Tenemos la solución para no dejar de ser fitness y disfrutar sin culpa del Día de la Candelaria: se trata de dos recetas de tamales saludables que nos dio la chef Valeria Bonilla. Y, para que no haya excusas de paladares exigentes, una es de un adobo riquísimo y otra de un sabroso chocolate.

La también gastrónoma de Genuino Metco nos contó en entrevista que la salud no tiene que estar peleada con disfrutar de la comida y, mucho menos, privarnos de nuestras tradiciones como echarse unos tamalitos cada 2 de febrero junto a toda la familia.

Te puede interesar: 8 mitos relacionados con la preparación de los tamales

Foto: Eduardo Alavez/ Chilango

“La salud es un concepto integral. No es sólo la ausencia de enfermedad, sino poder gozar de nuestro cuerpo y mente. Creo que parte de la salud alimentaria es el aspecto psicosocial, que es el que todos en la mesa podamos gozar de los mismos alimentos y compartir las tradiciones en México”, explicó en entrevista con Chilango.

Por ello, nos lanzamos hasta la cocina para preparar estos manjares y traerte los secretos de este platillo tradicional mexicano. Estamos seguros que te gustarán tanto como a nosotros.

Foto: Eduardo Alavez/ Chilango

¿Qué se celebra el Día de la Candelaria?

De acuerdo con un artículo del Gobierno de México, cada 2 de febrero se conmemora a la Virgen de la Candelaria. La celebración nació en el Viejo Continente, específicamente en las Islas Canarias, España.

En esta zona del país ibérico se festeja con un desfile militar ante el Presidente y el Rey, además de que la fiesta se extiende por varios días y se realiza en la Basílica de la Virgen de la Candelaria.

¿Por qué comemos tamales el 2 de febrero?

La tradición de comer tamales el Día de la Candelaria es de México. A quién no le ha salido el niño Dios en la rosca de reyes y, en familia o amigos, te enjaretan la preparación del platillo o de traer el atole el 2 de febrero.

Esto se debe a la unión de la celebración española con una de tiempos prehispánicos. Nos referimos a la bendición del maíz, que cae el mismo día, según el calendario azteca, y que nuestros antepasados preparaban comida con este producto como festejo.

“Quien se saca el Niño Dios en la rosca, el Día de la Candelaria debe preparar los tamales y atole, que son productos que se hacen con base de maíz. Es una festividad que forma parte de nuestras tradiciones y de nuestra gastronomía”, detalló la chef.

Foto: Eduardo Alavez/ Chilango

¿Por qué son tamales saludables?

La chef explicó que estas recetas de tamales son saludables por la preparación especial. Para lograr que sean más balanceados, fueron sustituidos varios ingredientes como la tradicional manteca o el azúcar.

“En el caso de los tamales salados (de adobo) contienen muchos grupos de alimentos tienen un balance muy adecuado y muy agradable entre la masa y el relleno; es decir que no te deja pesadez. Estamos cuidando las porciones y endulzamos con piloncillo, que es un producto mexicano elaborado a partir de la cristalización de de los jugos en la caña”, anotó.

Indicó que la inclusión de este ingrediente se debe a que es un producto mínimamente procesado, por lo que contiene aún algunas vitaminas y minerales, además de que le da un sabor inigualable a los platillos.

Foto: Eduardo Alavez/ Chilango

“El tamal de dulce (de chocolate) lo hicimos con base de un batido de mantequilla que lo que nos permite es reducir la densidad energética de los tamales; es muy esponjoso. Muy poca masa parece que es muchísima y eso nos da una porción que es muchísimo más ligera”, mencionó.

Otro cambio para esta receta es el endulzado con Svetia, ya que esto permite reducir las calorías totales de la preparación, mientras que el chocolate es una grasa saludable, que tiene muchísimas propiedades buenas para nuestra salud.

