La Mera Obrera, un restaurante donde solo trabajan mujeres: desde la administradora, pasando por las jefas de cocina, la bartender y las meseras. Una revolución en la colonia Obrera, sí, revolución porque es ir contra la norma, no solo en el contexto gastronómico, sino en el de una realidad que privilegia a los hombres con más y mejores espacios de trabajo.

La Mera Obrera: el restaurante de CDMX donde solo trabajan mujeres

La Mera Obrera
Foto: Leonardo Pérez

Entre pizzas, hamburguesas, ceviche y margacheves, la realidad choca con los prejuicios en este restaurante estilo industrial que solía ser un terreno baldío. Quizá el principal –y con el que muchas llegaron– fue el de la supuesta complejidad de trabajar solo con mujeres. “Yo creo que es mentira. Sí, somos temperamentales y apasionadas, pero básicamente lo importante es ser responsable y respetar el trabajo propio y el de los demás”, dice Dulce María Velasco Aguilar, una de las jefas de cocina.

La Mera Obrera
Foto: Leonardo Pérez

Eso sí, “salimos todas juntas, procuramos llegar juntas. Puedes estar o no de acuerdo con las compañeras, pero siempre vas a estar cuidándolas”, agrega. Y justo el tema de la inseguridad en la bulliciosa colonia Obrera es otro de los prejuicios contra los que se enfrentan; sin embargo, los datos oficiales muestran que incluso la Roma o Narvarte son más inseguras. “Yo más bien creo que como no vives aquí te sientes inseguro. Mientras no pertenezcas al lugar, no te vas a sentir seguro en ningún lado”.

Las chefs mexicanas que están rompiéndola en EU 💪🍴

“Mujeres siempre organizadas y unidas”

La Mera Obrera
Foto: Leonardo Pérez

La idea es que La Mera Obrera, además de su oferta gastronómica imperdible, sea un espacio de empatía, sororidad y con horarios de trabajo flexibles para las mujeres. “Si tu hijo se enfermó, ¿qué vamos a hacer? Nada, lo que necesites, es como si te enfermaras tú”, dice la administradora de lugar, Florencia Beati. Y agrega: “Yo siento que las mujeres somos mucho más responsables; y sin son madres, más todavía. Porque el hecho de ser madre y madre soltera es una tortura, una injusticia social”.

Y al parecer la idea de trabajar solo con mujeres, lejos del acoso laboral perpetrado en su mayoría por hombres, es tentadora. “(Todas) compraron el concepto desde el día uno. Yo empecé con las entrevistas en noviembre y abrimos el 8 de febrero (de 2019). Hubo chicas que esperaron porque se enamoraron de esa parte, de la idea de trabajar solo con mujeres”, dice Beati.

Galera, todo en uno: restaurante, bar, café, librería, foro y más

La Mera Obrera
Foto: Leonardo Pérez

Y esa energía se siente al entrar al restaurante: todo el La Mera Obrera es militante. Las paredes están cubiertas por mensajes, grafitis y pinturas feministas, diseño de arte que estuvo a cargo de Mora de Torres, conocida como Viví Cabrón. La creatividad y activismo llegan hasta el baño, donde hay dibujos de copas menstruales y pastillas de Misoprostol y Levonorgestrel, la primera abortiva y la segunda es la famosa píldora de emergencia para evitar embarazos.

¿Qué hay para comer y beber en La Mera Obrera?

La Mera Obrera
Foto: Leonardo Pérez

Y ahora sí, hablemos de la comida y bebida. A La Mera Obrera se va con apetito feroz o en grupos grandes para compartir –es lo ideal–, aunque obvio también le encantará a tu date, más si les gusta bailar porque hay música en vivo los fines de semana. E incluso puedes llevar a tu lomito porque es #petfrendly.

El restaurante está dividido en cuatro áreas: La Parrillera (de carnes, a cargo de Dulce Velasco), la Hornera (pan, pizzas y ensaladas, por Angélica de la O), la Pesquera (productos del mar, Lorena Fernández) y la Quita Penas (el bar, obvio, Viridiana Olguín), así que hay de dónde elegir.

La Mera Obrera
Tostada vegetariana. Foto: Leonardo Pérez

Para abrir el apetito, comienza con una tostada vegetariana –tranqui, sigue leyendo–, que no por ser libre de proteína está carente de sabor, al contrario, la combinación de zanahoria, pepino, mango y limón la hace deliciosa, frutal, fresca y acidita, ideal para una tarde bien calurosa.

Si el calor arrecia, éntrale a un Gin Tonic de Barrio ($100) o a una Margacheve ($110). El primero es un encanto que sirven en una bolsita de plástico, infusionado con frutos rojos. Y, aceptémoslo, no hay quien se resista a una margarita granizada con concentrado de mango, fresa o tamarindo, coronada con una chela. Combinación Quita Penas, literal.

La Mera Obrera
Foto: Leonardo Pérez

Como hay cuatro cocinas, hay comida para todos los gustos. Puedes probar, por ejemplo, la hamburguesa de la casa, La Mera Obrera: carne de res, tocino, huevo, queso cheddar, aguacate y los tradicionales vegetales. La pizza Obrera no te decepcionará, preparada a base de frijoles, queso mozarella, cebolla, cilantro, aguacate y orilla de picos rellenos de queso philadelphia. O un tradicional ceviche.

La Mera Obrera
Foto: Leonardo Pérez

También hay empanadas, ensaladas, ¡pizza de chilaquiles!, cortes de carne, fish & chips y un arroz con leche que te robará el corazón.

Tip: el 8 de marzo –no, la fecha no es simple coincidencia– tendrán su fiesta de inauguración con música en vivo, degustaciones y más sorpresas. *Guiño, guiño*

La Mera Obrera

Dónde: Manuel Payno 49, Obrera.
Cuándo: dom-miér de 10-23, jue-sáb de 10-2
Cuánto: $$