Una de las recomendaciones que emitió la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evitar más contagios de COVID-19 llamó la atención: el distanciamiento social, pues hizo que las personas se preguntaran ¿cómo vamos a besarnos, tener sexo o simplemente tomarnos de la mano para demostrar amor en tiempos de coronavirus?

De acuerdo con la OMS, máximo órgano de salud a nivel mundial, para evitar contagiarnos de coronavirus COVID-19 debemos, entre otras medidas, lavarnos las manos con agua y jabón, usar gel antibacterial con más de 70% de alcohol, aplicar el estornudo de cortesía, evitar tocarnos nariz, boca u ojos, limpiar y desinfectar superficies de uso común, quedarse en casa si tienes padecimientos respiratorios y mantener por lo menos un metro de distancia al socializar. Este último punto es más importante en caso de estar cerca de personas que tosen, estornudan o presentan fiebre (principales síntomas de la enfermedad).

Te recomendamos: ¿Qué pasa si te cachan echando pasión (😉) en tu auto?

¿Por qué debemos guardar un metro de distancia? La OMS establece: “cuando alguien con una enfermedad respiratoria, como la infección por el 2019-nCoV, tose o estornuda, proyecta pequeñas gotículas que contienen el virus. Si se está demasiado cerca, se puede inhalar el virus”.

Estas gotículas (o bien, gotas pequeñas, también conocidas como gotas Flügge) que alojan el virus son todas aquellas provenientes de las zonas húmedas del rostro: boca, nariz y ojos, es decir, provienen de la saliva, la secreción nasal (mocos) y/o las lágrimas. 

Por lo cual, toda acción que conlleve saliva resulta un foco de infección. No obstante, esto no necesariamente implica que se deban prohibir los besos y las relaciones sexuales. Por eso el tío Chilango consultó a diversos especialistas para hablar sobre el amor en tiempos de coronavirus.

¿Puedo tener relaciones sexuales?

Antes de empaparnos… en el tema, es importante distinguir que, a diferencia de otros virus o enfermedades, el coronavirus COVID-19 no se transmite por ningún líquido proveniente de nuestros genitales. 

Es decir, este virus no se transmite por fluidos seminales o vaginales, tampoco por realizar sexo oral ni por el sudor. Pero sí se transmite, principalmente, por la saliva, de boca a boca, de boca a nariz o de boca a ojos. De modo que los besos son más peligrosos que la penetración y la masturbación, coinciden los especialistas consultados por Chilango.

“Si le das un beso a la pareja con quien vayas a tener relaciones sexuales, el intercambio de saliva es lo que haría que te infectes. El problema no es el contacto directo sexual, sino la cercanía”, explica Octavio Federico Contreras Casillas, especialista en Epidemiología en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Lee aquí: ¿Cómo es abortar (en silencio) en la CDMX?

Aunque se recomienda evitar el contacto físico entre las personas, tener relaciones sexuales no está prohibido, de acuerdo con las medidas de protección que emitió la OMS.

En caso de que la persona con la que tendrás un encuentro sexual presente síntomas de COVID-19, lo mejor es que se aguanten las ganas, consulten a un médico y se aseguren de que no se trata de un paciente con coronavirus, aconseja Anaïs Gabriela Reyes Navarro, especialista en Ginecología, Obstetricia y Colposcopía.

Ahora, si lo tuyo es la soltería, la doctora Reyes Navarro recomienda la abstinencia para evitar el contagio, pues argumenta que es difícil saber si un desconocido tuvo los cuidados higiénicos necesarios para no contaminarse.

El sexólogo y columnista de Animal MX, César Galicia, recomienda analizar el riesgo antes de establecer contacto físico: “tener sexo nos expone, pero porque el contacto humano en este momento nos expone. Entonces hay que valorar: ¿la persona con la que voy a tener sexo representa un riesgo? Si es una persona que estuvo en el exterior, pues sí. Si es una persona con la que cohabitas y que no sale al exterior, pues no. Si cohabitas con esa persona pero cualquiera de las dos (o tres o más) sale en algún momento a comprar comida, a recoger la ropa o a cualquier cosa, pues hay riesgo”.

Para Octavio Contreras no tiene sentido restringir las relaciones sexuales, mientras se atiendan las medidas de protección que se han emitido durante las últimas décadas para ejercer una sexualidad libre y responsable: lavarse bien las manos antes de cualquier tocamiento, caricia o estimulación, lavarse los dientes, mantener limpias las zonas erógenas y genitales, así como usar preservativos.

“Ni modo que lo hagamos (dar besos y tener relaciones sexuales) con cubrebocas. Es imposible. Pero si tienes un síntoma es mejor dejarlo para después y ser conscientes con nuestras parejas. Solo en ese sentido cambian las cosas. La forma en sí, de las prácticas sexuales, no cambia. Las posiciones podrán hacerse igual”, explica David Ocampo Fonseca, especialista en Psiquiatría y Sexología.

