Esa gente que en pleno 2019 dice que las letras de reguetón “denigran a la mujer”, ¿alguna vez se ha puesto a analizar lo que dicen las canciones de rock, pop, trova y balada romántica? También son machistas porque el sistema es machista, ¡sorpresa! Y así como en todos esos géneros existen excepciones, hay reguetoneras que hablan de temas importantísimos: consentimiento, agencia sexual, placer femenino, derechos LGBTI+, relaciones abiertas. Por eso hoy hablamos de perreo feminista en CDMX.

Lugares de perreo feminista en CDMX

Mientras los machos dicen que es “una contradicción” que las feministas escuchen y bailen reggaetón (mientras ellos escuchan a Fernando Delgadillo y rock progresivo, el género más sexista de la historia), a nosotras ya nos duelen los muslos de tanto perrear hasta abajo.

¡Dale, mami, perrea! (de lo hermoso que es el perreo feminista)

Se dice fácil, pero encontrar espacios seguros para twerkear, en los que sabes que ningún hombre va a llegar a acosarte y/o a hacerte mansplaining sobre la música, es mucho más complicado de lo que debería.

Nos encantaría que existiera “La Perreaduría Violeta”, con reguetón todos los días de la semana, algunas noches sólo para morras y cero tolerancia a la violencia. Pero no es así. El perreo seguro es un unicornio elusivo que hay que andar persiguiendo por toda la ciudad. Sin embargo, en estos lugares es posible encontrar perreo feminista en CDMX de vez en cuando.

De la Obrera para el mundo: el restaurante más feminista de CDMX 💪👭

perreo feminista en CDMX
Foto: ShutterStock

La Gozadera

El espacio feminista por excelencia en la ciudad de México es un poco de todo: centro cultural, restaurante vegano, sala de proyecciones, escenario de teatro y espacio para música hecha por mujeres. Esto quiere decir: ¡perreo! En los lenchiviernes no se permite el acceso a hombres, todo el ligue es consensuado y nadie te va a estar molestando.

Dónde: Plaza San Juan 15, Centro
Cuándo: mar-dom: a partir de las 13:30; fiestas y bailongos de jue-sáb: 20.

La Cañita

La marisquería de la escritora Diana Torres y la rockera Ali Gua Gua es restaurante por las tardes y pista de baile durante las noches del fin de semana. Hay cabida para todos los géneros, desde punk hasta trova, pero el reguetón es uno de los favoritos. Todas las personas son bienvenidas, pero a primer indicio de violencia, los ponen de patitas en la calle.

Dónde: Dr. Andrade 24, Doctores
Cuándo: Martes a domingo a partir de las 14 horas; pachangas viernes y sábado a partir de las 22 horas.

Beef

Este sótano ambientado como carnicería pop es un espacio para la diversidad y la diversión. Aunque la mayor parte del público y las fiestas temáticas son de hombres cisgénero, hay noches de puras morras y otras de perreo 100%. Y aunque alternen con pop y otros géneros, siempre hay momentos reguetoneros en el playlist.

Dónde: Revillagigedo 20, Centro
Cuándo: Viernes y sábado de 20 a 03 horas

Baby

Como su nombre indica, aquí todes son muy bebés, y eso está bien, porque la nueva generación viene de mejor calidad y trae menos contenido de masculinidad tóxica. Incluso los buguitas que vienen con sus amigxs son más respetuosos que los nefastos que van a ligar con joteras a otros antros. Aunque se espolvorea con pop de todos los tiempos, de acá no te vas a casa sin twerkear antes.

Dónde: Londres 71, Juárez
Cuándo: Miércoles a sábado de 19 a 04 horas

Divina

El vestíbulo del Teatro Garibaldi es un espacio diverso donde la misma banda se cuida entre sí. Se sobrentiende que no hay violencia ni acoso, pero si alguien se quiere pasar de lanza, el personal y el resto de la clientela de protegen. Las y los DJs favorecen la música perreable por sobre todos los géneros, así que ve preparando esos cuadríceps.

Dónde: Eje Central Lázaro Cárdenas 43, Centro
Cuándo: Jueves a sábado de 19 a 03 horas

Tamara de Anda
Es chilanga, peatona, feminista, tragona, chaira y chavorruca. Estudió Comunicación en la UNAM, fue una de las blogueras más leídas de México (cuando los blogs estaban de moda) y empezó a chambear en medios en 2005. Hoy es una de las conductoras de Itinerario en Canal 11 y está al frente del programa Macho en rehabilitación de Radio Fórmula. También sube fotos de gráfica popular a Instagram, canta rolas noventeras en el karaoke, frecuenta bares mugrosos y colecciona objetos vaciladores. Es coautora del libro #AmigaDateCuenta.