Visita la expo Zona de indiferencia, donde el tiempo y el destino hacen arte

El Museo de la Ciudad de México tiene una exposición en la que el autor y la obra no son tan importantes: ‘Zona de Indiferencia’. ¿Ya la viste?

¿Alguna vez te has preguntado qué o quién determina si una obra es bella, valiosa o importante? Estas son algunas de las interrogantes que se plantean en la exposición Zona de indiferencia del artista Mario Palacios Kaim. Incluso la autoría se pone en duda con estas piezas.

Y es que las piezas de esta exposición nacen de la coincidencia, la sincronicidad y el destino. Es decir que importa el proceso más que el resultado para entender la obra. Incluso, importa más el paso del tiempo para la formación de la obra, ya que muchas de ellas están realizadas a través de la solarización ―el proceso de la decoloración o impresión por medio del sol―, con lo que el destino también toma protagonismo.

El artista detrás de Zona de indiferencia, Mario Palacios Kaim, nació en la Ciudad de México en 1953 y en su carrera ha utilizado la geometría para crear experiencias con símbolos que muestran las fuerzas y tensiones que dan origen a las manifestaciones del mundo en el que vivimos. En sus instalaciones emplea materiales de desecho para desarrollar propuestas que reflejan el paso del tiempo sobre estos materiales, así como la interacción de la luz en la superficie de pequeños cuerpos de agua.

Fotos: Cortesía Museo de la Ciudad de México

La estética de Zona de indiferencia

Si aceptamos que la belleza no se limita a las obras de arte; incluso los materiales industriales de desecho pueden ser hermosos si los observamos desde diferentes perspectivas. En 2007, Palacios Kaim comenzó a registrar las sombras de objetos sobre tela utilizando la técnica de solarización. Desde entonces, ha explorado diversas telas, tanto de fibras naturales como sintéticas y sus mezclas, para entender su comportamiento al ser expuestas al aire libre.

En 2015, el artista descubrió en una empresa de blindajes en la Ciudad de México las placas de acero con las que creó Zona de indiferencia. Relata que observó cómo cortaban el acero para puertas, techos y pisos, y pensó: “¡Aquí está! Este es el proyecto que se relaciona con la decoloración por el sol“.

Así que estas obras cuestionan quién es el autor: ¿el que pensó en la obra, el mismo proceso solar o incluso los espectadores? El nombre de Zona de indiferencia, tiene que ver con la relativa “neutralidad” de la obra de arte frente a sus interpretaciones.

Si quieres conocer más sobre estos procesos para hacer “cosas” ―según las palabras del artista― que se convierten luego en obras de arte, lánzate al Museo de la Ciudad de México para explorar más de esta Zona de indiferencia.

Zona de indiferencia: Dónde, cuándo, cuánto
  • Dónde: Museo de la Ciudad de México
  • Fecha: Hasta el 31 de agosto de 2024
  • Horarios: Martes a domingo, 10:00 a 18:00 horas, lunes cerrado
  • Costos: $50 entrada general, $25 estudiantes, maestros e INAPAM, domingo gratis
@chilangocom

Seguro ya has pasado cerca de esta pirámide pero no le has puesto atención. 😮 #Ajoloberto nos cuenta de este tesoro prehispánico oculto en un nuevo capítulo de HistoriasChilangas, todo mientras ruletea por la ciudad. 😉 #Chilango #cdmx #ajoloberto #ajolote #ehecatl #piramide #sitioarqueologico #prehispanico #pinosuarez #metropinosuarez

♬ sonido original - Chilango

Lo más leído

Chilango Menú Footer Chilango recomienda