Ya es oficial: el COVID-19 nos mandará a nuestras casitas durante todavía un mes y que los afortunados que podemos resguardarnos tendremos algo de tiempo de sobra entre las manos. De manera que habrá que tener paciencia, pero no te preocupes, que para hacerlo más llevadero, acá te enlistamos las películas musicales que debes de checar.

Comencemos aclarando una cosa: al decir películas musicales no nos referimos a las biopics, los documentales, ni a los musicales de teatro que se han adaptado para la pantalla grande. No, nos referimos a esas cintas donde la ficción se adapta a la obra de uno o varios artistas y donde la música tiene un papel preponderante.

También lee: Estas son las biopics musicales que nos faltan

Las hay de diferentes tipos, pero las películas musicales son por lo general muy cercanas a la ópera rock. Muchas veces retoman discos de este tipo, donde los artistas plantean una obra redonda a través de todo el álbum, y añaden la parte histriónica que puede ser actuada o animada.

Lo cierto es que, aunque algo elusivas a las etiquetas, las películas musicales son un producto bastante completo que muchas veces funciona como puerta de entrada a la obra de magistrales artistas. Por esta razón, aquí te compartimos un breve compendio que te hará más amena la cuarentena.

The Blues Brothers

Hay una versión del año 2000, pero la chida es la de 1980. Dirige John Landis y actúan Dan Aykroyd y James Belushi, o sea, ochentas hasta el tope. La cinta sigue a los hermanos Jake y Elwood Blues, dos hermanos huérfanos con una misión de Dios: salvar el orfanato donde crecieron. Y para ello, recorren el país reuniendo a los integrantes de su extinta banda de blues.

La cinta cuenta con la aparición de estrellas de la música como Aretha Franklin, Cab Calloway, John Lee Hooker, Ray Charles, entre otros, dejando un excelso banquete de números musicales en la travesía de los hermanos.

Interstella 5555 The 5tory of the 5ecret 5tar 5ystem

El video de “One more time” de Daft Punk verdaderamente marcó la historia de los videos musicales y mucho más emocionó cuando nos enteramos que pertenecía a un película de anime.

La dupla de franceses, siempre visionarios, mandó hacer un largometraje al popular estudio de animación japonés Toei Animation, donde el eje rector es Discovery, su segunda placa.

La historia es sencilla: una banda musical de extraterrestres es secuestrada por un avaricioso productor musical que los explota, para luego ser rescatados por un héroe en un relato cuyos capítulos corresponde al tracklist del disco. Una chulada.

Pink Floyd The Wall

No podíamos no mencionarlo en nuestro conteo de películas musicales, definitivamente. Se trata de una de las cintas más influyentes de la historia de la música a cargo de los íconos del rock progresivo, Pink Floyd.

Dirigida por Adam Parker, este largometraje presenta la historia de Pink, una decadente superestrella de rock que repasa su vida encerrado en una habitación de hotel. Desde su infancia reprimida, pasando por sus fracasos amorosos y su vida en el exceso.

Uno de los mejores rasgos de esta cinta es que combina la animación con secuencias live action. Todo un viaje.

Quadrophenia

De las películas musicales que también se basó en un disco de ópera rock, esta vez en el propio Quadrophenia de The Who. La historia es la de Jimmy, un mod (subcultura inglesa de los años 70), que gusta de andar en su motoneta, vestir elegantemente y agarrarse a trancazos con las pandillas locales de rockeros en Londres.

Drogas, música, excesos y vida salvaje es lo que explora esta cinta donde, curiosamente, vemos una de las primeras incursiones en el cine del músico integrante de The Police, Sting.

Edén

Pasó un tanto desaparcibida, pero no para nuestro conteo de películas musicales. Edén es una cinta que sigue a Paul Vallée, un estudiante francés de literatura que deja la universidad para seguir su sueño de ser DJ de música house. Aunque al principio goza de algo de éxito, con el paso de los años las deudas, las drogas y el desenfreno le pasan factura hasta dejarlo en la ruina.

Lo chido de esta cinta es que, paralelo a la historia de Paul, aparece también la de dos franceses, Guy-Man de Homem-Christo y Thomas Bangalter, a.k.a Daft Punk sin cascos.

Moonwalker

Michael Jackson era un showman completo y en ese sentido, también innovó en el cine con esta recolección de historias cortas que presentó bajo el nombre de Moonwalker.

Se estrenó en salas en 1988 y, mediante extractos de videoclips de MJ (otro formato audiovisual que super-dominaba), cuenta un poco de la biografía del músico y bailarín. Este largometraje antológico retrata a MJ en la cúspide de su carrera, cuando se erigió como uno d de los genios creativos de la cultura pop.