Entérate: #VeACasa, dan chance a empleados de CDMX de hacer home office

Debido a que las relaciones sexuales implican contacto con la ropa, César Galicia sugiere: “antes de iniciar la relación sexual, si la persona estuvo afuera que se cambie de ropa y se meta bañar. ¡Se pueden incluso bañar juntos! Si decides no tener sexo presencial, tu mejor opción ahorita va a ser sextear“.

Al ser un tema nuevo, los profesionales de la salud especializados en sexualidad están al tanto de las actualizaciones informativas para emitir recomendaciones más precisas sobre el amor en tiempos de coronavirus. “Tal vez estas indicaciones vayan cambiando con el tiempo, pero mientras tanto hay que disfrutar plenamente del placer sexual”, comenta David Ocampo, quien también es docente en la Facultad de Medicina de la UNAM e integrante de la Asociación Mexicana para la Salud Sexual (AMSS).

Amor en tiempos de coronavirus y los juguetes sexuales

amor en tiempos de coronavirus 1
Foto: Cuartoscuro.

“Si están contaminados (los juguetes sexuales) y tocan alguna parte de la boca, la nariz o las conjuntivas (membrana de mucosa que cubre los ojos), sí te puedes infectar. Por eso, en este caso la recomendación es lavarse las manos antes de agarrar cualquier superficie u objeto inanimado que se vaya a ocupar en la sexualidad”, comenta Octavio Contreras.

Además, debes tomar en cuenta que todas las superficies u objetos inanimados pueden alojar el COVID-19 hasta por nueve días, de acuerdo con el artículo científico “Persistencia de coronavirus en superficies inanimadas y su inactivación con agentes biocidas”, realizado por The Journal Hospital Infection, de la Healthcare Infection Society (HIS). 

Estas superficies inanimadas son principalmente metal, vidrio o plástico, por lo que los juguetes sexuales, al recibir el virus mediante la saliva, o simplemente al tomarlos con las manos contaminadas, se vuelven transmisores. Es decir, si el juguete sexual contaminado se introduce en la boca, o toca la nariz y los ojos, será un foco de contagio.

Por esa razon es importante desinfectar cualquier superficie u objeto que se vaya a utilizar durante un encuentro sexual. De acuerdo con las conclusiones del estudio citado, los juguetes sexuales se podrían desinfectar con una solución de etanol del 62 a 71%, peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) al 0.5% o hipoclorito de sodio (lejía o cloro) al 0.1% durante un minuto.

También lee: ¿Tu seguro te hace el paro si te da coronavirus?

¿No pasa nada?

A modo de conclusión, los expertos coinciden en que no pasa nada por practicar el amor en tiempos de coronavirus, siempre y cuando se tomen las medidas de higiene necesarias, evitando la exposición directa a la saliva en casos en los que una persona presente síntomas de COVID-19.

Asimismo, no se prohíbe caminar de la mano o abrazarse, siempre y cuando mantengan sus manos limpias, lavándolas de preferencia con jabón neutro y por más de 40 segundos. Otra recomendación de los especialistas es complementar el lavado de manos con el uso de gel antibacterial antes y después de tocar las superficies inanimadas, aunque aclaran que el uso de estos productos no sustituye el lavado con agua y jabón.

De igual manera, los especialistas recomiendan mantener la higiene bucal para disminuir la probabilidad de que gérmenes y bacterias se alojen en las vías respiratorias.

En este escenario, debes saber que todas las acciones para demostrar amor en tiempos de coronavirus pueden resultar un factor de riesgo a la salud, en tanto que las gotas contaminantes pueden ser respiradas por la otra persona; sin embargo, los especialistas consultados recomiendan no entrar en pánico ni tomar medidas de higiene exageradas, pues podrían afectar la excitación y el vínculo afectivo.

Para César Galicia, la “sana distancia”, como se le conoce al distanciamiento recomendado por la OMS, significa “adiós, citas de Tinder; adiós, besos de tres”.

“Habrá muchas personas que se mantendrán lejos de sus parejas o que dejarán de tener sexo o lo harán con miedo, por poner ejemplos. Es posible que la violencia por parte de una pareja aumente en este tiempo. Hay parejas que cohabitarán y no podrán sostener la cercanía, hay otras que se unirán más y será un periodo de amor. ¿La ‘sana distancia’ va a afectar nuestras relaciones? Sí. ¿Cómo, exactamente? Está por verse”, señala Galicia.

“El secreto radica en la comunicación de los implicados, sin importar que sean pareja o no. Hay que ser honestos y responsables a la hora de tener relaciones sexuales, para evitar contagiar a la otra persona”, concluye David Ocampo, quien a través de su correo [email protected] estará resolviendo dudas sobre sexualidad durante esta época.

Te puede interesar: Mujeres NoMo, una generación que no quiere ser mamá