¡Remodelan el Ajolotario del Parque Tezozómoc… al mes de abierto!

Ajolotario del Parque Tezozómoc
Foto: Florencia Glez Guerra

¿Qué pasó con el Ajolotario del Parque Tezozómoc? La casa del anfibio más chilango está en remodelación por presuntas fallas que entregó la administración anterior de la alcaldía Azcapotzalco, a cargo de Pablo Moctezuma Barragán, del partido Morena, lo que puso en riesgo el proceso de conservación de la especie en peligro de extinción, acusan los encargados actuales del proyecto.

Eduardo Castillo, jefe de unidad del área de Unidad Departamental de Capacitación en Educación Ambiental de la alcaldía de Azcapotzalco, indicó a Chilango que la administración pasada abrió el área de exhibición bajo la prisa de entregar una obra más pero dejaron fallas técnicas, filtros de agua mal colocados, sin candados de seguridad y sin un área de cuarentena para colocar a los ajolotes enfermos.

En octubre, con la llegada del alcalde morenista Vidal Llerenas Morales, se decidió cerrar el ajolotario del Parque Tezozómoc para crear un plan de manejo y ver los requerimientos que faltaban. Por lo que en estos meses se construyeron estanterías nuevas, se agregaron peceras, llaves de suministro de agua, y se remodeló la parte de exhibición.

Seguro te interesa: Ajolotes fantásticos y dónde encontrarlos en la CDMX

El jefe de la unidad opinó que se pudo haber evitado su remodelación si la delegación pasada se hubiera apegado a la legislación aplicable de la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente.

No obstante, fuentes del proyecto en la administración de Moctezuma consultadas por Chilango afirmaron que desde que comenzaron con el proyecto en mayo de 2016 trabajaron de acuerdo a las normas establecidas por la Semarnat.

“Todo estaba bien, nosotros teníamos nuestro plan de manejo, el área de la cuarentena, la parte técnica y de cuidado, lo hicimos bien, prueba de ello es el número de Ajolotes –228 de cinco especies– que alcanzamos tener”.

Sin embargo, también reconoce que lo que faltó hacer fue el manual de procesos administrativos que no se elaboró “por la falta de tiempo y recursos”.

Agregó que el proyecto siempre fue público, pues tenían pláticas de conservación ambiental y trabajaban en la reproducción y conservación de los ajolotes, pero fue el área de exhibición lo último que abrieron el 19 de septiembre del 2018, a once días de entregar el proyecto con el cambio de administración.

Que no se te vaya a pasar: Refugio Chinampa, el proyecto para salvar a los ajolotes en Xochimilco

Lo anterior se debió a que el proyecto formaba parte de la Secretaría de Desarrollo Social, “porque antes los proyectos ambientales no eran de tanta importancia, como ahora, que sí hay un área encargada, y esto se traducía en que no podíamos pedir más dinero para invertir más en el área de exhibición”, indicó la fuente que pidió el anonimato.

¿Por qué es importante el Ajolotario del Parque Tezozómoc de la Ciudad de México?

En 2012, cuando comenzaron los trabajos de limpia del lago descubrieron que habían ajolotes que nadaban por sus aguas, sin embargo no era su hábitat natural, sino que hubo personas que los dejaron en el agua como lo hacen con tortugas y peces.

El agua del lago “es dura para las especies”, ya que es líquido que proviene de la planta de tratamiento de aguas negras El Rosario, de acuerdo con Eduardo Castillo, jefe de unidad del área de Unidad Departamental de Capacitación en Educación Ambiental de la alcaldía de Azcapotzalco.

Aunado a que en el norte de la ciudad las opciones en materia de recreación ambiental son casi nulas, la alcaldía vio una oportunidad por lo que comenzó en 2016 el programa de conservación de ajolotes y en septiembre de 2018 abrió el área de exhibición del Ajolotario por un lado del lago del Parque Tezozomoc.

El seguimiento al proyecto, según Castillo, es porque “todos debemos de entrarle a la bandera de medio ambiente, porque al final es un tema metropolitano, no solo se trata de que los ajolotes son del sur y ya, el ajolote es un animal muy mexicano y por eso nos sumamos”.

En el Ajolotario del Parque Tezozómoc existen 225 ejemplares de cinco especies que son: el Ambystoma Dumerilii, originaria del lago Pátzcuaro; Ambystoma Mexicano, originario de Xochimilco; Ambystoma Lerma, originaria del occidente del país; Ambystoma Andersoni, originaria de la Laguna de Zacapu en Michoacán; y la Ambystoma Granulosu, cuyo hábitat natural son las praderas tropicales a gran altitud. En total son 17 especies en todo México y no existen en ningún otro país.

El cuidado de los ajolotes  

La importancia del Ajolotario del Parque Tezozómoc radica en la conservación de una especie endémica que ha sido cazada, por lo que ahora está en peligro de extinción.

El trabajo que hacen en el ajolotario es de vital importancia porque muchos no conocen a los animales “y la gente no conserva lo que no conoce”, dice Eduardo en entrevista.

Que no se te pase: ¿Por qué somos así? 30% de especies silvestres están en peligro de extinción

En el Ajolotario del Parque Tezozómoc trabajan en el plan de manejo y conservación del ajolote fuera del lugar de origen, además realizan actividades de investigación, midiendo a los ajolotes en peso y longitud, los alimentan, cambian sus filtros y hacen pruebas para buscar la estabilidad del agua ideal para estas especies.

También realizan pláticas de sensibilización del tema y llegan atender hasta dos mil personas entre sábado y domingo de cada semana. Además, hacen un taller gratuito al mes en el Centro Verde de la Alcaldía de Azcapotzalco, ubicado en la avenida 22 de febrero, número 440, en la Colonia San Marcos.

La reapertura del Ajolotario del Parque Tezozómoc está programada para el fin de semana del próximo 29 de marzo.