El Flow Fest cerró su segundo, y último, día de actividades con la presencia del colombiano Maluma y del dominicano Ozuna; el latin power fue protagonista en la Curva 4 del Autódromo de los Hermanos Rodríguez para despedir dos jornadas de música urbana. Los cantantes, por separado, provocaron pasión, alaridos y suspiros.

El negrito ojos claros triunfa en CDMX

Unos minutos antes de la medianoche, Ozuna apareció en el segundo escenario más importante del Flow Fest para generar todo tipo de emociones entre sus seguidores, mujeres y hombres se dejaron conquistar por el negrito ojos claros y nadie quedó indiferente cuando comenzaron a sonar las canciones que han encumbrado al nacido en San Juan, República Dominicana.

Sigue leyendo: El girl power se apodera del urbano en CDMX

Es curioso como esta noche la gente tuvo la oportunidad de escuchar en varias versiones la misma canción, como sucedió con “Vaina loca”, que alrededor de las 21:00 horas el público escuchó en la voz de Manuel Turizo y ya de madrugada lo hizo con el timbre agudo del también actor y compositor.

“Ustedes me apoyaron desde el día uno”, agradeció Ozuna a los chilangos, por lo que quiso dedicarles “Dile que tú me quieres”; pero no fue el único corte que generó que la energía llegara a tope, la euforia fue completa cuando sonaron “El farsante”, “Síguelo bailando”, así como su colaboración con Rosalía, “Yo x ti, tú x mí”.

La entrega de los mexicanos ya era total cuando llegaron los acordes de “Síguelo bailando”, pero aún faltaban los temas consentidos de todos. Antes llegó un sentido mensaje: “¡Te amo México, gracias de corazón!”, dijo Ozuna. Para mantener la conexión Juan Carlos Ozuna Rosado eligió seguir con “Qué va”.

Foto: Liliana Estrada

Para la recta final de su concierto en la Curva 4 del Autódromo de los Hermanos Rodríguez, Ozuna seleccionó sus canciones más exitosas; dio paso a “Criminal”, en la que originalmente compartió su talento con Natti Natasha y para que la noche fuera completa alzó la voz con el corte “Me niego”, del que compartió que nació en México y que es una colaboración con Reik.

La noche de Ozuna fue especial porque quiso estrenar un remix inédito para agradecer todo el amor que le ofreció su público, se escuchó entonces “Lollipop”, para la que invitó a Darell a compartir escenario. Antes de despedirse tomándose una selfie con los miles reunidos, les regaló “China”, “Escápate conmigo”, “Hey mor” y para cerrar “Te boté”.

El Pretty Boy y su orgullo latino

Los chilangos no quisieron perderse la oportunidad de perrear al lado de uno de los principales exponentes del género, Maluma, por lo que a pesar de que el gobierno capitalino decidió ampliar el horario del metro hasta la 01:00 de la mañana, prácticamente nadie lo utilizó, con tal de quedarse a ver en la Curva 4 al “Pretty Boy”.

Foto: Lulú Urdapilleta

Para su presentación en CDMX, luego de provocar gran emoción tras cantar en San Miguel de Allende, Guanajuato, un tributo a Vicente Fernández, con la canción “Hermoso cariño”, acompañado de un mariachi, el nacido en Medellín exaltó en todo momento su orgullo por ser latino.

“Qué se sienta el orgullo de ser latinos con las manos arriba… ¡Buenas noches, México! Mi nombres es Juan Luis Londoño Arias cab***es, más conocido como Maluma baby, les prometo que esta noche será inolvidable, ¿están listos?”, expresó el músico, ante los miles reunidos en el escenario principal del Flow Fest.

Para abrir boca, el colombiano mostró una sensual intro, en blanco y negro, en la que se le veía el torso desnudo y una secuencia de él vistiéndose, para luego recorrer una mansión, fumarse un puro y lentamente quitarse unas gafas oscuras que dejaron al descubierto sus ojos en las pantallas gigantes, e inmediatamente después apareció vestido de negro y con guantes purpura.

Si buscas qué hacer en CDMX, suscríbete a nuestro newsletter.

“Corazón” fue una de sus primeras interpretaciones y logró que todos se emocionaran a tope, los alaridos y el coro monumental fue una constante durante todo su show, que era de los más esperados en el festival de urbano. Con un sensual baile y la voz de Ricky Martin grabada, también ofreció “Vente pa’ ca” y después “Coco loco”.

Con el ánimo a su máximo, Maluma dio momentos llenos de sensualidad, que no decayeron ni siquiera rumbo al cierre de su presentación con cortes como “Mala mía”; pero, sin duda, cuando se quitó su playera para mostrar su bien trabajado pecho y sus tatuajes terminó de enamorar, mientras jugaba con su gorra y entonaba “Cuatro babys”.

Foto: Lulú Urdapilleta

A los pies de una inmensa estatua con forma de un can, en el selist del no pudieron faltar “Hawái”, “HP”, “Borró cassette” y “11 P. M.”, aunque varios fans se quejaron de que no incluyera otros cortes favoritos como “El perdedor” o “GPS”. Después de las 02:00 a. m., tras la sexy actuación del “Dirty Boy”, el Flow Fest llegó a su final, luego de dos días y 197 mil 312 asistentes.