Una preocupación común en torno a la muerte es el bienestar de nuestros seres queridos cuando ya no estemos. en ese sentido, ¿te has preguntado qué pasa con tus deudas, créditos hipotecarios y cuentas bancarias cuando mueres?

Es común que cuando adquirimos una deuda lo hagamos pensando en obtener bienes o inmuebles a largo plaza para nuestro futuro o el de nuestra familia. Sin embargo, la muerte es una realidad inevitable y puede llegar en cualquier momento.

Checa también: No dejes broncas, así tramitas tu testamento gratis en CDMX

Así que si estás pensando en adquirir un crédito o tienes deudas, aquí te contamos qué pasa con ellas cuando mueres.

Créditos hipotecarios

Cristian Huertas, CEO y cofundador de Morgana, empresa especializada en créditos hipotecarios, explicó a Chilango que el seguro de vida una herramienta esencial para garantizar el pago de una hipoteca y salvaguardar los bienes familiares en caso del fallecimiento del titular del crédito.

“Si tienes una hipoteca, a fuerza tienes un seguro de vida”, explica. En caso de fallecimiento, estos seguros se encargan de cubrir la deuda para que la propiedad que estabas pagando con la hipoteca pueda pasar a manos del beneficiario que designes, por ejemplo, de tu familia. Ello sin importar qué porcentaje de la deuda se hubiera cubierto en caso de fallecimiento.

“No importa si llevas una mensualidad o si ya estás por cubrir la hipoteca. Si la persona fallece por causas que están cubiertas por el seguro, se le paga al banco lo que resta de la deuda, se libera la hipoteca y la propiedad pasa a ser del beneficiario del crédito”.

qué pasa con tus deudas cuando mueres
qFoto: Unsplash

Tarjetas de crédito

Por otro lado, en el caso de las deudas adquiridas a través de una tarjeta de crédito aplica el mismo principio.

“Cuando una persona es usuaria de crédito vía tarjeta de crédito y llegar a fallecer, el seguro de vida asociado a ese producto financiero liquida el monto de la deuda”, explica la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef). 

Tarjetas de débito

Por otro lado, la misma dependencia explica que en el caso de fallecimiento de una persona, el monto acumulado en su tarjeta de crédito podrá pasar a un beneficiario. Este beneficiario deberá designarse al momento de firmar el contrato:

“El beneficiario es la persona ante la cual, una entidad financiera se obliga a cumplir una prestación establecida en el contrato que celebró con su cliente. Es decir, entregar a los beneficiarios, los recursos depositados en la cuenta del cliente, de acuerdo a los porcentajes que él mismo haya establecido en el contrato”. 

Es importante mencionar que en todos los casos es necesario acreditar el fallecimiento del titular (ya sea de la cuanta bancaria o del crédito hipotecario).

Qué pasa con tus deudas cuando mueres
Foto: Pixabay

¿En qué casos se hereda una deuda?

No obstante, hay otro tipo de casos en los que si falleces y tienes una deuda, algún familiar o tu cónyuge tendría que asumir la responsabilidad de pagarla.

Por ejemplo, tal es el caso de las personas que firman como aval, fiador u obligado solidario en un contrato de renta.

Recomendaciones para contratar un seguro de vida

Ahora que ya sabes qué pasa con tus deudas o créditos hipotecarios cuando mueres, coincidirás en la importancia de contar con un seguro de vida.

En muchas ocasiones, los mismos bancos que ofrecen los créditos cuentan con su seguro de vida. Sin embargo, no tienes la obligación de que tu seguro sea con la misma institución financiera.

Al respecto, Cristian Huertas recomienda revisar las causas de muerte que cubre un seguro de vida, así como ser completamente honesto respecto a tus condiciones de salud:

“Lo primero que les decimos es que no mientan. Si resulta  por alguna característica que tengas el seguro va a salir más caro el seguro, está bien. Va a ser un costo que vas a tener que asumir, pero en caso de una eventualidad, te va a cubrir”.

Si buscas qué hacer en CDMX, suscríbete a nuestro newsletter