La Ley Olimpia

A partir de esta semana se castigará con cárcel a quienes publiquen, comercialicen, difundan o compartan imágenes o videos de desnudos, packs o cualquier clase de escenas íntimas sin el consentimiento de la persona, y para que no le anden jugando al vivo, las penas podrán ir desde los tres hasta los seis años de prisión y multas de entre 200 y 400 días de salario mínimo.

También lee: ¿Qué diablos es la CRE?

Lo anterior es gracias a la iniciativa de la activista Olimpia Coral Melo, creada como una herramienta para defender a las personas, en su mayoría mujeres, cuya intimidad se ve constantemente amedrentada, ya sea por chantajes, sextorsión, venganza de rupturas amorosas o por puro placer, lo que finalmente termina violentando los derechos humanos y garantías individuales de los afectados.

Te puede interesar: Mexicanos en San Valentín

Esta ley es conocida como la Ley Olimpia en honor a la activista poblana que ha recorrido el país con el afán de proclamar una regulación en el contenido que se sube a internet.

Desde ayer, en el artículo 343 Bis del Código Penal Chiapaneco se lee: “Comete un delito contra la privacidad sexual o intimidad corporal, quien o quienes publiquen, difundan o compartan, a través de cualquier medio electrónico, imágenes, audio o videos sobre la vida sexual y/o corporal de una persona, sin su consentimiento”.

Échale un ojo: Patines del diablo

En el caso de quien difunda las imágenes, tenga o haya tenido un vínculo sentimental o de confianza con la víctima, el castigo será mayor, y si el contenido expuesto involucra a menores de edad, la condena se  incrementará considerablemente.

Así, Chiapas se convierte en el tercer estado de la República, tan solo detrás de Puebla y Yucatán, en implementar acciones directas para combatir la violencia digital, sin señalar con ningún tipo de prejuicios a las mujeres y que al mismo tiempo previene la trata digital de personas en plataformas como Facebook, YouPorn, Serviporno y otros sitios que han sido acusados de explotación sexual.

También puedes checar: Tenemos que hablar de Michael Jackson

Así es que no se confundan: posar o consentir una fotografía sin ropa no es lo mismo que autorizar su divulgación. La Ley Olimpia es un recordatorio de que el sexting y el intercambio de imágenes en pareja se debe practicar con cautela y responsabilidad. Pero sobre todo, busca proteger a quienes intenten abusar de la vulnerabilidad de las personas. Esperemos que pronto más estados se sumen a esta causa.

También puedes leer otras columnas de Sopitas:

De ricos más ricos y pobres más pobres

Y tú, ¿comprarías gasolina robada?

Super Bowl sin medio tiempo

Los libros del 2018, según Bill Gates

¿Qué es una biblioteca?

Las opiniones expresadas por nuestros nuestros columnistas reflejan el punto de vista del autor, que no necesariamente coincide con la línea editorial ni la postura de Chilango.