Día de la masturbación: guía definitiva de los juguetes sexuales

Texto de Dafne Ruiz Como en todo, los juguetes sexuales también son productos en constante innovación que revolucionan la manera de masturbarnos con el fin de que consigamos el máximo orgasmo o experimentar un distinto tipo de placer al…

Texto de Dafne Ruiz

Como en todo, los juguetes sexuales también son productos en constante innovación que revolucionan la manera de masturbarnos con el fin de que consigamos el máximo orgasmo o experimentar un distinto tipo de placer al acostumbrado. Porque neta no hay peor cosa que aburrirte de un juguete y dejarlo, cual personaje Toy Story, arrumbado en un cajón.

Si ya te pasó o no has encontrado un favorito, arrodíllate para dar las gracias porque hemos escuchado tus llantos y plegarias. Si no eres tan open-minded puede que al terminar este artículo ―si lo lees― te vayas a quedar con cara de WTF, pero si juegas en el team sex-positive, prepárate para sacar el “guardadito” y darle vuelo a la hilacha, o sea, a acabarles la pila. Ah, y que no se te olvide que nunca es demasiado lubricante. NUNCA.

Foto: cortesía LELO
Foto: cortesía LELO

Para el clítoris

Para orgasmos más largos e intensos apuesta por un succionador top: El SONA 2 CRUISE de LELO. En cambio, si quieres tener múltiples orgasmos, te recomiendo el LELO DOT CRUISE, el más moderno y preciso estimulador de clítoris con ocho potentes modos de vibración.

SONA 2 CRUISE
SONA 2 CRUISE

Imagínate el movimiento de su punta en forma de infinito a una velocidad que ninguna lengua puede alcanzar. Ambos son sumergibles y no te dejarán el clit irritado. Así que “No pares, sigue, sigue”. 

LELO DOT CRUISE
LELO DOT CRUISE

Para la vagina

Olvídate de los vibradores regulares porque qué flojera. He probado bastantes y no mucho ha cambiado en años. Anímate a dar un salto al futuro cambiando el que tienes por un impulsor. Mi favorito es el DRILLER de WOW.

A diferencia de sus antecesores que solo vibran, este destaca por sus empujes. Por supuesto que también vibra (duh), pero es una gran ventaja sentir que te están penetrando. Entra muy caballerosamente y, poco a poco, conforme aumentas la velocidad, inicia su embestida de atrás hacia adelante… hasta llegar a la profundidad que desees.

Para la vagina estrecha

No tiene que ser una pesadilla usar un vibrador o impulsor. Así que varias mujeres han comenzado a adaptar otros juguetes enfocados en los hombres gay a su favor. La sorpresa es justo MR. PROST +PLUS también de WOW. ¿Por qué está fascinando a las vaginas estrechas? Por su tamaño y forma ideal. Como está pensado para la penetración anal sin ser un plug, su cabezal tipo glande es perfecto para tener una sensación similarl a la de un pene y sin que te lastime. Te dará una sensación de empuje gentil, sin incomodidad.

MR. FORST +PLUS2

Juguetes sexuales para el pene

Cuando le regalé a mi situationship no uno, sino dos masturbadores de pene, terminó rompiéndolos. Se veían de muy baja calidad y uno era en forma de huevo. Tras una búsqueda exhaustiva di con el F1SV2 de LELO. Bien puedes dejarlo en el baño o en tu buró y pasará por una bocina. Cuenta con intensidades sónicas que te permitirá abarcar todo tu miembro sin importar su tamaño o forma. Si te gusta ver el movimiento, estás de suerte, pues su consola de rendimiento es de interfaz abierta. También tiene una app para registrar tu modo favorito y es resistente al agua.

Juguetes sexuales para el ano

Cerramos por ‘Detroit’ con dos grandes: Soraya Breads, de LELO y el masajeador de próstata R2 de Mr. B. El primero está dirigido a personas que quieren ir poco a poco; tiene una tecnología inspirada en los movimientos de lxs violinistas, esto hace que las bolas anales vibradoras trabajen en armonía para que notes una sensación de empuje sin que exista dicho movimiento.

Soraya Breads de LELO
Soraya Breads de LELO

El segundo tiene su lado kinky gracias a los electrochoques. Oh, sí. Este vibrador volverá loca a tu próstata brindándole una mejor circulación sanguínea mientras que el anillo se encargará de mantener al pene bien erecto.


Lo más leído

Chilango Menú Footer Chilango recomienda