Parques temáticos hay muchos, pero entre ellos, uno se destaca por la nobleza de su labor: nos referimos a Burrolandia, el proyecto que busca conservar y rescatar al burrito mexicano.

Burrolandia se encuentra en Otumba, Estado de México, donde cada 1 de mayo se celebra la Feria del Burro, que incluye actividades como burritos disfrazados, la tradicional carrera de burros y hasta una justa de polo sobre burros (aunque este año debido a la pandemia no se realizará).

De un animal común en México a una especie en peligro

Lo primero que nos preguntamos es, ¿por qué crear un santuario de burros, si es un animal “común”, al menos en el imaginario colectivo? La respuesta a esta y otras interrogantes nos la dio Raúl Flores, quien desde 2006 se encuentra al frente de este santuario que busca que rescatar y ofrecer una vida digna para estos animales.


“Burrolandia nació hace más de 10 años, de hecho, este 2021 cumplimos 15 años. Nuestra misión es que se le deje de considerar al burrito mexicano como un objeto, pues hay algunos que viven en condiciones deplorables por las labores que desempeñan.

Es un panorama complejo para ellos, porque la vida moderna los ha desplazado y cada vez menos gente los emplea. Nosotros no nos oponemos a que la gente se ayude con ellos, sabemos que la vida en el campo es pesada.

Mira este video maravilloso lugar también cerca de la CDMX

Pero buscamos que vivan en condiciones dignas. Hace 30 años se estimaba que había alrededor de millón y medio de burritos mexicanos y hoy nuestras estimaciones nos dicen que hay alrededor de 300,000. En solo tres décadas se ha reducido el número de burritos en un 75%”.

Pero no solo el hecho de que estén dejando de emplearse en granjas los tiene amenazados, pues hay otro enemigo más oscuro: las muertes para obtener su piel. “Lamentablemente ha habido sacrificios masivos de estos animalitos. Sus pieles se venden a China para elaborar diversos productos”.

Ser burro es un orgullo (y no por lo que te imaginas, malpensado).

Según nos cuenta Raúl, el burro ha sido un animal muy estigmatizado, aunque en realidad es un animal sumamente inteligente e intuitivo. “¿Cuántas veces no hemos escuchado frases cómo? ‘¡No aprendes nada, eres un burro!’ o ‘Eres bien necio, ¡pareces burro!’.

Estas ideas nacieron porque a veces a los burritos al ser utilizados como animales de carga, se niegan a pasar por lugares que consideran peligrosos. Pero no es que sean necios o tontos, ellos intuyen muy bien que algo no está bien. Pueden ser necios, pero debido a su inteligencia”.

Pero los burritos no solo reconocen el mejor camino o se niegan entrar en lugares peligrosos, sino que tienen una memoria prodigiosa: pueden volver a reconocer a personas que no han visto en quince años e incluso pueden aprender a reconocer su nombre y algunas órdenes mediante palabras cortas, como los perros.

“Son animales realmente inteligentes. Así que si alguna vez te dijeron burro intentando denigrarte, realmente te están comparando una criatura que es sumamente inteligente”, señala el guardián de Burrolandia.

¡Sé padrino de un burrito en Burrolandia!


En Burrolandia puedes encontrar burritos de todos los colores, edades y tamaños. Son sumamente amigables y se dejan acariciar, por lo que si te gustan estos animalitos y nunca te has animado a conocerlos, este es el lugar ideal.

Aquí podrás encontrarte con Marcela, Pancho, Morita, Copo de Nieve, Pulque, Bam-Bam y Florindo, así como el resto de la manada. Todos ellos tienen una historia que contar y estarán gustosos de que los visites.

Lamentablemente, a causa de la pandemia Burrolandia ha tenido que dejar de lado algunas de sus actividades, como el restaurante, o sus diversos concursos. Aquí la seguridad de los visitantes también es prioridad, por lo que si gustas venir, las visitas se agendan para evitar aglomeraciones.

Los recorridos son totalmente personalizados y duran 60 minutos, durante los cuales podrás convivir con los 56 burritos que hay en este santuario.

“Tenemos un programa en el que pueden convertirse en padrinos de un burrito. Nuestra meta es que cada uno de nuestros burritos tenga al menos un padrino. Y no es necesariamente donativos en efectivo: se aceptan donativos en especie.

Burrolandia, Otumba

Pueden donarles una cubeta de zanahorias, de maíz, una paca o escobas. También pueden hacer donaciones de medicamento veterinario. A cambio, cada que vengan a Burrolandia su acceso es totalmente gratuito, además les mandamos fotos del burrito que adoptaron e incluso les podemos hacer videollamadas con ellos. Si logramos al menos un padrino por cada burrito sería algo fabuloso”.

Te recomendamos

En Burrolandia tienen alrededor de 70 rescates pendientes en toda la república. Al convertirte en padrino no solo ayudas a que los burritos tengan cubiertas sus necesidades básicas, sino que ayudarás a que ellos puedan destinar sus recursos a agilizar estos rescates de animalitos que lamentablemente están en espera de que les echen una mano.

Así que ya sabes: si quieres salir de la ciudad y evitar las aglomeraciones, además de ayudar en una causa muy noble, esta es una excelente opción. Mándales un Whatsapp y agenda tu visita. ¡Burrolandia y sus simpáticos habitantes te esperan!

Dónde: Calle Estación 6, La Estación, Otumba de Gómez Farías, Estado de México.


Cuánto: donativo de entrada en 50 pesos

Cuándo: agendar cita en el 55 4926 7362