Corazón de Tinto: el nuevo bar de buenos vinos y precios bonitos 🍷

Tú, yo y un bar de vinos pet friendly... Piénsalo.

Corazón de Tinto
Foto: Lulú Urdapilleta

Una nueva ola de bares de vino irrumpió en la ciudad. Con curiosidad amplia por el universo vinícola, varios sommeliers buscan cambiar nuestra perspectiva del vino. Hasta ahora era solo el acompañamiento —básico o sofisticado— de la comida en un restaurante; pero en un wine bar la copa es lo importante: lo que se degusta y disfruta, si acaso acompañado de algo para comer. Corazón de Tinto es uno de los nuevos y tiene la garantía de haber sido curado por Pablo Mata, quien fue sommelier de Pujol durante cinco años.

Es un bar para todos: los amateurs, los esnobs y los que saben poco o mucho pero se emocionan con la frase “abrimos un vinito, ¿no?”.

Corazón de Tinto
Foto: Lulú Urdapilleta

También te recomendamos: 21 bares secretos en CDMX que vale la pena descubrir

Corazón de Tinto: para amateurs o esnobs del vino

Llegar aquí se siente como ir a casa de tu amigo vinófilo quien siempre tiene joyitas en su cava y las comparte contigo. Hay alrededor de 50 etiquetas. Si le sabes, elige solo. Si no, Claudia (quien siempre está detrás de la barra) te explica y recomienda algo en los términos que quieras —fáciles o muy técnicos—. Pablo busca que la conversación alrededor del vino vaya en función de sabores y experiencias, no de tecnisismos, pero si alguien busca una plática más profunda, la tendrá —después de todo, él es uno de los mejores sommeliers del país. Y si vas en jueves o sábado, Pablo te atenderá y explicará el vino que quieras.

La carta es dinámica, así que siempre hay algo nuevo en Corazón de Tinto. Pablo elige las etiquetas que le gustan, vengan de donde vengan. Quiere que bebamos más vino, de todos lados, que probemos con apertura y un poco de riesgo. Él cuida que haya buena relación calidad-precio pero eso siempre será subjetivo porque, en el vino como en la vida, hay de gustos a gustos. El más barato que es el Pico Mazucu, un tempranillo de Castilla y León (España) que cuesta $295 por botella o $65 por copa. El más caro: Termes, un tinta de toro de D.O. Toro (España) que cuesta $1,296 por botella. Nada mal para los vinazos que son.

Corazón de Tinto
Foto: Lulú Urdapilleta

Para picar entre copa y copa hay carnes frías y quesos, aunque puedes pedir comida a cualquiera de los restaurantes de Terminal Juárez: pizza, burgers, pollito frito, tacos de cochinita, res vindaloo… También puedes llevarte tu copa y beberla frente a las pantallas del food court, aunque mejor si te quedas en la salita del bar: es más cómodo, menos ruidoso y tienes un mural chulo de Wise Two frente a ti.

¿Plan desenfadado o elegante? Ambos, es un bar versátil y, lo mejor de todo: ¡es pet friendly!

Corazón de Tinto
Foto: Lulú Urdapilleta

Corazón de Tinto:

Dónde: Segundo piso de Terminal Juárez (Versalles 88, Juárez
Horarios: lun-dom: 13-00 h
Cuánto: $$$ ($500-$900), tc: todas

Checa: 20 muy buenos vinos por menos de $250 Corazón de Tinto