestran que tan solo durante 2017, 14,288 personas fallecieron por causas relacionadas con la contaminación del aire derivada del uso de transporte terrestre en las 20 ciudades más grandes del país.

Por increíble que parezca, la urbe con la mayor tasa de mortalidad por contaminación no es la Ciudad de México, sino Monterrey, Nuevo León; mientras que Guadalajara, Jalisco; León, Guanajuato; y Puebla, Puebla, también son parte de esta lista, aunque desgraciadamente es imposible realizar una evaluación de la calidad del aire a nivel nacional, pues varias ciudades decidieron por alguna razón no presentar sus reportes de monitoreo ambiental.

Lo más preocupante es que en las ciudades en las que no se lleva un registro ambiental, como Chiapas, Campeche, Mérida o Aguascalientes —mencionadas en el Informe Nacional de Calidad del Aire del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático—, desconocen si es necesario implementar una contingencia o si la ciudadanía tiene que tomar algunas precauciones.

Te puede interesar: ¡Es oficial! Suspenden clases en la CDMX por contingencia

Ante la emergencia, han surgido en Facebook grupos con el fin de organizarse y sembrar árboles en diversas colonias. También hay empresas que han optado por la flexibilidad del home office con el fin de disminuir la cantidad de vehículos en circulación, en tanto que miles de personas más hemos comenzado a ser mucho más conscientes de nuestra “huella” climática. Desgraciadamente, las acciones individuales, aunque suman, no terminarán por resolver esta crisis, y menos ante un gobierno que sigue priorizando el carbón como fuente de energía o construir una nueva refinería, en vez de apostar por energías renovables. Pero aún estamos a tiempo.

En un principio, el problema podría parecer local o regional; sin embargo, el reto que representa combatir la contaminación del aire requiere de políticas públicas enfocadas en la concientización, prevención y acción para combatir un mal que lleva años haciendo de nuestro aire algo irrespirable.

También lee: ¡Cuídalos mucho! Protege a tus mascotas durante la contingencia ambiental