Este Viernes Santo fue testigo de las emocionantes actividades de la 181 Representación de la Pasión y Muerte de Cristo en Iztapalapa. La Macroplaza se convirtió en el escenario principal donde se recrearon pasajes bíblicos como el Juicio a Jesús, los Azotes y la colocación de la Corona de Espinas, cautivando a los espectadores con su dramatismo y devoción.

Hasta el momento, todo ha transcurrido en orden y sin incidentes destacables, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la CDMX y la Alcaldía de Iztapalapa para garantizar la seguridad y el orden durante este importante evento religioso.

En la Macroplaza del Jardín Cuitláhuac, se ha podido apreciar la emotiva escenificación de pasajes bíblicos como la Presentación ante Herodes, los Azotes y el Juicio ante Pilatos, todo ello como parte de la 181 Representación de la Pasión de Cristo en Iztapalapa.

Si buscas qué hacer en CDMX, síguenos en Instagram.

Este año, el papel de Jesús de Nazaret fue interpretado por Cristopher Gómez, oriundo del Barrio San Miguel, quien llevó a cabo una actuación conmovedora y llena de significado, recordando que solo los habitantes de Iztapalapa tienen el privilegio de interpretar este importante papel en la representación.

La 181 Representación de la Pasión y Muerte de Cristo en Iztapalapa es un ejemplo vivo de cómo estas tradiciones religiosas se mantienen vigentes y son parte fundamental de la identidad cultural y espiritual de los mexicanos. A través de esta escenificación, se busca transmitir los valores de sacrificio, redención y esperanza que representan la historia de Jesucristo para millones de personas en el país.

También puedes leer: ¿Por qué los mexicanos conmemoramos el Viernes Santo? Te lo contamos