Fueron apenas dos canciones las que Orville Richard Burrell, mejor conocido como Shaggy, ofreció para todos los chilangos, quienes están reunidos en el Flow Fest 2023. La presencia de exponente de reggae de Jamaica fue otra de las sorpresas que los organizadores le tenían a los amantes del urbano, 101 mil 200 almas.

Cuando comenzó su presentación no estaba muy claro de quién se trataba porque el audio falló por unos instantes y el micrófono del cantautor no se escuchaba, por lo que varios comenzaron a caminar a otros escenarios; pero cuando el problema se solucionó y se descubrió que estaba sonando “Angel”, todos corrieron de regreso.

La gente coreó este sencillo, uno de los más conocidos del exmarine, quien después de su paso por la Guerra del Golfo decidió dedicarse de lleno a llevar un mensaje de paz en sus composiciones. La euforia fue total con su segunda entrega. Esta, por supuesto escogió “It Wasn’t Me”, que provocó comentarios de los más lejos del escenario: “¡Sí es él, qué chido!”.

¡No te puedes perder! Flow Fest 2023: Los Ángeles Azules sorprenden al público en el escenario del festival

Un ambiente de fiesta y respeto

Los jóvenes disfrutaron de fuegos artificiales y de una convivencia que es muy respetuosa, incluso si chocan entre ellos al pasar se piden disculpas. Las bromas son constantes, un grupo de chicas miró a un joven de buen cuerpo y sin playera, por lo que una le recomendó a su amiga: “¡No veas, tú eres pura, casta, santa… así que no veas”. Esto que provocó las risas generalizadas.

Varios se acercaron hasta el escenario principal para mover las caderas y llegar, literal, hasta el piso con sus movimientos, mientras sonaba el urbano de Piso 21. La banda ofreció sus mejores cortes entre pirotecnia y fuego saliendo del entarimado; los colombianos cumplieron su promesa de hablar poco y cantar mucho.

También invitaron a Juan Duque a cantar con ellos en su noche de flow. Aquí los oyentes son variados y hay quien trae su playera del concierto de The Rolling Stones. La música fue un sinónimo de unión, con abrazos fraternales cuando entre la multitud alguien se encontraban con algún conocido y que no se tenía planeado.

“México nosotros a ustedes les debemos todo en nuestra carrera musical y nos hemos empañado en retribuirles el cariño haciendo canciones con otros artistas“, explicó David Escobar para darle la bienvenida a Gabito Ballesteros y compartir talento en “Me liberé”. Los parceros consiguieron que nadie se sintiera inhibido y muy sexys con cada acorde.

Perreo en serio desde Puerto Rico

En otra esquina de la Curva 4 el baile se puso serio con Alexis & Fido, quienes trajeron sus mejores éxitos para el deleite de sus fans. El público no tuvo reparo en sacar sus mejores pasos en “Energía” y “Una en un millón”. Los nombrados como “Reyes del Perreo” convirtieron el escenario en un enorme antro.

Los puertorriqueños hicieron el llamado a los latinos para que pusieran toda su energía en cada canción que les ofrecían. Hombres y mujeres movían la cadera con fuerza y sin pena; una pareja aprovechaba para darse muestras de cariño, mientras que un cuarteto de amigos le ponían toda la intención a su baile y a corear cada acorde.

“¡México, una bulla!”, pedían constantemente los boricuas, que lo entregaron todo en el escenario, en el que insistieron en todo momento que el respeto que le tienen a las mujeres es total y les dedicaron todo su recital. El speech que fue muy bien recibido. En tanto, en otra parte del amplio espacio también hizo sonar su música Ivy Queen.

Un baile de medianoche

Antes de que llegara a escena el acto principal de toda la jornada, Wisin & Yandel, Danny Ocean se encargó de calentar los motores en el escenario principal, la gente más alejada a la estructura metálica aprovechaba para darle un sorbo a la bebida que traían en la mano, para después cantar a todo pulmón “Mónaco” o “No te enamores de él”.

La entrega del Daniel Alejandro Morales Reyes fue agradecida en todo momento por los presentes. Más aún, cuando el venezolano reveló que entre sus músicos su baterista es mexicano, lo que provocó que todos gritaran y aplaudieran. A Ocean le tocó ser la especie de Cenicienta porque cerró su actuación a la medianoche con su tema más famoso; “Me rehúso”, al lado de Latin Mafia.

Antes de despedirse, Danny aseguró que estaba feliz de cerrar su tour esta noche en el Flow Fest. “Quiero que sepan que estamos terminando una gira de casi 200 shows, girando en todo el mundo. Me siento muy honrado que sea con ustedes (…) El amor que le tengo a México es incomparable”, finalizó.

Si buscas qué hacer en CDMX, suscríbete a nuestro newsletter.