En la Roma Norte se encuentra un lugar que despierta la nostalgia y el deleite en cada visita: Chatita Chula. Este no es un restaurante cualquiera; es una experiencia sensorial completa, creada por los talentosos emprendedores Fran y Diego, diseñadores de moda con un profundo amor por los sabores auténticos y la estética en la gastronomía.

La esencia de Chatita Chula

Aquí, la comida trasciende el sabor; se convierte en arte. Cada tres meses, el menú sorprende con creaciones visuales tan hermosas que dudarás si comerlas o admirarlas. Este lugar es la combinación perfecta del diseño y la gastronomía, donde cada platillo refleja la pasión y creatividad de sus fundadores.

En Chatita Chula la comida es arte, prueba el terrario comestible y el osito de chocolate | Foto: Liz Basaldúa

Desayunos que remontan a la infancia: su exquisito pan francés, una especialidad de la casa, te hará viajar en el tiempo con sus sabores que evocan recuerdos de la niñez. Este cuidado en la selección de sabores y la calidad de los ingredientes es un homenaje a sus inicios como panadería, lo que destaca en cada detalle culinario.

El osito de Chatita Chula, ¡no te lo vas a querer comer!

Chatita Chula se caracteriza por su dinamismo en la oferta culinaria, presentando platillos únicos por temporadas cortas. Uno de sus más recientes éxitos es un adorable osito elaborado con café, chocolate amargo, helado de base blanca y chocolate blanco, una combinación que conquista tanto a la vista como al paladar.

Si buscas qué hacer en CDMX, síguenos enInstagram.

Una propuesta de temporada imperdible: ¡Terrario comestible!

Para abril y los meses siguientes, han creado un terrario comestible que despierta la curiosidad y el asombro. Este platillo, que rememora las travesuras infantiles de comer tierra, combina sabores y texturas de manera única: ¿Te dan ganas de comerte tantita tierra? Cuando lo veas dirás que sí. Este platillo con base de pan al estilo francés, chocolate con almendras, crema de limón, helado de frambuesa, cactus de hierbabuena y limón, todo adornado con chocolate. ¡Es visualmente maravilloso!


En Chatita Chula aman el diseño, también en la ropa

¡Ah, pero no solo es comida! Chatita Chula trasciende la gastronomía. En la planta alta, encontrarás una tienda de moda donde cada pieza, diseñada por Fran y Diego, es única. Desde sombreros hasta trajes para eventos especiales, cada artículo refleja su visión artística y su compromiso con la exclusividad.

Con su combinación de cocina innovadora y moda vanguardista, se está posicionando como uno de los espacios favoritos de la Ciudad de México. No te pierdas la oportunidad de explorar este universo de sabores y estilos; y por supuesto, de probar su icónico osito y el novedoso terrario comestible.

En Chatita Chula la comida es arte, prueba el terrario comestible y el osito de chocolate | Foto: Liz Basaldúa

Lugar: Tabasco 327, Roma Norte.

Horario: Sábados y domingos 9:00 a 15:00 h

Ticket promedio: $250 pesos

También puedes leer: Un menú del mar y cocteles refrescantes para Semana Santa