Foto: Eduardo Alavez/ Chilango

Receta de tamal salado (adobo)

Esta receta de tamal salado te rendirá para 10 o 12 porciones y tardarás unas dos horas en la cocina. Sólo recuerda no hacerlos con un coraje atorado porque, según dicen las abuelas mexicanas, no salen bien.

Ingredientes

  • 20 hojas de maíz
  • 500 g harina de maíz (nixtamal)
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 45 g Taza de manteca de cerdo o margarina
  • 1 Taza de caldo de pollo o verduras
  • Pollo en adobo:
  • ½ cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 jitomate
  • ½ rama de canela
  • 4 chiles guajillos limpios
  • 2 cucharadas de vinagre
  • 4 cucharadas de Piloncillo Genuino
  • 1 pechuga de pollo sin piel cocida (reservar el caldo)
  • Sal y pimienta al gusto
Foto: Eduardo Alavez/ Chilango

Preparación de los tamales de adobo

  1. Para hacer el relleno de adobo, tatemar cebolla,ajo,jitomate y canela en un comal a fuego alto
  2. Aparte, remojar los chiles guajillos en agua caliente. Reservar
  3. Licuar los chiles remojados sin el agua de remojo con las verduras tatemadas, Piloncillo y suficiente caldo de pollo para formar una salsa
  4. Desmenuzar la pechuga de pollo y cocinarla con el adobo en un sartén a fuego medio hasta que el adobo se espese. Reservar hasta que se enfríe
  5. Remojar las hojas de tamal en abundante agua caliente hasta que se suavicen
  6. Mezclar harina de maíz, sal, polvo para hornear y manteca en un bowl amplio con ayuda de una pala o con las manos hasta casi integrarlo
  7. Agrega poco a poco el caldo sin dejar de mezclar hasta obtener una masa suave y elástica que ya no se peque. Agregar un poco más de agua de ser necesario
  8. Tomar con las manos una pequeña porción de masa y aplanar sobre la hoja de tamal hasta que sea una capa delgada
  9. Colocar al centro de la masa una porción del relleno
  10. Doblar las esquinas de la hoja hacia el centro para cerrar el tamal y luego doblar los lados de la hoja hacia el centro y la punta hacia arriba
  11. Cocinar los tamales al vapor o en una tamalera a fuego medio con 45 minutos o hasta que la masa se despegue fácilmente de la hoja
Foto: Eduardo Alavez/ Chilango

Receta del tamal de dulce (chocolate)

Ten en cuenta que esta receta de tamal de dulce es para seis porciones y tarda, más o menos, dos horas. Todo dependerá de qué tan ducho seas en la cocina, pero seguro lograrás hacerlos fácilmente.

Ingredientes

  • 50 g (½ barra) de mantequilla o
  • aceite de coco
  • 4 sobres de Svetia
  • 250 g (1 taza) de masa de maíz
  • 2 cucharaditas polvo para hornear
  • 1 cucharada de cocoa
  • 1 cucharadita de vainilla
  • ¼ taza de agua
  • ⅓ taza de chispas de chocolate amargo sin azúcar
  • Hojas de tamal
Foto: Eduardo Alavez/ Chilango

Preparación de los tamales de chocolate

  1. Remojar las hojas de tamal en abundante agua caliente
  2. Batir con batidora o globo la mantequilla a toda velocidad con Svetia hasta que sea se duplique el tamaño
  3. Agregar poco a poco la masa de maíz, sin dejar de batir
  4. Agregar el polvo para hornear y cocoa
  5. Añadir el agua en forma de hilo y batir hasta integrar. Integrar las chispas de chocolate
  6. Escurrir las hojas de tamal
  7. Colocar en el centro de cada hoja dos cucharadas de masa; doblar los lados hacia el centro y la punta hacia arriba
  8. Cocinar en tamalera o vaporera con el hoyo de las hojas hacia arriba, a fuego medio por 45 minutos o hasta que la hoja se despegue fácilmente de la hoja

Para saber cómo sobrevivir a la CDMX, suscríbete a nuestro newsletter.