Cevecería Almoloya, las chelas que no se te pueden ir

Que no se te escapen

cervecería Almoloya
Foto: Ollín Velasco

Los nombres de las cantinas, los cantineros y hasta de las cervezas artesanales mexicanas son tan surrealistas como el país mismo. Muchos son tan bellos y tan acertados, que merecen que se escriban muchos libros y tesis en su honor, por ejemplo éstas de la cervecería Almoloya.

Ahora hicimos un gran descubrimiento en plena capital. Dimos con la existencia de una cervecería llamada como un conocido penal de máxima seguridad ubicado en el Estado de México.

Pero lo mejor del asunto es que sus distintos tipos de chela están nombrados igual que algunos de los más «célebres» personajes que estuvieron —o siguen— presos allí. Te encantará ver las etiquetas de Aburto y de Raulito, o las que tienen ilustraciones a blanco y negro de esta cárcel—también conocida como El Altiplano— de donde se fugó Joaquín «El Chapo» Guzmán en julio de 2015.

Foto Ollin Velasco

Aunque los tres socios detrás de este proyecto con frecuencia hacen experimentos mezclando distintos ingredientes, tienen de fijo una cerveza blonde, una brown, una strong ale y una pale ale con centeno.

Cervecería Almoloya, unas chelas sin ataduras

Javier Izquierdo es uno de los creadores de cervecería Almoloya y dice que la idea de hacer una línea de chelas que hicieran referencia a estas «finísimas personas» del acontecer social mexicano surgió cuando aún estaban aprendiendo a hacer la bebida.

Después de mucho ensayo, error y brindis, el resultado les convenció y decidieron materializar su sueño; sin embargo, en este punto Javier es claro: lo que menos quieren hacer con Almoloya es una suerte de apología de la criminalidad.

«Más bien queremos contribuir a la memoria histórica de los mexicanos. No debemos pasar por alto que estos nombres han sido protagonistas de algunos de los episodios más oscuros del país», afirma.

Ya algunos restaurantes la venden en botella. No obstante, si quieres probarla de barril sólo la encuentras en la pizzería Lulo, cerquita del mercado de Medellín. Así, mientras te comes una de tres quesos, te aseguras de que los tragos amargos de la historia mexicana no se te olviden y sepan mejor hechos cerveza.

Dónde: Monterrey 248, Roma
Horarios: martes a domingo, de 13:30 a 23:30
Cuánto: $160 en total; cada cerveza Almoloya vale alrededor de $80

También puedes leer: Cervezas cachondas para ponerte a tono