Negligencia en hospital de la CDMX causa muerte de joven de 19 años

víctima de negligencia médica en la CDMX
Foto: Google Maps

Rosalía, una joven de 19 años, fue víctima de negligencia médica en la CDMX, tras acudir al hospital General Dr. Enrique Cabrera el pasado 2 de diciembre para que le practicaran una cesárea, programada a sus 39 semanas de embarazo; 89 días después, falleció.

“Una cadena de negligencias médicas” ocasionaron, primero, que la mujer entrara en coma y posteriormente su muerte, de acuerdo con declaraciones del equipo jurídico del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), dadas a conocer por Animal Político.

De acuerdo con el relato de familiares, personal del hospital obligó a la joven a que tuviera un parto normal, a pesar de que no tenía contracciones y de que había una instrucción por parte de su médico para que le realizaran la cesárea debido a su edad y complexión.

Desde ese momento, autoridades del hospital nunca informaron a los familiares sobre el estado de la joven ni los motivos de la labor de parto.

También lee: Lo que sabemos del supuesto robo de un niño en el 20 de noviembre

Las largas horas de parto, ocasionaron que Rosalía “desarrollara atonía uterina”, es decir la imposibilidad del útero a contraerse después de haberse expandido, lo que provocó una hemorragia que derivó en una histerectomía, señalan en el reporte de parte médico que fue entregado a familiares apenas el 18 de febrero, luego de que GIRE interpusiera un amparo urgente.

Pero ahí no terminó la cadena de negligencias, ya que derivado de una hemorragia masiva, a la joven le dio un paro cardíaco, por lo que tuvo que ser llevada a terapia intensiva. Cuando los familiares pudieron verla (dos días después de haber sido internada), la encontraron entubada, con sondas y en estado de coma.

El diagnóstico médico indicaba que la joven sufría atrofia cortical cerebral, un daño cerebral irreversible por el cual todos sus órganos se encontraban comprometidos.

Después de que sus familiares lograron que interviniera GIRE y un juez, el hospital prometió realizarle una nueva tomografía a Rosalía, enviarla con un neurólogo para confirmar el diagnóstico y darle las terapias de rehabilitación que necesitaba, entre otras medidas.

Pero nada de eso ocurrió ya que la madrugada del sábado 23 de febrero sufrió una crisis por insuficiencia cardíaca y fue sometida a una cirugía para un cateterismo. Finalmente el domingo 24 de febrero a las 7 de la noche Rosalía falleció.

La abogada Yolanda García informó que Rosalía fue víctima de violencia estructural y violación de sus derechos humanos por parte del Estado a través de los servicios de salud del gobierno de la Ciudad de México, toda vez que no recibió la atención médica adecuada tras un control prenatal normal en el centro de salud que la refirió al hospital del sistema público capitalino.

También lee: Roban a mano armada a dos perros mientras los paseaban