¡A quemar el aguinaldo! Tablets para ver si ya haces la tarea

No me quiero ir, señor Aguinaldo

ipad pro 2018
Foto: Cortesía Samsung, Apple y Lenovo

Ya se acercan las compras navideñas donde muchos de nosotros —o los que somos medio ñoños— vamos a querer gastar el aguinaldo en algún dispositivo interesante. En esta ocasión nos centraremos en gadgets que podemos usar como herramientas de trabajo, pero también para pasar el rato o para sacar nuestro lado creativo. Pensamos precisamente en tablets que sin problema se dan un tiro con las compus, por ejemplo el iPad Pro 2018, la Galaxy Tab S4, Surface Pro o la Lenovo Yoga Book 10.1.

Sabemos que gastar una buena cantidad de dinero en un dispositivo no es cosa sencilla, pues deseamos que nos dure unos cuantos años —entre más mejor— y que no se comience a trabajar y hacer lenta al mes, por eso acá reunimos tres de las mejores opciones de tablets para que no te vayas a embarcar con algo que no vas a usar.

Galaxy Tab S4

Foto: Cortesía Samsung

Cuando la compañía coreana presentó el Note 9 también mostró al mundo su nueva tablet que quiere volverse el objeto del deseo en esta Navidad. La Galaxy Tab S4 cuenta con un diseño elegante, con bordes finos —no tanto como los del iPad Pro 2018— y materiales de cristal y aluminio. Sin duda se siente como un producto de la más alta calidad.

Esta tablet también se unió al club de las que se despidieron del reconocimiento a través de huella dactilar y dio paso al desbloqueo facial y de iris, el mismito que llegó con el Note 9. Cuenta con sistema de cuatro altavoces y sí tiene jack para conectar tus audífonos.

Una de las principales novedades de esta nueva generación es que ya incluye la S Pen —es justo para su precio—. Su pantalla es de 10,5 pulgadas de puro AMOLED. Cuenta con 4GB de RAM y CPU Octa-Core. Su gran promesa es poder trabajar de manera fluida con multitarea que, según ellos, va de maravilla con la S Pen.

Tal como algunos otros smartphones Samsung, ya es compatible con DeX, que a través de un cable HDMI, y sin necesidad de un puerto o estación especial, puedes conectarl a una televisión para que funcione como una laptop.

No estamos del todo seguros si la Tab S4 sustituirá a una computadora con sus 64GB de memoria, pero sí puede hacerte el paro para tomar apuntes rápidos en clase o para armar una presentación un par de horas antes de que veas a los jefes.

Su precio es de $15,000, en promedio, y la encuentras acá

Surface Pro

Foto: Cortesía Windows

Windows se tomó muy en serio la batalla de las tablets y fabricó un monstruo bastante elegante que promete ser el dispositivo ideal para aquellos que quieren poder y versatilidad en un empaque pequeño.

De entrada, tiene capacidades de 128GB, 256GB, 512GB, y 1TB con memoria RAM de 8GB y 16GB. Puede tener un procesador Intel i5 o i7, dependiendo la capacidad que elijas. Su sistema operativo es Windows 10 Pro, por lo que sí, de este dispositivo puedes esperar una tablet que pueda hacer muchas —no todas— las cosas que puede hacer una computadora.

El gran asunto con la Surface Pro es que los usuarios —no todos— siguen identificando a Windows más con el sistema operativo y no como una empresa capaz de fabricar dispositivos realmente sorprendentes.

Puede usarse con mouse y con la Surface Pen. Su súper pro es que es la paquetería Office está hecha para ella, así que si escribes, haces tables o presentaciones, te caerá como anillo al dedo.

La encuentras desde 799 dólares en este enlace

iPad Pro 2018

Foto: Cortesía Apple

Fue el 3 de abril de 2010 cuando don Steve Jobs sorprendió al mundo con la primera tablet de la manzana. Se trataba de un dispositivo robusto que recordaba al iPod Touch, pero muy, muuuuuy vitaminado. A partir de entonces este dispositivo fue evolucionando: el segundo modelo era más delgado e incorporaba cámara, luego llegó la pantalla de retina, después el Touch ID y así poco a poco iban apareciendo los cambios, claro, obviando las mejoras internas.

Este año, al fin hemos visto un cambio por dentro y por fuera en la tablet de la manzana. El iPad Pro 2018 sufrió un rediseño bastante rifado —que nos recuerda poquito al iPhone 5s—. Hace meses vimos que el iPhone XS y el iPhone XR ya incorporan Face ID, por lo que su tablet insignia no podía quedarse atrás, así que incluyeron de todo: además del nuevo diseño, ya cuenta con una forma distinta de desbloqueo —por lo tanto se quedó sin botón de home—, sorpresivamente le dijo adiós al cable lightning para dar paso a la entrada USB-C —¿guiño a lo que viene en los próximos años— y se despidió del conector jack. Pero, claro, eso no fue todo, también llegó con un nuevo Apple Pencil mucho más amigable que se carga magnéticamente.

Bueno, es claro que trae consigo bastantes novedades, pero, ¿qué se puede hacer con el iPad Pro 2018? Bueno, primero hay que diferenciar entre las tablets de Apple, pues tienen una versión “sencilla” que es el iPad a secas y su versión más acá, es decir la Pro. Esta última promete, básicamente, darte un dispositivo que pueda “sustituir” a una laptop dentro de la elegancia de una tablet, pero, ¿lo logra?

