En 1998 podías entrar y salir: así ha cambiado el Vive Latino en 20 años

¿A cuántos has ido?

20 años del Vive Latino
Foto: Leonardo Pérez

¿Cuántos años tenías en 1998?, ¿o a los cuántos fuiste a tu primer VL? Este 2019 se cumplen 20 años y desde los boletos de $180, estos son algunos cambios del Vive Latino.

En Chilango nos dimos a la tarea de buscar a alguien que haya ido los 20 años del Vive Latino y la encontramos, pero si tú también tienes tu historia, compártela con nosotros en nuestra cuenta de Twitter o Facebook.

Rocking Out Rock Star GIF - Find & Share on GIPHY

También lee: de grupero a hip hop, las bandas del #VL19 que debes ver 

Ella ha ido a todos lo Vive Latino

Alejandra Becerra tenía 18 años cuando se realizó el primer Festival Iberoamericano de Cultura Musical y aunque en ese entonces el boleto costaba $180 a ella le salió gratis: se enteró del festival, así que marcó por teléfono a la compañía de refrescos que lo patrocinaba, luego le regresaron la llamada y le dijeron que le regalarían los boletos que quisiera, pues le habían dado mal la información.

Desde entonces empezó una tradición. Nada le ha impedido ir cada año al festival: ha ido dos veces embarazada y hace diez años llevó a su bebé de año y medio; es otro de los cambios del Vive Latino, ahora hasta zona para niños hay.

20 años del Vive Latino
Foto: Leonardo Pérez

La primera edición del VL fue muy diferente a lo que es hoy: hubo poca gente, tenía dos escenarios y hasta podías entrar y salir del foro —para ello, sellaban los boletos—.  El ambiente también era otro, cuenta Alejandra. En ese entonces, “había más roqueros, punks y darks, y siempre había golpes y sangre después del slam. También era típico que quitaban las alfombras y aventaban gente, al igual que las peleas de basura o los gritos de ‘chichis pa’ la banda’”. Alejandra, que es editora de libros educativos, piensa que ahora hay más respeto y tolerancia, además de que muchos ya van con sus familias. Incluso sus hijos le piden que los lleve a conciertos.

Quizá te interese: el VL celebra sus 20 años con un libro 

Entre las historias de Alejandra, está cuando logró entrar al camerino de Cerati. Fue en 2005, cuando Cerati apareció con Los Pericos; al terminar la presentación, Alejandra y su amiga corrieron detrás de él, pues Cerati es su ídolo; llegando al camerino solo se detuvieron a verlo mientras hablaba con alguien de Los Látigos: “El otro fue un poco mamón, le preguntó a Gustavo qué hacía con Los Pericos, él solo contestó ‘pues me invitaron, está bien, ¿no?’”. Luego las sacaron de ahí.

Los cambios del Vive Latino en 20 años

A lo largo de los 20 años ha habido varios cambios del Vive Latino e innumerables anécdotas. Una de las que más recuerda Alejandra es la de 2003, cuando el festival creció: fue de un solo día pero tuvo cuatro escenarios por primera vez.

Mucha gente fue y la logística no fue la mejor ese año, pues se acabó toda el agua, la comida y la cerveza, quienes hayan ido ese año lo recordarán como el Muere Latino. “Todos estábamos desesperados porque no había agua y tampoco te querías ir, entonces la gente agarraba agua de las hieleras donde ponen las chelas”, cuenta Alejandra.

Te puede interesar: estos son los horarios del VL19 

Otro de los cambios del Vive Latino ha sido la apertura a varios géneros, así como a bandas que no son iberoamericanas. Un ejemplo es la presentación del Sonido La Changa o de Los Ángeles Azules, Bronco, Los Tigres del Norte o Banda Regional Mixe en el festival. En las primeras ediciones la gente abucheaba y bajaba del escenario a algunos artistas —le pasó a Natalia Lafourcade y a Rita Guerrero—.

Entre los cambios del Vive Latino que hay para sus 20 años, está la inclusión de la lucha libre. Esto es todo lo que habrá en el festival.