llego-el-iphone-xs-a-mexico-vale-la-pena-comprarlo

21 de septiembre 2018

Llegó el iPhone XS a México, ¿vale la pena comprarlo?

Probamos los nuevos teléfonos de la compañía de la manzana y estos datos te pueden interesar.

Por: Eduardo García Manríquez

¡Los nuevos teléfonos de Apple han llegado a tierras chilangas! Desde hace un par de años, los de Cupertino nos han acostumbrado a que sus gadgets salgan a la venta en nuestro país el mismo día que en Estados Unidos, es decir: ya no tenemos que esperar meses a su llegada. Ya puedes conseguir el iPhone XS en México, y también el iPhone XS Max, los nuevos objetos del deseo. Nosotros los probamos y te diremos si vale la pena dar el salto a los smartphones más caros de la empresa californiana.

¿Qué ha cambiado?

Todo y nada. Bueno, sí, suena a súper cliché, pero es la verdad. A simple vista, un iPhone XS no se diferencia mucho del X —o diez pa' los compas—, eso claro, si ponemos juntos los de color plata y gris; sin embargo, la primera gran impresión llega al ver el nuevo color dorado que ha encantado a más de una persona.

Hay otra gran diferencia que, por más obvia que sea, no podemos dejar de lado: el tamaño del iPhone XS Max que ahora tiene una pantalla de 6.5 pulgadas, en comparación a la del iPhone XS que es de 5.8.

Foto: Eduardo García Manríquez

Ya está disponible el iPhone XS en México

Durante el Apple Event del 12 de septiembre, Apple presentó toda su nueva gama de iPhone. Acá puedes checar todas sus novedades. Justo nueve días después, el 21 de septiembre, puedes encontrar el iPhone XS en México y también su variante Max—ojo, solo son los iPhone XS y no el iPhone XR, que se saldrá a la venta en octubre.

"Lo que cuenta es lo que llevas dentro"

Pues sí, los cambios no se notan por fuera, sino que es el corazón del iPhone XS lo que lo hace poderoso. Su chip A12 Bionic es la maestra que mueve la batuta. Tiene una tecnología Neural Engine que le permite ir aprendiendo de manera automática, algo que se refleja al momento de usar el teléfono: desbloqueo facial más rápido, mejores fotos, menos uso de batería que se traduce en mayor prolongación de la batería y gran desempeño con videojuegos y realidad aumentada. Además, tiene un chip de 7 nanómetros, lo cual le da un rendimiento enorme.

Una de las grandes novedades en el iPhone XS es la posibilidad de tener Dual SIM, o sea que llevarás dos números de teléfono en un mismo dispositivo (ideal para la gente que viaja mucho o para quienes prefieren usar otro número para el trabajo). Pero, a diferencia de otros teléfonos de la competencia, este smartphone solo usa una SIM física y la otra es una eSIM que se activará a través de un código QR que darán las compañías, tal como en el Apple Watch Series 3 LTE.

También tiene tecnología Gigabit-class LTE; es decir: tiene más antenas para mejorar la recepción de la señal, algo que se aprovecha para esa tecnología. Ahora viene el dato malo: el iPhone XS en México aún no tendrá esta tecnología de red celular, pues seguramente las compañías telefónicas de nuestro país no lo tendrán disponible sino hasta dentro de varios años.

Pura pantalla

Foto: Eduardo García Manríquez

En relación al iPhone X, el iPhone XS tiene la misma pantalla de Super Retina de 5.8 pulgadas de OLED. ¿Para qué moverle mucho a algo que ya funcionaba bastante bien? En sentido estricto, la gran diferencia la da el iPhone XS Max, que lleva un display enorme: una pantalla de 6.1 pulgadas que nos recuerda a la ahora extinta línea Plus. Este smartphone mide lo mismo que un 8 Plus, pero ahora es pura pantalla con 458 pixeles por pulgada (ppi).

Tal como la generación X pasada, el iPhone XS tiene tecnología True Tone, HDR, 3D Touch y gran precisión de color.

Si prefieres teléfonos que puedas usar con una sola mano y que no ocupen mucho espacio en tu pantalón, la versión Max no es para ti.

Diseño

Foto: Eduardo García Manríquez

¡Qué elegancia, la de Francia! El año pasado, cuando presentaron el iPhone X, su diseño encantó a muchos —aunque no faltaron los clásicos "tal marca ya lo había hecho"—, por lo que Apple decidió mantenerlo en esta nueva generación. La diferencia es que ahora, el iPhone XS cuenta con certificación IP68, que le permite estar hasta 30 minutos sumergido en agua hasta dos metros de profundidad; además es resistente a salpicaduras —pueden ser de chela, vino, café... etc.— y polvo.

El cuerpo es de vidrio resistente —Apple asegura que es el más resistente jamás usado en un iPhone, pero, por si las dudas, siempre es mejor usarlo con un case—. Los bordes son de acero inoxidable de calidad quirúrgica. En los colores dorado y gris espacial usan la técnica PVD para dar el acabado.

El vidrio les permite tener carga inalámbrica y que, al parecer, en iPhone XS es aún más rápida que en la generación pasada, siempre y cuando uses cargadores recomendados por ellos —¿para cuándo el AirPower, Apple?

