La FIL le entregó premio al poeta Yves Bonnefoy

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) comenzó hoy con Israel y sus letras como invitados de honor y con el reconocimiento, por primera vez, a un autor francés, el poeta Yves Bonnefoy, que fue premiado con el máximo galardón de la feria.

En su discurso, el autor consideró a la poesía como “el acercamiento más directo a la verdad de la vida” y recalcó que cada lengua tiene la suya de propia, casi imposible de traducir, única, ligada a la musicalidad y el sentido particular de cada palabra.

“La poesía ama las palabras, debe amarlas, debe reconocer y encontrar en ellas la memoria de la plena realidad existencial”, dijo en su discurso el premiado con el galardón de la FIL en Lenguas Romances 2013.

Noventa años no fueron obstáculo para que Bonnefoy (Tours, 1923) haya viajado a Guadalajara para ofrecer su visión de la actividad esencial de su vida, la poesía.

Por primera vez, resonaron en el Salón “Juan Rulfo” de la FIL las palabras en francés de un premiado, las mismas acerca de las cuales Bonnefoy celebró que no sean “el simple reflejo de una naturaleza igual en todos lados”, sino distintas en “cada nación”, en “cada lengua”.

El poeta insistió en que lo esencial de la poesía es “la relación con las palabras” y ensalzó “la belleza” de la lengua española.

“Amo las palabras en español. En aquellos años lejanos de mi lectura de (Federico) García Lorca y (Luis de) Góngora esas palabras me apoyaron en mi regreso a la práctica poética después de algunas estaciones de ejercicio en la prosa surrealista”, apuntó.

La nueva edición de la FIL que comenzó terminará el próximo 8 de diciembre y por ella se espera el paso de 700.000 personas, 1.980 editoriales, 20.000 profesionales del libro y más de 600 escritores llegados de distintas partes del mundo.

La cita editorial es la mayor de las que cada año se celebran en el mundo y en 2013 llegará a su veintisiete edición.