Para conmemorar los 50 años de la Línea 1 del Metro proponemos un recorrido por las pulquerías chilangas a las que esta ruta te puede llevar: establecimientos que ya despachaban cuando el D. F. se “metrificó” y que han sobrevivido a todos los cambios de esta ciudad. Salud por eso.

Pulquería La Gloria – Tacubaya

pulquerías chilangas
Foto: Lulú Urdapilleta

Aunque hay que caminarle tantito y en subida, vale totalmente la pena. Los fines de semana los clientes de siempre se ponen a jugar rayuela y sacan “la tongolele”, curioso invento para subir el nivel de dificultad del juego. Éntrale a la reta. En temporada, el curado de zapote es una delicia. De las pulquerías chilangas que venden chela para el amigo fresa que le tiene miedo al pulque.

Dónde: Camino Real a Toluca 87, Bellavista

Cuándo: lun-sáb: 8-18 h

También puedes leer: Escápate al Pulcata Fest en Querétaro

Pulquería Las Duelistas – Salto del Agua

pulquerías chilangas
Foto: Lulú Urdapilleta

Ésta seguro ya la conoces, y si no, tache. Es una de las pulquerías chilangas que mejor se adaptaron a los nuevos tiempos, porque supo atraer a un público joven que seguro irá envejeciendo con su curado en mano y la seguirá frecuentando dentro de 50 años. Muy fotogénica, diversa y amigable. Perfecta para principiantes.

Dónde: Aranda 28, Centro

Cuándo: lun-sáb: 10-21 h

Pulquería La Burra Blanca – Pino Suárez

Aunque esta pulquería es nueva, de los dosmiles (fue pionera de las neopulquerías), la incluimos porque en ella se pueden conseguir los envases donde tradicionalmente se servía el pulque, con los diseños originales. Los traen de una fábrica en Puebla que todavía los elabora.

Dónde: Regina 88, Centro

Cuándo: lun-jue: 8-21 h, vie-sáb: 8-23 h

Pulquería Carmelita – La Merced

pulquerías chilangas
Foto: Lulú Urdapilleta

En la calle no hay letrero para identificar una de nuestras pulquerías chilangas. Tienes que dirigirte al fondo de un pasillo oscuro, justo como los que siempre te han advertido que no atravieses; al final está uno de los salones más alegres del centro. La mismísima Carmelita (la señora más adorable del planeta) y sus familiares te sirven un fresquísimo pulque blanco o mezclado al momento con frutas de temporada.

Dónde: Roldán 24, Centro

Cuándo: lun-dom: 10-20 h

También te puede interesar: Habrá Feria del pulque y barbacoa en Los Dinamos

Pulquería La Fuente de los Chupamirtos – Candelaria

pulquerías chilangas
Foto: Lulú Urdapilleta

En medio del ajetreo de las calles circundantes al Mercado de la Merced, como para darse un respiro y recargar energías después de compras y regateos, se encuentra una de las pulquerías chilangas septuagenarias. Las remodelaciones se han llevado su encanto original, aunque se compensa con la rockola, la botana, el ambientazo, el pulque hidalguense fresco y los buenos curados.

Dónde: General Anaya 40, Merced Balbuena

Cuándo: lun-dom: 9-21 h

Pulquería La Bella Cande – Moctezuma

pulquerías chilangas
Foto: Lulú Urdapilleta

Acá ya venden chelas, por lo que el ambiente a veces se pone pesado, pero es una de las pulquerías chilangas que conserva el encanto y los jicareros son buenísima onda. El negocio se inauguró en 1928, así que es toda una institución del oriente de la ciudad.

Dónde: Emilio Carranza 10, Moctezuma 1ra. Sección

Cuándo: lun-dom: 9-22 h

Pulquería La Reyna Xóchitl – Gómez Farías

Pulquerías chilangas
Foto: Lulú Urdapilleta

A diferencia de otras pulquerías chilangas, existe desde 1952 y se mantiene “como las de antes”, con parroquianos del barrio, en su mayoría señores y señoras que van a pasar la tarde. Los Gen-X y millennials hasta sentimos que andamos invadiendo, pero los vecinos de mesa te reciben con una gran sonrisa, lo mismo que los encargados, herederos del legendario don Víctor, que estuvo al frente de esta pulquería por décadas y cuyo recuerdo prevalece en cada brindis.

Dónde: Avenida Cuatro 158, Gómez Farías

Cuándo: lun-dom: 9:30-21:30 h

Tamara de Anda
Es chilanga, peatona, feminista, tragona, chaira y chavorruca. Estudió Comunicación en la UNAM, fue una de las blogueras más leídas de México (cuando los blogs estaban de moda) y empezó a chambear en medios en 2005. Hoy es una de las conductoras de Itinerario en Canal 11 y está al frente del programa Macho en rehabilitación de Radio Fórmula. También sube fotos de gráfica popular a Instagram, canta rolas noventeras en el karaoke, frecuenta bares mugrosos y colecciona objetos vaciladores. Es coautora del libro #AmigaDateCuenta.