Un dato importante: En Chilango nos percatamos de que, a pesar de que no existan grandes diferencias, la mayoría de las carcazas del iPhone X no funcionarán en el iPhone XS, pues la cámara en el nuevo modelo se movió ligeramente hacia abajo, lo que no le permite encajar de manera perfecta. Así que, si vas a cambiar tu iPhone X por un iPhone XS, olvídate de usar las mismas cases

Sonido

Esta sí es una gran diferencia, pues cuenta con sonido estéreo más amplio que te hará olvidarte de los audífonos al momento de ver películas o videos. Un punto muy importante si buscas el iPhone XS en México.

Lo mejor: la cámara

El iPhone XS y el Max continúan con la tendencia de cámara dual trasera y dos frontales. Las cámaras posteriores, tanto la de gran angular como la de teleobjetivo, son de 12 megapixeles, pero no necesitas miles de megapixeles para tomar una foto, sino un equipo que lo sepa hacer.

Acá vemos de nuevo el poder del chip A12 Bionic, que le da vida su HDR inteligente, que le permite tomar mejores detalles de luz y sombra.

Tiene un nuevo sensor que permite un enfoque más rápido y mejor estabilidad al momento de grabar videos. ¡Olvídate de las manos temblorosas! Continuando con las novedades que introdujo su antecesor, el iPhone XS graba video en 4K de hasta 60 cps (cuadros por segundo) y cuenta con un Flash True Tone Quad-LED.

Un gran avance en la cámara es su grabación en estéreo, pues gracias a sus cuatro micrófonos tendrás una sensación de sonido más amplia. Por ejemplo, si grabas una carrera de coches, luego de que veas tu video, sentirás cómo corre el auto de un lado a otro de la pantalla, pues los canales izquierdo y derecho igualan su sonido.

El efecto bokeh recibió una ayudadita y ahora puedes ajustar el nivel de desenfoque. Ajusta la apertura y no afecta la exposición de la imagen. Aquí puedes checar un ejemplo de nuestras plantitas en la redacción que hicimos con el iPhone XS en México. Es la misma fotografía pero ajustamos el desenfoque al máximo en la primera y lo quitamos en la segunda:

Foto: Eduardo García Manríquez
Foto: Eduardo García Manríquez

¿Vale la pena comprar el iPhone XS?

Foto: Eduardo García Manríquez

La hora de la verdad. Chan chan chaaaaaaaaaan. Mira, la forma más fácil de saberlo es: ¿te sobran $20,000 o más? Si tienes un iPhone X quizá no te convenga dar el salto, porque las diferencias son muy sutiles, excepto con el iPhone XS Max, que es del tamaño de un 6,7 u 8 Plus.

Si tienes un iPhone 7 o uno anterior, el iPhone XS será toda una novedad para ti. Dile adiós al botón de Home y hola al Face ID, que en verdad ha mejorado su velocidad respecto al X y es un método de desbloqueo bastante seguro con el que pondrás hacer compras y guardar tus contraseñas.

¿El tamaño importa? Si te gustan los teléfonos gigantes, el iPhone XS Max es el indicado. Su pantalla es enorme e ideal para ver videos y jugar. Mejora su batería respecto al XS, sí, pero un contra es el espacio que ocupa en tu bolsa. Si andas mucho en bici sentirás bastante incomodidad de ir con él en el pantalón.

Ambas versiones tienen los mismos componentes, por lo que la única diferencia es el tamaño, no otra como en iPhone 8 y 8 Plus, que uno tenía cámara dual y el otro no, lo cual era un factor más determinante. Quizá podríamos llamar "diferencia" a la duración de la batería, que en el Max es de una hora y media más, y en el XS de media hora, respecto a su antecesor.

¿Dónde lo compro?

El iPhone XS en México está disponible desde el 21 de septiembre a través de la página de Apple y en distintas tiendas físicas y virtuales. Cabe mencionar que durante la primera hora, la versión más cara (iPhone XS Max de 512 Gb, que cuesta $35,499) agotó su stock en todo México —kháaaaa? No fueran libros porque ni los pelan.

Se trata de los teléfonos más caros jamás hechos por Apple: el iPhone XS en México está disponible en tres capacidades distintas: 64 GB ($24,499), 256 GB ($28,199) y 512 GB ($32,999). El iPhone XS Max está disponible en las mismas capacidades: 64 GB ($26,999), 256 GB ($30,699) y 512 GB ($35,499). Sí, llegamos a la época donde un smartphone cuesta los mismo que un enganche para comprar un coche —y no decimos que comprar un coche sea la mejor opción para semejante cantidad de dinero, tal vez, con ese dinero puedes ir de viaje.

Habrá que ver qué tan bien es recibido este iPhone XS en México, que es la versión premium del 2018. También recordemos que en octubre saldrán a la venta los nuevos iPhone XR que estarán disponibles en seis nuevos colores.

hospedate-en-la-habitacion-inspirada-en-la-obra-de-guillermo-del-toro

?¡Hospédate en la habitación inspirada en la obra de Guillermo Del Toro!?

Visita la exposición de En Casa Con Mis Monstruos y hospédate en una habitación (Monster Suite) inspirada en la obra de Guillermo del Toro.

Viajes

NUESTRAS REDES SOCIALES

+
+