Bares de vino, bares tiki, antros extravagantes, jardines hermosos, cervecerías secretas… Las novedades en la escena nocturna de la ciudad están variaditas, así que aprovecha el fin de semana largo y vete a uno de estos nuevos bares en la CDMX. ¡Salud!

Los nuevos bares en la CDMX

1Corazón de tinto

Foto: Lulú Urdapilleta

Es un bar para todos: los amateurs, los esnobs y los que se emocionan con la frase “abrimos un vinito, ¿no?”. La carta ofrece alrededor de 50 etiquetas. Si le sabes, puedes elegir solo. Si no, Claudia (quien siempre está detrás de la barra) te explica y recomienda algo en los términos que quieras —fáciles o técnicos—. Para comer hay carnes frías y quesos, aunque puedes pedirle comida a cualquier restaurante de Terminal Juárez.
Lo rifado: tiene la garantía de haber sido curado por Pablo Mata, quien fue sommelier de Pujol durante cinco años.
Lo chafa: ¡cierra temprano!
Lo inolvidable: si vas en jueves o sábado, Pablo te atenderá y explicará el vino que quieras. Además: ¡es pet friendly!

Segundo piso de Terminal Juárez (Versalles 88, Juárez), lun-dom: 13-00 h, $$$ ($500-$900), tc: todas.

2Waikiki Tiki Room

Foto: Lulú Urdapilleta

Estar aquí se siente como soñar que viajas a La Polinesia donde no hay problemas bajo los rayos luminosos del sol y el aroma a coco. O tal vez es como ir un set de Hollywood de los 50 con mucho ron y el ukelele de Israel Kamakawiwo’ole de fondo. Un chapuzón en la cultura tiki: eso es lo que ofrece este bar con aire melancólico. Uno de los nuevos bares en la CDMX que hay que conocer por sus tragos.
Lo rifado: ¡la coctelería! Diseñada por Giovanni Bulnes, con muchos rones, cítricos, frutas y combinaciones raras.
Lo chafa: la comida, muy cuidada por Tomás Bermúdez, no se siente como la perfecta compañera de los cocteles tiki, le falta , el servicio es poco amable y necesitas reservación.
Lo inolvidable: Drink of the Gods, con mezcla de rones, jarabe de maíz y cacao y tintura de vainilla. Es parte de la colección de tragos de otros bares tiki en Nueva York y Los Ángeles.

Orizaba 115, Roma Norte, mar-dom: 17-02 h, $$$ ($500-$900), tc: todas.

3Speakeasy cervecero

Foto: Lulú Urdapilleta

El primer bar secreto de cerveza en la ciudad es un viaje a los 20, cuando el alcohol estaba prohibido y surgieron lugares donde clandestinamente se vendían destilados y cerveza. Es un pequeño lugar para máximo 15 personas con una oferta única: tres o cuatro estilos de chelas de barril prácticamente imposibles de conseguir en México (pruébalas todas). Para acompañar elige el pastrami con papas a la francesa ($189), un antojo grasabroso perfecto para chelas poderosas.
Lo rifado: Para entrar al lugar hay que resolver un acertijo.
Lo chafa: Siempre se agradece que haya más variedad de cerveza.
Lo inolvidable: Encontrarás sabores de chela que seguramente no habías probado.

En un lugar secreto dentro de Hop The Beer Experience 4 (Ejército Nacional 622, Col. Polanco), lun-miér: 18-23 h, jue-sáb: 18-2 h, dom: 18-22 h, $$ ($200-$500), tc: todas.

4Cervecería Yeccan

Foto: Jessica Sauza

La cerveza artesanal vive su mejor momento en la ciudad: tap rooms, terrazas y speakeasy cheleros se han adueñado de la escena nocturna y Cervecería Yeccan se ha unido a la tendencia. Su encanto radica en ser restaurante por las tardes y bar por las noches. Por su selección de chela es uno de los nuevos bares en la CDMX que hay que conocer.
Lo rifado: hay más de 20 líneas de cerveza, nacionales o importadas, que cambian cada mes. Además, el ambiente del lugar es tranquilo, sin escándalo.
Lo chafa: No exhiben los precios de sus cervezas en el pizarrón, puedes sorprenderte cuando llegue la cuenta y te cobren un vaso en $150.
Lo inolvidable: Las croquetas, los calamares y el sándwich de cerdo se salen —para bien— de las típicas botanas de cervecería.

