Si ya te estás preparando para Navidad, un destino obligatorio para visitar es la Feria de la Flor de Nochebuena que se llevará a cabo en CDMX.

Aquí podrás adquirir nochebuenas directamente de productores locales a precios accesibles. Además, podrás escoger entre distintas variedades de esta tradicional flor 100% mexicana y que simboliza a la Navidad en todo el mundo.

Checa también: Historia de la Nochebuena. Del sacrificio de los guerreros aztecas a flor de Navidad

Feria de la Nochebuena
Foto: Cuartoscuro

¿Cuándo y dónde será la Feria de la Flor de Nochebuena?

La feria se llevará a cabo del martes 28 de noviembre al viernes 1 de diciembre de 2023 en la explanada de la alcaldía Iztacalco. Esta se ubica en Avenida Río Churubusco, esquina con calle Té, colonia Gabriel Ramos Millán.

La inauguración se llevará a cabo a las 11:00 horas y el resto de los días podrás visitar a los expositores en un horario de 10:00 a 19:00 horas.

Foto: Cuartoscuro

¿Qué habrá en la Feria de la Flor de Nochebuena?

Este evento contará con la presencia de productores de nochebuena de Tláhuac, una de las alcaldías chinamperas de CDMX donde se siembra esta flor.

En la feria encontrarás nochebuenas para pintar tu casa de rojo... o de otros colores. Y es que ¿sabías que existen distintas variedades de flor de nochebuena?

Entre las variedades que podrás encontrar en la feria se encuentran:

  • Luvi, de color rosa mexicano
  • Orange Spice
  • Prestige, de color rojo
  • Regilete enchinada
  • Autumm Leaves, de color amarillo
  • Ice Punch
  • Enduring Marbie
  • Polar Bear
Feria de la Flor de Nochebuena
Foto: Cuartoscuro

Por supuesto, eso no es todo. Si llevas hambre, también encontrarás gastronomía típica mexicana. Además, podrás disfrutar de eventos artísticos.

De México para el mundo: la nochebuena, sinónimo de Navidad

La nochebuena, o Euhphorbia Pulchérrima, es una flor 100% mexicana originaria de estados como Guerrero, Sinaloa y Chiapas. Actualmente se asocia a la Navidad, pero antes su significado era muy distinto.

Nuestros antepasados la conocían como cuetlaxóchitl, que significa "flor que se marchita. La usaban en una celebración conocida como Tlaxochimaco, dedicada a Huitzilopochtli, el dios de la guerra. La asociación entre esta planta y la guerra se debe a su color rojo, vinculado a la sangre de los sacrificios aztecas.

Posteriormente, los conquistadores españoles la usaron como herramienta evangelización. Aprovechando que la flor brota en diciembre, comenzaron a usarla para decorar las iglesias y la asociaron con el nacimiento de Cristo. Posteriormente, en 1815, el estadounidense Joel Roberts Poinsett la llevó a su país, donde también fue adoptada como un símbolo navideño, uso que posteriormente se globalizó.

Si buscas qué hacer en CDMX, suscríbete a nuestro newsletter