Este lunes es el inicio del nuevo ciclo escolar en CDMX y el resto del país.

Sin embargo, las dudas llegaron a los salones de clases (y a las casas) antes de que los estudiantes y profesores pusieran un pie en las aulas. También habrá un gran ausente: el agua.

A lo largo de la pandemia por covid-19 hemos aprendido que una de las defensas contra el virus es lavarse constantemente las manos con agua y jabón. El problema es que en al menos 277 colonias de 10 alcaldías capitalinas, sus habitantes reciben agua por tandeo.

En 77 de esas colonias hay 148 primarias públicas, con un promedio de 300 alumnos cada una, lo que indica que al menos 44 mil menores no tendrán la certeza de lavarse sus manitas con agua y jabón.

Te recomendamos. Ah, prro: UNAM crea un cubrebocas que mata al covid-19

Previo al inicio del nuevo ciclo escolar, Chilango conversó con [email protected], madres, padres, tutores y maestros para conocer en qué situación comenzarán las clases.

En general, hay incertidumbre y miedo para enfrentar la pandemia, acusan los padres, mientras que los alumnos ya quieren ver a sus amigos.

La emoción de volver

Antes de que terminara el curso anterior, Paula tuvo un ataque de ansiedad.

Tras año y medio de clases en línea, la estudiante de 13 años se sentía abrumada. No entendía lo que explicaban sus profesores. Había perdido el entusiasmo por estudiar y se sentía triste por no ver a sus compañeros.

Este lunes 30 de agosto, Paula volverá a la secundaria a la que solo asistió seis meses.

Aún desconoce cómo serán sus clases o si tendrá recreo, pero eso no le quita la emoción de volver.

“De algún modo es emocionante volver a ver a tus compañeros y estar frente a un pizarrón, donde te expliquen mejor”, dice Paula, quien, aunque confiesa que le da “un poco de miedo contagiarse”, no disimula su felicidad por volver.

Además de cuadernos y plumas, llevará cubrebocas, un bote de gel y un paquete de toallitas desinfectantes para el inicio del nuevo ciclo escolar.

De acuerdo con la Guía para el Regreso Responsable y Ordenado a las Escuelas de la Secretaría de Educación Pública (SEP), habrá nueve reglas en el ciclo escolar 2021-2022.

Entre las medidas destacan los filtros sanitarios, el lavado de manos, la suspensión de ceremonias o reuniones, así como la detección temprana de casos y el apoyo socioemocional para docentes y alumnos

Además lee. Detectan variante lambda en México; esto es lo que debes saber

¿Qué dicen los profesores del inicio del nuevo ciclo escolar?

Contrario a las previsiones de la SEP, Adriana, profesora de quinto año, dice que será un reto que tanto alumnos como padres de familia sigan las medidas.

“Para uno como maestro, el trabajo será doble. Tendremos que estar pendientes de que los niños usen correctamente el cubrebocas, que no presten sus útiles ni compartan alimentos. Como niños es entendible que quieran regresar a la normalidad que existía previo al virus”, dice.

A eso, explica, hay que sumarle que las medidas de la SEP para el inicio del nuevo ciclo escolar no son claras.

“No sabemos si tendremos los insumos necesarios cada semana, si habrá agua en las escuelas o si realizarán pruebas de covid a profesores y alumnos”.

Adriana cuenta que en su salón de clases hay más de 30 niños inscritos y aunque desconoce cuántos asistirán, señala que garantizar la sana distancia será complicado, pues la escuela no cuenta con muchos espacios al aire libre.

Pese a los obstáculos, la profesora reconoce que es primordial retomar las clases, pues el desarrollo emocional y social de los niños se vio afectado.

“Seguramente tendremos estudiantes más inquietos, con severos problemas de rezago educativo, pero entusiasmados por volver a la escuela”.

También lee. Las víctimas invisibles: los huérfanos de la pandemia

Sin agua en escuelas

inicio del nuevo ciclo escolar 2
Foto: Alejandro Rodríguez // Cuartoscuro.

Claudia, maestra de secundaria, asegura que está enojada y que se siente vulnerable.

A escasos días del inicio del nuevo ciclo escolar asistió a una junta de profesores en la que no se respetó la sana distancia. Durante un receso, la profesora notó que los baños no cuentan con papel ni jabón.

