Gana $6,000 por pasar 30 horas en un ataúd

ataúd challenge
Foto: Flickr

Si ya te acabaste la quincena y no te espantó ni tantito la nueva película de Halloween, el Ataúd Challenge es para ti. Pasa 30 horas en un féretro “ligeramente usado” —como lo describen los organizadores— dentro de un parque de diversiones en la ciudad y podrás ganar $6,000, junto con otros premios. ¿Te atreves?

 También lee: La nueva Casona del Terror renueva el horror en sus habitaciones

El Ataúd Challenge no es para miedosos

Pero no creas que es pan comido, pues serás visitado por diferentes personajes terroríficos que espantarán hasta tu sueño. Peor aún, tampoco podrás tener tu teléfono durante la mayor parte del Ataúd Challenge —eso es una verdadera historia de terror 😨—. Todo esto sin contar el clima, los visitantes y las actividades del parque que se desarrollarán de manera normal.

Las buenas noticias son que contarás con desayuno y comida en la cama… bueno, en el féretro; así como seis minutos cada hora para estirarte, ir al baño y revisar tu celular. Lo que sí deberás llevar es tu propia almohada, saco de dormir y las cobijas necesarias para sobrevivir al frío del sur de la ciudad que no perdona.

 También lee: Los imperdibles de Halloween y Día de Muertos

Tienes hasta el 24 de octubre para inscribirte en el Ataúd Challenge

Para participar en el Ataúd Challenge, debes ser mayor de edad, contar con una identificación oficial y no padecer afecciones médicas que te impidan permanecer acostado durante el tiempo indicado. Todo lo que necesitas hacer es enviar un texto donde expliques por qué quieres ser parte de esta aventura.

Las seis personas con las razones más creativas y originales concursarán en el Ataúd Challenge el sábado 27 de octubre. Todos los que aguanten esta terrorífica aventura —y la incomodidad del ataúd de 0.60m x 2.13m— ganarán los $6,000, junto con algunas promociones de la feria y el respeto de todos los chilangos.

Para conocer todos los detalles del Ataúd Challenge visita la página oficial de los organizadores.

 También lee: Atracciones para morirse de miedo en la CDMX