Ser joven y con licenciatura ya no es garantía de mejores oportunidades laborales. La informalidad y los sueldos bajos reinan en las ofertas de trabajo para menores de 30 años.

**** *

Tras terminar la licenciatura en Economía, Fernando pasó medio año buscando empleo. Al no llegar una oportunidad, decidió solicitar una beca para una maestría.

El año pasado, el joven de 25 años concluyó sus estudios; sin embargo, continúa desempleado.

“La principal traba que he encontrado es la falta de experiencia, pero si no hay empresas que te den la oportunidad de un primer empleo, la brecha se hace cada vez más grande”.

Te recomendamos. Échame la mano: así trabajan los asistentes sexuales en CDMX

Encontrar trabajo para los menores de 30 años se ha convertido en una odisea, que se agravó con la pandemia por covid-19.

La escasez de oportunidades y los empleos precarios son una constante que enfrentan las personas menores de 30 años que buscan un trabajo.

Una encuesta realizada por ManpowerGroup indica que 8 de cada 10 personas de entre 18 y 29 años tienen dificultad para encontrar trabajo en el Valle de México.

Las principales causas son salarios bajos, oportunidades en el sector informal y que no se ofrecen prestaciones o beneficios superiores a los de la ley.

Parte de estas dificultades se deben a la incapacidad del sector empresarial para absorber la alta demanda laboral, explica Abigail Quiroz, abogada de la Fundación Trabajo Digno.

“Tenemos un bono de juventud. ¿Qué quiere decir esto? Que hay excedente de jóvenes que el mundo empresarial no alcanza a absorber. Son más las necesidades de fuentes de trabajo, tanto para profesionales como no profesionales, que las ofertas”, explica Quiroz en entrevista conChilango.

Lee aquí. ¿Qué pasa si decides no enviar a tu [email protected] a clases presenciales?

El informe más reciente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señala que los más afectados por el impacto de la pandemia en el desempleo en México son los jóvenes.

Durante el segundo trimestre de 2020, la disminución de horas trabajadas en grupos de edad de 15 a 24 años se explicó en un 85% de los casos por el desempleo.

Además, en el mismo periodo, menos de la mitad de la disminución de horas trabajadas por la población de más de 25 años se atribuyó al desempleo.

Esto se explica porque los jóvenes tienen contratos menos estables y en sectores más afectados por la crisis de covid-19, señala la organización.

Trabajo para menores de 30 y sueldos precarios

Fernando cuenta que las vacantes que encuentra son con salarios inferiores a ocho mil pesos mensuales, además, en algunos casos son por honorarios.

El estudio “Los millennials en la pandemia: perfil de ingresos y gastos”, realizado por BBVA México, señala que los mexicanos de entre 20 y 39 años perciben un ingreso mensual de entre 4 mil 356 y 16 mil 102 pesos, dependiendo del grado de escolaridad.

Las cifras contrastan con las de personas de entre 40 y 54 años, cuyos ingresos oscilan entre 4 mil 508 y 23 mil 776 pesos mensuales.

Específicamente en CDMX, el salario promedio para un millennial es de 9 mil 329 pesos al mes, superado por entidades como Nuevo León, Baja California y Chihuahua, refiere el estudio de BBVA.

Aunque los bajos salarios son una constante en las ofertas de trabajo para menores de 30, también lo son para la población mexicana en general.

También lee. ALV (A La Vacante): ofrecen chambas de hasta 40 mil pesos

Lo que ocurre es que las empresas buscan obtener mayores ganancias a costa de los salarios bajos, consideran especialistas.

“Buscar ser competitivos es un argumento que se ha manejado en las reformas laborales, que tiene que ver con cuestiones empresariales. ¿Qué es ser competitivos? Dar más barato.

“Como país, cuando decimos ser competitivos, es dar barato la mano de obra para que en lugar de que las empresas se vayan a China a poner su fábrica, vengan a México”, explica Quiroz.

Más estudios, menos oportunidades

Foto: Mario Jasso // Cuartoscuro.

La encuesta de Manpower revela que las ofertas de trabajo para menores de 30 años son más escasas si las personas cuentan con estudios de licenciatura o posgrado.

Ocho de cada 10 jóvenes con estudios superiores dijeron tener dificultades para encontrar empleo, mientras que siete de cada 10 personas con estudios de primaria tienen el mismo problema.

Además lee. Toma eso, covid: científica del Poli crea fármaco con 90% de efectividad

La abogada de la Fundación Trabajo Digno señala que si bien las oportunidades de trabajo para menores de 30 no abundan y las que hay son precarias, también influye que las expectativas salariales de los jóvenes más preparados son más altas.

Sin embargo, hay un factor que muchos olvidan: la experiencia laboral.

“En ocasiones, las pretensiones (salariales) están desproporcionadas a sus capacidades y pocos están dispuestos a empezar desde abajo”, señala Abigail Quiroz.

Cinco de cada 10 jóvenes encuestados mencionaron que la razón por la que no fueron contratados fue falta de experiencia o la falta de dominio del inglés u otro idioma.

No olvides leer. ¿Trabajas en outsourcing? Así te afecta (o beneficia) la reforma

¿Hay esperanza para los jóvenes?

Aunque el trabajo para menores de 30 años pareciera ir en picada, reformas como la del outsourcing, que prohíbe la subcontratación, podrían ayudarlos a mejorar sus opciones.

Esta reforma permitirá que los jóvenes tengan mejores condiciones laborales desde su primera oportunidad, señala la abogada.

También sugiere que la implementación de programas de capacitación para el primer empleo por parte de empresas podría contribuir a revertir esta situación.

Para que esto suceda, señala, el gobierno podría otorgar más incentivos fiscales y así fomentar este tipo de prácticas al interior de las empresas.

Ahora que conoces cómo son las ofertas de trabajo para menores de 30 años, te invitamos a ver qué onda con el precio del gas.

Te puede interesar. Tírale paro a tu yo del futuro: guía para exprimir tu Afore