Diez lugares para tomar fotos espectaculares de jacarandas en CDMX

Deja que las alfombras violetas en las aceras sean tu inspiración

jacarandas en CDMX
Foto: Cuartoscuro

¡Ah, la primavera! Las enfermedades por las olas de calor, la contingencia ambiental, los festivales de flores y jardines, las heladerías y paleterías haciendo su agosto y, lo mejor: las calles –y el Instagram– tapizadas de florecitas lila, como si alguien hubiera colocado una alfombra violeta en la acera. El florecimiento de las jacarandas en CDMX hace que la primavera chilanga sea contundente y disfrutable (aunque no sepamos bien cómo es que este tipo de árbol llegó a convertirse en emblema de nuestra ciudad).

Tienen el poder de mejorar nuestro ánimo y embellecer el escenario citadino –por que, de verdad, qué chulo ese color azul violáceo–. Nos encanta tomarles fotos –sin filtro, mejor– y, aunque salen guapas en (casi) cualquier locación, hay lugares donde estallan con más intensidad y crean verdaderos paisajes en los que «uno quisiera poder levitar», como diría Paco Ignacio Taibo I. Aquí 10 espacios chilangos donde las jacarandas lucen más y salen mejor en la foto.

De hecho, uno podría organizar un paseo lila para mirar jacarandas por toda la ciudad. Esa ruta tendría que incluir las calles de Concepción Béistegui y Nicolás San Juan, en la colonia Del Valle; el Bosque de Tlalpan; la Alameda Central en el Centro Histórico; las Islas de Ciudad Universitaria; Lomas de Chapultepec; la calle de Horacio en Polanco y el Paseo de la Reforma. Todos estos sitios están habitados por jacarandas.

También checa: Todas las actividades del Record Store Day (y las tiendas con descuentos en vinilos)

Dónde fotografiar jacarandas en CDMX

Toma nota. Quizá te den ganas de organizar un paseo primaveral por toda la ciudad –aprovecha antes de que empiecen las tormentas–. La ruta debe incluir la mayoría de estos lugares, donde más densidad de población de jacarandas hay.

1. Jacarandas en CDMX, en CU

Toda Ciudad Universitaria es un gran escenario para hacer fotos espectaculares, y no solo de jacarandas en CDMX. Sin embargo, estos árboles violeta son parte de la rica y abundante flora que habita en la gran casa de estudios mexicana. Se mezclan con el paisaje verde y con las obras de arte arquitectónico –patrimonio de la humanidad– que distinguen a la Universidad. Si atrapas un ángulo con una jacaranda en primer plano y la Biblioteca Central al fondo, tendrás una gran foto.

2. Jacarandas en CDMX, en el Parque México

Lilas que se escurren en primavera. #enbici #lloviendosinparar

A post shared by danurigom (@danurigom) on

Una de las teorías que cuentan la llegada de las jacarandas a la ciudad dice que las primeras se sembraron en las colonias Condesa y Roma. El pasado es lo de menos, lo importante es que el Parque España y el Parque México tienen muchas jacarandas que, juntas, lucen preciosas. Otro punto jacarandoso, en la misma colonia, es la calle de Veracruz –que, además, se ha puesto muy bonita en fechas recientes–.

3. Jacarandas en CDMX, en Chapultepec

💜jacarandas💜 #chapultepec #mexico #jacarandas

A post shared by Toni François (@tonifrancois) on

La foto lo dice todo: el lago está enmarcado por una franja lila. Estos días, en los que las jacarandas están en su mejor punto de florecimiento, es el mejor momento para sacar fotos desde las alturas. Después, puedes hacer alguna toma de la calle cubierta con flores. Para que te animes a visitar esta parte del Bosque de Chapultepec, mira esta toma aérea:

4. Jacarandas en CDMX, en Coyoacán

Es fácil sacar buenas fotos en el encanto provinciano de Coyoacán. En la plaza principal, entre la Fuente de los Coyotes y la Parroquia de San Juan Bautista, hay muchas posibilidades de hacer buenas tomas; aunque cualquier calle empedrada de este barrio puede funcionar como locación perfecta.

5. Jacarandas en CDMX, en el Monumento a la Revolución

Lo mejor de esta locación es que la plaza está despejada y hay pocos elementos en la escena: el Monumento, un pedazo de jacaranda, el cielo azul profundo y despejado, no necesitas más. La mejor idea es ir antes del mediodía, cuando el sol aún no está en su punto más alto y el cielo no tiene nubes amenazadoras.

También checa: otros formatos de teatro para ver en CDMX

6. Jacarandas en CDMX, en el Palacio de Bellas Artes

El Palacio de Bellas Artes no necesita convencer a nadie de que lo visiten y menos de que le hagan retratos. Es hermoso en cualquier estación del año pero en temporada de jacarandas, un poquito más. Por ejemplo: este spot afortunado que tiene una jacaranda grandota justo detrás del emblemático letrero del Metro. ¿Te gusta? Espera a que veas las fotos jacarandosas de la Alameda Central.

7. Jacarandas en CDMX, en Masaryk

Con todos los problemas que nos trajo, la remodelación de Masaryk resultó en una bonita calle que ahora se disfruta más a pie o en bici. Además, a lo largo de la avenida hay un montón de jacarandas, sobre todo en el tramo de Arquímedes hacia Molière. Horacio también está repleta de jacarandas en el callejón y alrededores. Es uno de los mejores paseos a pie que esta ciudad ofrece.

8. Jacarandas en CDMX, en el Museo Soumaya

Paisaje urbano #arquitectura #museo #soumaya #plaza #jacaranda

A post shared by Blue Orchid (@stsg2103) on

La población de jacarandas en esta parte al poniente de la ciudad no es tan abundante, pero el Soumaya se presta para fotos espectaculares siempre, así que chance logras una gran toma y, de paso, visitas las nuevas exposiciones en el Museo Jumex.

9. Jacarandas en CDMX, en la Alameda Central

Ah, quizá este es el más bello escenario jacarandoso de la ciudad. Además de que la Alameda quedó guapetona después de su reciente remodelación y de que es un pequeño pulmón chilango, casi la mitad de sus árboles son jacarandas. Mira la toma aérea: una linda mezcla de verde con lila.

10. Jacarandas en CDMX, en el Bosque de Tlalpan

Me encantan las Jacarandas 💜

A post shared by Vampileria (@vampileria) on

La Ciudad de México puede presumir de sus bosques. El de Tlalpan, aunque menos famoso que Chapultepec, es una joyita que los sureños disfrutan en silencio. Es uno de los sitios más habitados por jacarandas en la ciudad, así que ya está: ve a correr, a hacer un picnic o a echarte una siestita bajo la sombra de un árbol –no importa que sea cliché–.

11. Jacarandas en cualquier calle chilanga

Lo bonito de las jacarandas es que crecen casi en cualquier lado. No necesitas tener un bosque o un escenario arquitectónico relevante para obtener una buena foto de jacarandas; quizá encuentres una hermosa calle grafiteada, embellecida por el violeta de las flores:

#jacaranda #flores #spring #primavera #mexico #beautiful

A post shared by Lu Matamoros (@lu_noir03) on

También checa: Celebra los primeros 10 años del Museo del Juguete con estas actividades