¿Qué es realmente la cerveza sin alcohol?

Incluso tiene beneficios para la salud.

Cortesía H+K Strategies

¿Tus amigos te ven raro porque siempre pides chela ‘sin alcohol’? He aquí lo que debes saber para platicar con ellos acerca de este tema y para que ya no te troleen.

Se cree que este tipo de bebida surgió en 1919, cuando se instauró la Ley Seca en Estados Unidos; en ese entonces, los comensales buscaron alternativas para continuar con el consumo de este elixir y lo hicieron probando una bebida sin alcohol.

Pero, ¿qué ingredientes se usan para realizar este tipo de cerveza?, y ¿cuál es la diferencia que tiene respecto a las que sí contienen alcohol?

Primero, debes saber que contiene 1% de alcohol del volumen total; el sabor es parecido pero con una tendencia más dulce. 

Los elementos y la forma de preparación son prácticamente iguales a la cerveza tradicional. Se requiere de los ingredientes naturales (agua, malta de cebada, lúpulo y levadura), pero gracias a otros procesos se reduce la formación del alcohol en la fermentación. 

Aunque el aroma y sabor es menos notable porque pierde componentes aromáticos, la “cerveza sin” tiene contribuciones a la salud. Checa:

  • ·         Según un estudio realizado por la Sociedad Española Dietética y Ciencias de la Alimentación (Sedca), es considerada una bebida altamente hidratante pues está compuesta en 95% por agua.
  • ·         De acuerdo al mismo estudio, se destaca que por su bajo contenido en calorías (14 kcal/100ml aproximadamente) es una bebida ideal para los que están a dieta. 
  • ·         También, de acuerdo a un estudio presentado en el Congreso de la Sociedad Canaria de Cardiología, la “cerveza sin” contribuye al colesterol bueno, un preventivo de la formación de depósitos de grasa en las arterias.
  • ·         El Centro de Información de Cerveza y Salud afirma que esta bebida cuenta con antioxidantes que contrarrestan el envejecimiento y deterioro de las células del organismo.
  • ·         Además, también mencionan que la cerveza contiene vitaminas, minerales y carbohidratos que proporcionan energía.

Para las embarazadas también hay buenas noticias, ya que de acuerdo a especialistas de la Universidad de Valencia y el Hospital Doctor Peset, se cree que el consumo de cerveza sin alcohol durante la lactancia materna puede ayudar a aumentar hasta 30% la capacidad antioxidante de la leche.

Ahora, si piensas unirte a las filas de los fanáticos de la “cerveza sin” comienza maridándola con productos elaborados a partir de cereales, frutas, especias, hierbas aromáticas. Otra alternativa es acompañarla con quesos frescos, pues el cereal dulce de la cerveza sin alcohol reforzará el sabor.

En México existen productores de este tipo de cerveza, con potencial de crecimiento en un futuro.

Ahora sí, chúpale aunque te vean raro.

También lee:

¿Cómo maridar con cerveza?

Un tipo de chela para cada ocasión

¿Cómo maridar postres con chela?