¿Por qué tiembla tanto en CDMX? Aquí los sismos se han convertido en parte de nuestra vida cotidiana, una realidad que nos mantiene en alerta. Desde el temblor del martes 12 de diciembre hasta el de este jueves 14, de magnitud 3.2 al sureste de Álvaro Obregón, cada uno nos hace recordar los devastadores eventos de septiembre de 2017.

Aunque no siempre suene la alerta sísmica, el solo hecho de sentir la tierra moverse ya nos pone los nervios de punta. ¿A quién no?

Con la intención de entender mejor esta situación y calmar un poco nuestras inquietudes, buscamos la opinión de un experto. Nos acercamos al Dr. Víctor Hugo Espíndola, jefe del área de Análisis e Interpretación de Datos Sísmicos del Servicio Sismológico Nacional, para arrojar luz sobre estas dudas que nos sacuden.

¿Por qué tiembla en CDMX?

"La actividad sísmica en la Ciudad de México se debe a un conjunto de fallas geológicas", explica el Dr. Espíndola. Se trata de enjambres de fallas que se van rompiendo poco a poco y no toda en un solo momento, se está rompiendo por partes. “Imagina un cierre de pantalón que se puede abrir de golpe o poco a poco. Así ocurre con las fallas bajo nuestros pies, se van rompiendo en partes, en una región y luego en otra. Este fenómeno no es exclusivo de la capital, sino que es común en todo el eje volcánico”, sostiene.  

No hay una sola falla, es un complejo de fallas que están aproximadamente a 1 kilómetro de profundidad dentro de la CDMX.

¿Qué es un microsismo?

Los microsismos, término coloquial para referirse a sismos de baja magnitud, son también sismos, independientemente de su tamaño. “Un sismo es un sismo, sin importar su tamaño”, señaló el experto. 

¿Estos microsismos son un presagio de un sismo mayor?

"No necesariamente", aclara el Dr. Espíndola. Según los estudios y catálogos disponibles, no hay indicaciones de que un sismo desastroso sea inminente en la Ciudad de México. Sin embargo, no se puede descartar completamente la posibilidad. "No se sabe. Muchas veces estas secuencias sísmicas ocurren y luego paran, vuelen a suceder años después. No se pueden conocer los esfuerzos de la corteza. Vivimos en una zona propensa a la actividad sísmica debido a la placa de cocos y el eje volcánico", esclareció.

“En 1984 ya había habido un enjambre por el mercado de Mixcoac. Estos microsismos no son necesariamente preludio de un sismo más grande, pero podría ocurrir pues vivimos en el eje volcánico y estamos llenos de fallamiento",

Dr. Víctor Hugo Espíndola, Jefe de Análisis del Servicio Sismológico Nacional

Foto: Shutterstock


¿Por qué no suena la alerta sísmica?

El Dr. Espíndola nos recuerda que la alerta sísmica no es un método de predicción, sino de alertamiento. Su función es avisar cuando un sismo ya está ocurriendo en otra ubicación. "No hay forma de predecir cuándo y dónde ocurrirá el próximo sismo. "El único método es el mismo sismo”, advierte el experto. 

En resumen, elegimos vivir en la queridísima y amada CDMX y debemos acostumbrarnos a vivir con la posibilidad de sismos, grandes o pequeños. Aunque estos temblores nos recuerdan nuestra vulnerabilidad, también nos invitan a estar preparados y ser conscientes de nuestra realidad geológica.

Puedes leer: Tiembla en CDMX otra vez: se registran dos microsismos