Calle de Chiapas 208, Col. Roma Norte, mié–sáb: 14–00, dom: 13–19 y lun: 14–00, $300–$500, Tc: todas.

5

6Hilaria Jardín

Foto: Leo Pérez

Es una hermosa rareza que bien entra en las categorías: terraza, tap room, restaurante y speakeasy. Se encuentra en el apartamento 908, dentro de un edificio donde abundan negocios de reparación de lentes. Adentro hay más de 15 líneas de cerveza artesanal mexicana (Morrigan, Cervecería Insurgente, Hércules, Madrina, Cyprez, Escollo…). El lugar ideal para echar las cheves domingueras o precopear antes de agarrar la fiesta en alguno de los bares cercanos. Además, hay riquísimos snacks para el bajón, desde pizzas con chapulines hasta hamburguesas con tuétano. Lo chafa es su horario, pues debido a su ubicación, debe de cerrar temprano.

Bolivar 21, Departamento 908, Col. Centro Histórico, mar–mié: 13–21, jue–sáb: 13–23, dom: 12–19, $200–$300, Tc: todas.

7Rico Club

Foto: cortesía

Rico no es un bar, un arrabal o una discoteca. Por momentos, nos regresa a los días de gloria en La Sacristía o las primeras noches de baile interminable en El Marra. Aquí el ambiente lo marcan los asistentes, las filas interminables garantizan ritmo y diversión. En la primera planta (lo llamaremos El Salón del Perreo), una barra, el dj residente y el tubo —sí, hay un tubo de pole dance— bastan para que el trap, perreo y reguetón (de la vieja escuela) se apoderen de los parroquianos. Una escalera conduce a las dos barras y tarima donde se dan cita Drags consagradas. La recomendación es ir con amigos a disfrutar con chela en mano de la última planta, una improvisada terraza. Aquí el calor, antiguo habitante del lugar, no tiene acceso. Ven a echarte el cigarro, la música electro y house o las nuevas rolas de Sailor Fag. Un imperdible entre los nuevos bares en la CDMX.

Niza 45, Juárez, 19:00-03:00, $100-$200, jueves no cover, después de las 22:00.

8Warhol

Foto: Pexels

Un speakeasy más en avenida Tamaulipas. Vamos a ver. Reservé antes para asegurarme de que hubiera lugar. Llegué con mi código secreto al Wings Factory. Nadie me pidió el dichoso código, bastó con decir: “Vamos a Warhol”. “Dios, no –dije al subir las escaleras al fondo del local–, espero que esa no sea la música”. Sonaba como techno del chafa, ensordecedor. La sala, negra con luces neón, vacía. “¿No es aquí, verdad?”, pregunté. “No –me dijo el cadenero–, suba otro piso”. Detrás de una luminosa puerta de refrigerador llena de botellas de cerveza estaba la terracita. Linda, pero cero prendida. Música aburridona (al parecer solo hay de dos: estridente o sosa) y vacía. Cero ambiente. Un trago, el Orange Disaster, con gin, jugo de limón, naranja y albahaca macerada. Decente, caro, nada del otro mundo. Vamos a otro bar, gracias.

Tamaulipas 136, Condesa, jue-sáb: 07:00-02:00, $200, tc: todas.

9Discoteca

Foto: Discoteca

Otro imperdible entre los nuevos bares en la CDMX que hay que conocer. Al entrar a Discoteca los viernes, la promesa de sus noches de extravaganza se cumple: drag queens, tragos minuciosamente preparados, una selección musical que funciona para hacer gala del outfit más elaborado y el dominio del abanico en la pista. Los parroquianos adictos a los sonidos más glam, la ginebra sofisticada o el Moët encontrarán en este lugar de Palmas un nuevo refugio. Al estar un tanto alejado de los principales puntos de encuentro en la Ciudad de México, los asistentes entran enseguida en un mood de exclusividad. Dos barras atendidas por bartenders (que fácilmente pasan por modelos) ofrecen gin, vodka y tequila. Mención especial para los shots inspirados en las divas del pop: Madonna, Britney, Gaga y otras. Por ahora su cadena fluye rápido (previa reservación). Saca tus mejores pasos y libera la bestia nocturna que pudiste ser en los 80 o en el Estudio 54.

Paseo de las Palmas 810, solo viernes a partir de la media noche, acceso $250 ($300 con tarjeta), cuenta promedio $1,000, tc: todas.

Si esta selección de nuevos bares en la cdmx no es suficiente, checa nuestra sección y encuentra tu tugurio favorito.