Considera que las autoridades no han brindado las condiciones mínimas de seguridad ni rutas de acción para retomar las clases presenciales.

Si bien la SEP presentó el protocolo sanitario, hasta la semana pasada nadie le había informado cómo será la dinámica de trabajo.

A diferencia del regreso a clases de junio, en esta ocasión los protocolos no contemplan un regreso escalonado o cómo se evaluará a los estudiantes que sigan a distancia.

Te puede interesar. #RegresoAClases: 7 medidas para proteger a [email protected] estudiantes

Cada escuela deberá adaptarse como mejor pueda —y de acuerdo con sus necesidades— a la nueva normalidad escolar.

Ximena Robles trabaja en una primaria de Iztapalapa que iniciará las clases presenciales sin agua. Pero esa no es la única carencia. En ese plantel no tienen termómetros ni internet. De hecho, tampoco hay un director asignado.

El 26 de agosto recibieron un kit con 20 cubrebocas y dos litros de gel desinfectante para una comunidad de 8 maestros.

“No sabemos si en una semana, en un mes o hasta enero nos volverán a dar ese material”, asegura Ximena.

Tal situación ha angustiado a la profesora, quien también teme por su salud y considera insuficientes las medidas para el inicio del nuevo ciclo escolar.

Para ella lo ideal sería mantener el trabajo virtual por lo menos el primer trimestre y ver cómo evoluciona la pandemia, ya que, dice, su principal reto será la salud de toda la comunidad escolar.

Hasta el 16 de agosto se reportaron 17 niños con covid-19 en Ciudad de México, de acuerdo con información de El Financiero. Respecto al panorama general, hasta el 25 de agosto se reportaron 27 mil 350 casos activos en la capital.

Consulta aquí. De la A a las vacaciones: 10 cosas del inicio de clases

Un trabajo de padres y maestros

Si hay algo que Fernanda tiene claro es que el protocolo de ingreso al colegio donde trabaja será más intenso.

Antes de la pandemia solo revisaban si los [email protected] cumplían con el uniforme, tenían las uñas cortas e iban limpios.

Con el inicio del nuevo ciclo escolar tendrán que revisar todo. Deberán cerciorarse que ningún alumno tenga fiebre o escurrimiento nasal. Las alertas se encenderán si un estudiante tose.

También deberá revisar que lleve el cubrebocas bien puesto y se aplique gel antibacterial.

De acuerdo con el plan de la SEP, un alumno no podrá ingresar al plantel si presenta algún síntoma de covid-19.

En el colegio donde trabaja Fernanda se pedirá que alumnos y maestros se hagan la prueba.

El problema es que hasta el pasado viernes, el último día laboral previo al inicio del nuevo ciclo escolar, Fernanda y el resto de profesores de preescolar de su escuela desconocían si la prueba será solo para el regreso a clases o si será periódica.

Por esas razones, Fernada considera que el regreso a clases es un trabajo en equipo entre autoridades, docentes y padres de familia.

Foto: Alejandro Rodríguez // Cuartoscuro.

No olvides leer. ¿Qué tipo de cubrebocas deben llevar los alumnos a clases?

De acuerdo con la SEP, el primer filtro sanitario para el inicio del nuevo ciclo escolar será en casa.

Padres, madres o tutores tendrán que identificar cualquier síntoma de covid-19 en sus hijos; sin embargo, la tarea no será tan sencilla.

Nancy, quien tiene dos hijos en la primaria, también asegura que los padres tendrán que trabajar en equipo con los profesores para disciplinar a los niños.

“El virus es algo que ya se va a quedar y tenemos que aprender a vivir con él. Como padres nos corresponde enseñar a nuestros hijos a usar el cubrebocas, gel antibacterial y toallas para limpiar su mobiliario en el salón. Llevará tiempo para que tomen esa responsabilidad”, señala.

Para otras mamás, como Raquel, mandar a su hijo de regreso a las aulas no fue opción.

Debido a la tercera ola de la pandemia, la escuela de su hijo optó por continuar con clases en línea, al menos durante septiembre.

Señala que aunque no fue su decisión, aún no se siente segura de enviar a su pequeño a clases presenciales.

Por ello, cuando regrese a las aulas, será de forma escalonada, con aforos controlados en los salones y únicamente medio tiempo.

También lee. Juegos incluyentes y playa de aves: así quedó el Bosque de Aragón