De entrada, el iPad Pro 2018 tiene unas especificaciones impesionantiiiis: Chip A12X Bionic con Neural Engine —que es más potente que el A12 de los últimos modelos de iPhone—. Hay dos modelos que por dentro contienen lo mismo y solo cambia el tamaño: 11 pulgadas y 12.9 de pura pantalla Liquid Retina Display —la mismita que el iPhone XR—, lo cual resulta en una de las principales razones para elegir entre uno y otro. La grande es algo incómoda de usar en tu sillón o en tu cama, mientras que el de 11 es más razonable de tener en manos. Sus capacidades, en ambas versiones, son 64GB, 256GB, 512GB y 1TB —ya era hora de tener esta última capacidad en los iPad.

Muchos reviews en internet han demostrado que el iPad Pro 2018 puede funcionar para editar y renderizar videos en 4K, usarse como editor de fotos y gracias a su entrada USB-C, puedes pasar fotos desde tu cámara para editarlos ahí mismo —de hecho puedes cargar tu iPhone por esa vía, pero necesitas desembolsar más lana para comprar un cable específico.

Este dispositivo es caro, pero lo vale —claaaaro, si es que tienes para pagarlo—. No es una tablet para que se la des a los niños o para ver videos nada más, porque entonces tendrías una tele muuuuuy cara. Más bien es un dispositivo que intenta ser una computadora, ya que es realmente potente, pero tiene un gran, graaaaaan freno que no la deja ser el dispositivo de vanguardia de Apple: iOS.

Así es, sabemos que iOS 12 llegó para mejorar el rendimiento de muchos dispositivos, sobre todo a los iPhone antiguos, pero no le hizo bien a las nuevas tablets. Su potencial da para mucho, muchísimo, pero mientras siga teniendo la limitante de usar el mismo sistema operativo que los smartphones, no va a brillar por sí sola. Tan lejos de MacOS y tan cerca e iOS.

Si eres diseñador, fotógrafo o editas video, no te va a defraudar. ¿Escribes? Para hacer más cómoda la experiencia debes comprar un teclado —el Smart Keyboard de Apple que está re cariñoso—. Si conectas un teclado te va a ir bien, pero vas a extrañar el trackpad y dirás: ¿para qué lo quiero si la pantalla es táctil? Pero la verdad es que sí resulta incómodo de alguna forma.

Sin duda el iPad Pro 2018 es una gran apuesta de Apple que logró satisfacer a quienes quedaron defraudados por el continuista diseño de sus smartphones de este año y creo que dará para más con iOS 13 —en junio de 2019 sabremos con el WWDC—.  Esta tableta no es nada barata, la versión de 11 pulgadas de 64Gb cuesta $18,999, mientras que la más cara, que es de 12,9 pulgadas y con 1TB de capacidad y con conexión a datos celulares, cuesta —sostengan el aliento— $43,999.

Si quieres una tablet para trabajar, adelante, quema tu aguinaldo, que te lo pongan a meses y hasta échale aguacate, pero si nomás vas ver Nesflis y el Yutú, pues ni le muevas y mejor invierte el iPad normalito.

La encuentras aquí

Lenovo Yoga Book 10.1

Foto: Cortesía Lenovo

Esta marca, poco a poco, se ha colado entre las imprescindibles dentro del mercado de tablets y laptops. Lo primero que viene a nosotros cuando vemos este dispositivo es la duda de si es una u otra cosa: tablet o compu. Bueno, pues digamos que es un poquito de ambas. Su diseño es súper futurista, pues cuenta con un teclado Halo, que es táctil y aparece solo cuando necesitas escribir.

Sí, le hace honor a eso de Yoga, pues se dobla totalmente para que sea mucho más fácil de manipular con una mano y no se siente para nada como un laptop. La Yoga Book 10.1 está disponible en dos sistemas operativos: Windows, si prefieres al viejo conocido, y Android, por si buscas experimentarle —aunque si quieres que tu tablet te rinda, mejor opta por el primero, pues el sistema operativo del androide nomás no acaba de despegar.

La puedes encontrar en dos distintas capacidades: 64 GB y 128 GB. Tiene un procesador Intel Atom x5-Z8550, pantalla LCD y memoria RAM de 4GB.

¿Me sirve como compu? Si te decantas por Windows sí, sin duda te será una 2-1 —sí, de hecho así le llaman a este tipo de dispositivo— muy conveniente, aunque el teclado va a ser de lo más incómodo pues no sabrás si das click o no. Como plus, el mismo panel en el cual aparece el teclado puede usarse como pad para dibujar con la pluma que afortunadamente incluye, mismo que de hecho funciona sin necesidad de cargarlo.

¿El precio? $11,699 si eliges Windows y $10,139 con Android.

La encuentras aquí

Como ves, de estas opciones puedes elegir a tu próxima compañera de trabajo o de escuela. Hay para varios presupuestos, aunque no son muy baratas. Si ya recibiste el aguinaldo y tenías contemplado gastar en un dispositivo caro, pues adelante, sin embargo piensa bien antes de desembolsar tanto baro, porque, recuerda, aunque pagues a Meses Sin Intereses, vas el gasto será el mismo, nomás prolongarás tu agonía.

Por si las moscas, acá te damos unos tips para que no te gastes todo tu aguinaldo de un golpe acá otras opciones tecnológicas que desearás esta Navidad de 2018