Las personas mayores de 60 años son los más vulnerables ante el brote de coronavirus COVID-19, junto con quienes padecen enfermedades crónico degenerativas, como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas, diabetes o embarazadas, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por eso, es importante reflexionar cómo apoyar a los adultos mayores, quienes representan 12.3% de la población nacional.

En México residen 15.4 millones de personas de 60 años o más, de las cuales 1.7 millones viven solas, de acuerdo con la más reciente Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2018, que el INEGI realiza cada cuatro años.

Lee aquí: No los aísles, medidas para cuidar a adultos mayores por el COVID-19

De esos 1.7 millones de personas de la tercera edad que vivien solos, 41.4% son económicamente activas, es decir que, cuatro de cada 10 aún trabajan. Además, 69.4% del total son personas con discapacidad, es decir, 7 de cada 10.

Aunque actualmente ningún estudio detalla exactamente la ocupación de este 41.4% de personas mayores en el país, lo cierto es que después de los 60 años resulta más difícil preservar un empleo o conseguir uno nuevo, de acuerdo con los adultos mayores entrevistados.

Tal es el caso de los empacadores de supermercados, quienes no gozan de sueldo, sino únicamente obtienen ingresos a partir de las propinas que reciben de los clientes.

“Ya tengo un año empacando aquí, porque me corrieron de una dependencia del gobierno. Por la edad, tengo 62 años, ya no me renovaron el contrato. Al no tener ‘planta’ (contrato fijo) ni siquiera tuve derecho a pensión. Solo me dieron liquidación por haber trabajado 15 años. Al menos acá, gano cerca de 200 pesos al día, a veces más, a veces menos, es muy variado. Depende de cuánto nos den los clientes”, confiesa Omar Antonio González, un empacador de un supermercado ubicado al oriente de la CDMX, quien vive con su esposa de 65 años. Ninguno de los dos recibe apoyo económico por parte del gobierno ni de su familia.

Otro ejemplo de las condiciones en las que viven los adultos mayores en México es el de los comerciantes informales, quienes viven al día y no pueden sumarse a la cuarentena porque dependen de los ingresos que obtienen por sus ventas, en mercados, tianguis, etcétera.

María Constanza Perales trabaja en el tianguis de La Lagunilla, en la alcaldía Cuauhtémoc, donde vende ropa y zapatos. “Nosotros (los ambulantes) no le importamos a nadie. Si ganamos 10 pesos al día, tenemos que comer con esos 10 pesos, no hay de otra. Si nos contagiamos por trabajar, ni modo, ya nos tocaba. Quisiéramos poder quedarnos en nuestras casas, pero igual nos moriríamos de hambre”, comenta la señora de 69 años.

Datos de la ENADID 2018 establecen que las principales fuentes de ingresos de los adultos mayores que viven solos son: pensión, en 36.7% de los casos; algún programa de gobierno, en 36.6%, y/o por su trabajo en 34.4% de las ocasiones. Estos ingresos, señala la presentación ejecutiva de los resultados de la encuesta, “pueden ser complementarios, es decir, una persona puede recibir recursos monetarios de diferentes fuentes”.

Te recomendamos: ¿Cómo asearme adecuadamente al regresar a casa?

Los adultos mayores se ven obligados a trabajar más allá de la edad legal de jubilación (a partir de los 60 años) para generar ingresos para sobrevivir, debido a “la falta de ingresos (...) en el contexto de la menor presencia de hogares multigeneracionales [con hijos, nietos, etc.] y la debilidad de los sistemas de pensiones”, expone el estudio “La inserción laboral de las personas mayores: necesidades y opciones”, publicado en mayo de 2018 por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Medidas del gobierno federal para apoyar a adultos mayores

El 24 de marzo pasado y luego de que la Secretaría de Salud anunció que México entró en la Fase Dos de la pandemia por el coronavirus COVID-19, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció diversas medidas de apoyo enfocadas en los adultos mayores.

Entre las medidas destacó el decreto —tanto en el sector público como en el privado— para otorgarles permiso de permanecer en sus casas con goce de sueldo a los adultos mayores, con la finalidad de no exponerlos a los contagios. Además, el mandatario llamó a los empresarios a sumarse a esta iniciativa.

Con respecto a las pensiones, el mandatario agregó que desde el pasado 23 de marzo se están entregando los recursos de la pensión a más de ocho millones de adultos mayores, queines recibirán el monto correspondiente a cuatro meses de apoyo, es decir, 5 mil 340 pesos.

“Ya en esta semana empieza la entrega con brigadas a los que reciben su apoyo en efectivo”, concluyó Andrés Manuel López Obrador, respecto a las medidas implementadas en apoyo a los adultos mayores por COVID-19.

Entérate: ¿Qué mercados tienen servicio a domicilio? Van los teléfonos

¿Qué recomiendan los especialistas?

Hugo González Gómez, médico Internista y especialista en Geriatría, señala que una de las formas para apoyar a los adultos mayores es conociéndolos un poco más, pues cada uno de ellos es diferente y tiene necesidades de acuerdo a su estilo de vida.

“Habrá algunos que quizás lo único que necesitan es que los visites con todas las medidas de protección, es decir, lavado de manos, tener una buena higiene del entorno y no visitarlos en caso de que ellos estén sanos y tu estés con alguna enfermedad respiratoria”, explica el especialista.

