La cocina inexplorada de Can Can, el gastropub de la Roma

Acá los cubiertos no siempre son necesarios. Prohibido fresear.

Foto: Ollin Velasco

SI has escuchado hablar de Can Can, seguro habrá sido sobre sus drinks, sus noches de stand up o DJs, su aire retro y hasta su futbolito. Pero casi nadie habla de su comida y eso es medio grave. A poco más de un año de que abriera, su carta ya es un arsenal bastante inexplorado de pura cosa buena. Y pues no se puede quedar así.

Cualquiera podría pensar que, por estar ubicado en una de las zona más turísticas de la colonia Roma, el lugar es caro. Pero no. Tampoco es que tenga los precios de tu fondita de cabecera, pero para la calidad de la comida y tragos que venden, está muy accesible.

Foto: Ollin Velasco

Si vas, olvídate de la pose. Can Can es un sitio para que te relajes y, con toda la tranquilidad del mundo, revises los alimentos y bebidas que ofrecen, elijas algo para botanear o para comer en forma, y verdaderamente disfrutes de las instalaciones y de tu tiempo ahí. Prohibido fresear.

Básicamente, hay de dos: pedir algo de la carta o elegir el menú del día. En cualquier caso, algo que notarás de inmediato es que los ingredientes te sabrán más intensos de lo normal. Esto es porque todo lo preparan en casa. Ni la cátsup, ni la mayonesa, ni los encurtidos, ni las pastas se compran. Sus insumos son frescos, van de la cocina a tu plato.

Foto: Ollin Velasco

Si planeas tomarte una cerveza y picar algo, podrías empezar con sus fish & chips ($150), el mac & cheese ($115), las papas ali oli con queso feta ($115) o el que para muchos es el platillo estrella: el sándwich de grilled cheese con longaniza, cheeddar, escabeche de cebolla y jalapeños caseros ($145).

Las coliflores fritas con mayonesa de gorgonzola ($90) son tan obligatorias como el pollo frito empanizado con salsa de plátano macho, dátiles, tamarindo y limón confitado ($100). Y para beber, hay también de dónde escoger: desde chelas artesanales, hasta cerca de nueve cocteles de la casa (la mayoría son clásicos).

Foto: Ollin Velasco

Ahora hablemos del menú del día: es una chulada. Se trata de cuatro tiempos (sopa, ensalada, plato fuerte y postre) que sirven entre semana, de 13:00 a 17:00, y que cuesta $160.

Siempre le meten mucha imaginación y se anuncia diario en las historias de Instagram de Can Can. Sin duda, es una buena opción para todos los amigos godínez que trabajan en la zona y están un poco hartos de los puestos de tacos en la calle.

Foto: Ollin Velasco

Recuerda que no abren lunes; que los martes hay stand up en vivo, los viernes y sábados DJs; que este lugar no cobra covers, pero sí precisa de reserva para los eventos, y que puedes estar seguro de que lo que te comas o tomes es resultado de todo un proceso creativo que ocurre tras bambalinas, en la cocina.

Can Can no es un bar, ni un restaurante, ni un foro artístico. Es todos y ninguno a la vez. Es un gastropub con muy buena onda y con una carta para monchear bastante a gusto.

Foto: Ollin Velasco

Can Can

Dónde: Calle de Durango 175, Roma Norte.
Horarios: Martes a sábado, de 13:00 a 02:00h.
Cuánto: $270, promedio. Efectivo y todas las tarjetas de crédito.