Breve guía para sobrevivir al apocalipsis (contaminación) chilango

Esta información sí cura ⚕

protegerse de la contaminación
FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO.COM

Ante las condiciones ambientales actuales, muchos chilangos nos hemos hecho la misma pregunta: cómo protegerse de la contaminación de manera eficiente durante estos días.

 También lee: ¡Cuídalos mucho! Protege a tus mascotas durante la contingencia ambiental

Aunque la solución para este problema va más allá de las acciones individuales, hay formas en que puedes aminorar los riesgos para la salud que esta contingencia representa. Desde cómo filtrar el aire en casa sin gastar toda la quincena, hasta alimentarnos adecuadamente para cuidar nuestro sistema respiratorio.

Cinco formas para protegerse de la contaminación en la CDMX

La contaminación del aire es uno de los principales factores cancerígenos; es particularmente dañino para los niños y adultos mayores. Los síntomas más comunes suelen ser; irritación en ojos y garganta; cansancio y dolor de cabeza, pero a largo plazo; también se pueden desarrollar enfermedades respiratorias, en especial si tienes predisposiciones.

Por eso es importante tomar las precauciones adecuadas para protegerse de la contaminación en la CDMX. Aquí te dejamos algunos consejos que pueden ayudar a cuidar tu salud dentro y fuera de casa.

 También lee: ¿Harto del calor y la contaminación? Regálale un árbol a Chapultepec

6Adopta una planta

Las plantas oxigenan el aire y regulan la temperatura, pues son humidificadores naturales que consiguen equilibrar el nivel de humedad en el ambiente. Gracias a esto, las plantas adecuadas pueden ayudar a purificar el aire en casa y también a generar un ambiente más fresco. Al tomar las partículas contaminantes del aire, las plantas las convierten en oxígeno que suele ser el ideal para espacios cerrados (interiores).

Entre las especies que puedes conseguir para protegerse de la contaminación se encuentran a flor de paz, la palmera china, el potus, la palma de bambú, ficus, la palma areca, la hiedra inglesa, el tronco de brasil y la lengua de tigre son especies que la propia NASA recomienda con esta finalidad. Lo mejor es que las puedes encontrar en el Mercado de Cuemanco, en los Viveros de Coyoacán y Xochimilco, o en el Mercado de Flores de San Ángel.

 También lee: La SEP analiza suspender clases por contaminación en la CDMX

5Crea tu propio filtro de aire

Una de las maneras más eficientes para protegerse de la contaminación es comprar un buen purificador de aire para la casa y la chamba. Si los recursos no más no dan o si ya te enteraste de que ya se acabó el abasto en Amazon, también puedes hacerlo tú mismo.

Solo necesitas un ventilador y papel de filtro con doble pantalla que puedes conseguir en las papelerías a gran escala. Eso sí, recuerda cambiarlo constantemente durante el día. Ahora que si quieres evitar moverte de un lado a otro, acá te venden un set completo para que lo armes tú mismo.

 También lee: Por qué hace tanto calor y cómo refrescar la CDMX

4Cera de abeja para protegerse de la contaminación

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por La Miscelánea (@lamiscelaneaoax) el

Otra forma para protegerse de la contaminación de manera natural es quemar velas de cera de abeja. Estas producen iones negativos al quemarse, mismos que neutralizan los contaminantes en el aire y además puede ayudar para quienes sufren problemas respiratorios como asma. Así que si utilizas velas de parafina, considera cambiarlas durante esta contingencia ambiental en la CDMX.

 También lee: No corro, no grito, no empujo, no respiro

3Cuida tu dieta durante la contingencia ambiental en la CDMX

Las partículas contaminantes pueden privar a tu cuerpo de antioxidantes. Algunos estudios señalan por ejemplo que el consumo de frutas y vegetales tiene un efecto benéfico en la respuesta inflamatoria.

Entre ellos, una investigación británica de 2018 de BioMed Central encontró evidencia de que los carotenoides, la vitamina D, la vitamina E y la vitamina C, entre otros, pueden proteger contra ciertos daños. Igualmente, otra investigación de 2009 sobre menores en México del Instituto Nacional de Salud Pública señaló que “el consumo de frutas y vegetales y la adherencia a una dieta mediterránea tiene un efecto benéfico en la respuesta inflamatoria y en la función pulmonar de niños con asma en la Ciudad de México”.

 También lee: La guía godín para combatir al calor y no morir en el intento

2Tapa la carita de la contaminación en la CDMX, aunque esté toda bonita

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Chica Yeyee (@chica_yeyee_tienda) el

Una de las medidas que todo chilango debería tomar para protegerse de la contaminación es invertir en una una mascarilla que filtre las partículas PM 2.5. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la acción de estas partículas es tan nociva porque su tamaño les permite atravesar los alvéolos pulmonares y llegar hasta la sangre, por lo que no se trata de un cubrebocas cualquiera, sino uno especial sin ninguna apertura.

Las máscaras anti contaminación son aditamentos que filtran el aire que respira una persona para evitar que ingresen partículas nocivas a su cuerpo. Un estudio realizado por el Centro de Ciencias Cardiovasculares de la Universidad de Edimburgo declaró que su uso “tiene el potencial de proteger a individuos susceptibles y prevenir eventos cardiovasculares en ciudades con altas concentraciones de contaminación del aire ambiente”.

Lo mejor es que son bastante fáciles de conseguir. Por ejemplo, el catálogo de Mercado Libre y Amazon tiene piezas que van desde los $100 hasta los $1,500.

 También lee: Consejos de tía para cuidar tu carita (toda bonita) del sol

1Más consejos para protegerte de la contaminación en la CDMX

Por supuesto que para protegerse de la contaminación en la CDMX, no hay nada mejor que seguir las recomendaciones oficiales y seguir al tanto de los anuncios oficiales. Recuerda que en Chilango tenemos toda una cobertura especial hasta el momento.

 También lee: ¿Pájaros muertos? Así supimos de la contaminación hace 30 años