La idea de los restaurantes al aire libre en CDMX no es nueva ni única, sino que ha implementado en ciudades de varios países como una forma de volver a la “nueva normalidad”, de apoyar a la golpeada industria restaurantera y hacer más seguro para los comensales el salir a comer en tiempos de la pandemia de covid-19.

El 30 de junio pasado, un día después de la activación del semáforo naranja en la ciudad, el gobierno capitalino lanzó un programa para acompañar a los restaurantes en su reapertura a los comensales: Ciudad al aire libre, el cual contiene los lineamientos para que los restaurantes de la CDMX ocupen algunas partes del espacio público —como banquetas, estacionamientos y terrazas— para colocar mesas en el exterior.

Te recomendamos

“En el espacio público la probabilidad de contagio es menor que en espacios cerrados, por eso es que es importante pensar en formas de utilizar este espacio abierto para ir reactivando paulatinamente la actividad comercial que tanto hace falta posterior a esta cuarentena y en lo que poco a poco va reactivándose todo”, dijo en entrevista Alejandra Leal, codirectora de Céntrico, una organización de especialistas en movilidad sustentable.

restaurantes al aire libre en CDMX
Superette. Foto: Leo Pérez

De acuerdo con el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), el riesgo más bajo para contraer covid-19 en un restaurante es recibir comensales al aire libre, a capacidad reducida y con una distancia entre mesas de al menos 1.8 metros. Por eso es que los restaurantes al aire libre en CDMX son una alternativa menos riesgosa.

Te recomendamos

Además de representar una opción más segura para los comensales, el objetivo del programa Ciudad al aire libre también es la alternativa para que los restaurantes puedan recibir un aforo mayor y brindar mayor seguridad a los comensales. Los locales sin espacio al aire libre solo podrán recibir el 30% de su aforo normal, mientras que los restaurantes con terrazas abiertas podrán tener un aforo del 40%. Sin embargo, todos los restaurantes que quieran participar en el programa tendrán que seguir una serie de lineamientos para su operación.

Algunas reglas de funcionamiento de los nuevos restaurantes al aire libre en CDMX. Imagen: Chilango

Y es que la relevancia de la actividad de restaurantes y locales de comida no solo es económica, sino también social; no solo son sostén económico de miles de familias en la ciudad, sino que son lugares de recreación, encuentro y disfrute. “Los restaurantes, los cafés, todo el comercio tiene una importancia básica para promover usos mixtos en la calle —explica Alejandra—. Estos usos mixtos hacen que la vida en la calle sea más vibrante (…) son atractores de vida pública y economía local”.

Monsieur Croque. Foto: Leo Pérez

Pero esta transformación de los restaurantes también ha transformado las calles chilangas. “Los restaurantes no solo están utilizando materiales como vallas, sino que han instalado jardineras, por ejemplo —dijo Alejandra—. Creo que necesitamos más vegetación en nuestras calles y eso también puede ser muy positivo”. Y agrega: “sería muy positivo que los espacios que están afuera de los negocios pudiera utilizarse públicamente sin consumo obligatorio”.

Te recomendamos

Otra área de oportunidad es el uso de los espacios de estacionamiento, uno nuevo que tengas más beneficios sociales y económicos para todo la ciudad que un coche estacionado todo el día. “Un cajón de estacionamiento ocupado por un vehículo representa un desperdicio en términos de vida pública. Ahí pueden caber dos mesas, pueden estar distintas personas a lo largo del día”.

De hecho, el Plan de movilidad para una nueva normalidad del gobierno mexicano incluye cuatro ejes esenciales: salud, seguridad, sustentabilidad y solidaridad, en el cual entra el uso de estacionamientos y calles para el consumo local.

Foto: Leo Pérez

Sin embargo, también hay retos en cuanto a la vigilancia de cómo se está utilizando el espacio público.

La oposición a los restaurantes al aire libre en CDMX

Luego de que el gobierno de la Ciudad de México lanzara el programa Ciudad al aire libre, el Café El Olvidado —ubicado en el centro de Coyoacán— hizo su registro en línea como indicaron las autoridades y obtuvo un permiso para colorar mesas afuera del local. Sin embargo, algunos vecinos se quejaron de la instalación de dichas mesas y sillas en el parque de enfrente. El café retiró las mesas, pero el caso dejó dudas acerca de la aplicación del programa.

Foto: Café El Olvidado/Cortesía

El director de Desarrollo Económico y Sustentabilidad de la alcaldía Coyoacán, Hugo Nicolás Pérez González, dijo a Chilango que la administración local acordó con gobierno central y la Secretaría de Movilidad (Semovi) verificar qué áreas de la demarcación podrían sumarse al programa y concluyeron que el centro de Coyoacán quedaría fuera debido a que no reúne las condiciones para evitar concentraciones de gente, pues la mayoría de las banquetas son angostas.

Esta decisión dejó a Café El Olvidado y otros más sin la posibilidad de instalar mesas al exterior.