Al ser cuestinado sobre cómo apoyar a los adultos mayores que tienen alguna discapacidad, González Gómez considera: “Quizás haya que ayudarles a bañarse o ir a comprar su despensa”.

Diana Chávez Moreno, médica internista y geriatra del Hospital Juárez de México, señala que es importante ayudarlos en lo que se pueda para evitar que salgan por cualquier actividad básica.

“Que solo los ayude o acompañe una persona, que no lleguen mucho tiempo antes a sus consultas para evitar exponerse, que les ayuden con sus despensas, asegurarse que se laven las manos todo el tiempo”, detalla la especialista.

Para no hacerlos sentir mal anímicamente, Hugo González recomienda que antes de ayudarlos, siempre les preguntemos cómo podemos asistirlos, pues muchas veces suponemos lo que requieren y en realidad no es así, por lo que solo los haríamos sentirse incapaces: “Tanto la sobreprotección como la falta de atención son tipos de maltrato”, enfatiza.

Y si los adultos mayores llegaran a presentar tos y dolor de cabeza no debería ser motivo de preocupación. Sin embargo, “si están confundidos, somnolientos, adormilados, distraídos, agitados, si les falta el aire, entonces ya es un signo de alarma, el cual indica que deben acudir a emergencias inmediatamente”, instruye Diana Chávez.

Te puede interesar: ¿Es seguro hacer ejercicio al aire libre durante la pandemia?

Las recomendaciones para cuidar a los adultos mayores durante la pandemia por coronavirus COVID-19 en lo que llega una ambulancia, o por síntomas similares a este virus, son las siguientes:

  • Mantenerlos en una habitación separada de la familia
  • Asignarles, en la medida de lo posible, un baño exclusivo. Si se trata de un sanitario compartido, hay que limpiarlo y desinfectarlo antes y después de que lo use la persona mayor
  • Cada persona con la enfermedad (o con síntomas similares) deberá tener su propio material de limpieza desechable, limpiadores y desinfectantes
  • Utilizar guantes desechables al manipular ropa de una persona enferma
  • No reutilizar el material de limpieza
  • Lavarse las manos antes y después de cada intervención
  • No sacudir la ropa sucia
  • Lavar la ropa con agua y jabón, de preferencia con agua caliente
  • No combinar ropa del enfermo con la ropa del resto de los familiares
  • Limpiar y desinfectar los cestos de ropa sucia

Cómo apoyar a los adultos mayores y protegerlos

Ante este panorama, durante los últimos días han surgido diversas propuestas en redes sociales sobre cómo apoyar a los adultos mayores. Una de ellas consiste en firmar una petición en la plataforma change.org para que las cadenas de supermercados ya no permitan a los empacadores seguir trabajando y los envíen a sus hogares con un apoyo económico.

Respecto a esa iniciativa, a partir del 20 de marzo una cadena de supermercados implementó la siguiente medida: “Destina a ellos [empacadores] una propina voluntaria y Soriana duplicará lo recabado para ser entregado de manera íntegra a nuestros adultos mayores”.

Lo mismo sucedió al día siguiente en las 2 mil 600 sucursales de Walmart de México, cadena que incluye a tiendas como Bodega Aurrera, Sams, Superama y Walmart.

“Aun cuando los empacadores voluntarios no son asociados de Walmart, estaremos brindándoles un apoyo económico para enfrentar las circunstancias actuales”, explicó la cadena, a través de su cuenta de Twitter.

Por lo tanto, dejar propina al momento de realizar tus compras en estas cadenas de supermercados ayudará a que ellos tengan algun ingreso.

Lee aquí: Desde ventanas y balcones: así se cantó Ramito de violetas

Para ayudar a estos empacadores que todavía no les han autorizado permanecer en casa con apoyo económico, surgió en redes sociales una iniciativa alterna que consiste en donarles productos, además de dinero, al momento de pagar.

Esta medida de donar productos y dinero a los adultos mayores por COVID-19 es una iniciativa que usuarios de redes sociales dicen haber puesto en marcha para apoyar a otros trabajadores, como jardineros, barrenderos, basureros, boleros, y muchos otros oficios que desempeñan personas de 60 años o más.

Otra de las propuestas sobre cómo apoyar a los adultos mayores es consumir los productos que ofertan comerciantes locales, pues muchos de los adultos mayores tienen negocios propios, los cuales atienden ellos mismos y dependen de las compras que realicen los vecinos.

Una idea que también se ha hecho popular es la de ayudar a las personas mayores a realizar sus compras, para evitar que salgan a la calle. O bien, ayudarles a realizar sus actividades necesarias, como asistir a sus consultas médicas, así lo indicó el subsecretario de Salud federal, Hugo López-Gatell: “Si la persona adulta mayor necesita ir a una consulta médica, puede salir y hay que ayudarle, hay que acompañarlo, pero que no salga a sus actividades básicas diarias, incluido comprar sus alimentos, sus insumos, hay que ayudarle para que no esté expuesta a posibles contagios”.

Si aún no sabes cómo apoyar a los adultos mayores, aquí te compartimos un dato más: cada tres meses, los adultos mayores que viven solos gastan en promedio 5 mil 209 pesos en alimento y 112 pesos en medicinas, según datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos en los Hogares (ENIGH) 2018.

No olvides leer: Amor en tiempos de COVID-19: ¿tener o no relaciones sexuales?