Su rareza es el mejor atributo de Bacal apericena. Destaca su ubicación, a la mitad de un eje vial concurrido; sus enormes paredes de vidrio doble (que dejan pasar las luces citadinas pero no los sonidos; la música experimental y nostálgica como la guitarra de Marisa Anderson (no se podía esperar menos del dueño, Eric Namour, divulgador de música experimental), su carta de vinos y su barra (libre) de comida. En realidad no se parece a ningún bar de la ciudad.

También checa: El rifadísimo show de cabaret de Las Reinas Chulas

Lo rifado de Bacal Apericena

Bacal Apericena
Foto: Lulú Urdapilleta

La dinámica es apericena: comida gratis para picotear mientras te tomas una(s) copita(s). Hay vinos franceses, naturales y mexicanos desde $90 por copa, mezcales, whisky premium, cervecitas y cocteles con o sin alcohol. Recomiendo el Beqaa, con ginebra, jarabe de albahaca y arúgula, limón, agua de rosas y pepino ($140) y el Bacal Ginger Beer, sin alcohol ($35). Sobre la barra hay hummus, pan, alguna pasta… el menú cambia pero el estilo —mediterráneo medio oriental— y la calidad se mantienen. Te sirves y pagas lo que quieras (por la comida). Apericena es una idea italiana de tomar aperitivos antes de cenar, aunque en realidad quedas satisfecho.

Lo chafa de Bacal Apericena

Bacal Apericena
Foto: Lulú Urdapilleta

Solo abre (por ahora), de jueves a sábado y un domingo al mes (para el brunch). Es un lugar tan bonito que quisiéramos tenerlo disponible siempre, pero también en la libertad de sus horarios radica su encanto.

Lo inolvidable de Bacal Apericena

Bacal Apericena
Foto: Lulú Urdapilleta

Es un bar generoso. No solo porque le dejan al comensal la confianza de comer con libertad y pagar lo justo, sino porque Eric comparte su espacio con los brazos abiertos. Cada sábado hay un cocinero invitado y el menú tiene un costo fijo (bastante accesible). Por lo regular son cocineros amateurs, gente que cocina rico y no tiene un espacio fijo para ofrecer cenas. También hay colaboraciones musicales y el ambiente es delicioso. Como comensal, Eric siempre te hará sentir la persona más importante del bar. Es fácil volver (y volver) a Bacal.

Checa: Mucho ron y felicidad tropial en Waikiki Tiki Room

Bacal Apericena

Dónde: Baja California 158, Roma Sur
Horarios: jue-sáb: 18-01 h
Cuánto: $$$ ($500-$900), tc: todas

Si te gustó Bacal Apericena, checa otros nuevos bares en CDMX