Sabemos que hoy en día casi todo está en internet y gracias a esta herramienta podemos realizar compras, hacer trámites, pagar tarjetas, compartir con amigos fotografías y videos, entre muchas cosas más. Sin embargo, las actividades online también conllevan riesgos.

En Chilango nos lanzamos a la sede de la Policía Cibernética de la CDMX para que nos explicaran cuáles son los delitos más comunes en el ciberespacio, cómo los realizan y qué podemos hacer para evitar ser víctimas de los delincuentes.

Para ti, usuarix de internet que estás leyendo esta nota en tu teléfono o computadora, te contamos cuáles son los delitos más comunes que se realizan en internet y cómo prevenirlos.

Foto: Víctor Romero /Chilango

¿Cuáles son los ciberdelitos más comunes en la CDMX?

Fraude y extorsión

Según la Policía Cibernética, el fraude y la extorsión son los ciberdelitos más comunes en la CDMX. Representan, en promedio, el 60% de los reportes mensuales.

Estos delitos son definidos como la obtención de una ganancia ilícita a través de engaños y amenazas, este delito se realiza de muchas formas y entre las más comunes encontramos:

  • Páginas de internet FALSAS: parece real, pero es pirata

Este es uno de los fraudes más antiguos. Lo realizan al crear páginas ilegítimas de sitios que podrían considerarse confiables, como páginas bancarias, educativas, gubernamentales o incluso marcas de renombre.

Hay de todo tipo, pero comúnmente buscan replicar el sitio real a través del uso de logos, actualización de la información, interacción con el usuario, entre muchas otras, lo que da una sensación de credibilidad.

Tips para evitar darle clic a una página falsa

  1. Revisar que la página cuente con logos y datos de contacto reales.
  2. Muchas veces estas páginas ficticias tienen baja calidad en imágenes y logos antiguos
  3. Revisar el URL en busca de errores ortográficos o letras extra.
  4. Actualmente todas las páginas de gobierno federal inician su URL con: www.gob.mx, identificar esto te ayudará a reconocer que el sitio es genuino.
  5. También puedes pasar la dirección URL por un verificador de sitios web para determinar, por ejemplo, la fecha de creación. Comúnmente las páginas ficticias son muy recientes en comparación a páginas oficiales.


Checa también: Experta de la UNAM explica caso de chinches en CDMX y cómo eliminar plagas


  • Estafas en sitios de ventas: ¡ojo con lo que compras y a quién!

Esta otra forma de fraude ocurre en sitios de mercadeo, cuando la persona compradora no recibe el objeto que pidió, ya sea que haya sido reemplazado por otra cosa de menor valor o simplemente que nunca llegó.

Según el departamento de prevención de la Policía Cibernética de la CDMX, las estafas en este rubro aplican a todas las edades, desde menores intentado comprar videojuegos, jóvenes comprando celulares o incluso profesionistas que quieren adquirir un auto.

Hay algunas señales que nos puedan ayudar a determinar qué tan confiable es la compra que estamos por hacer.

¿Has escuchado cuando algo es demasiado bueno para ser cierto?, bueno, muchas veces cuando realizamos compras en línea terminamos encontrando precios u ofertas que se sienten completamente así, este es un buen indicador para desconfiar.

“Otro elemento que llama la atención son los precios: siempre van a manejar un gancho que sea llamativo para la víctima, con un buen descuento y precios debajo del mercado; tendríamos que sospechar si llegáramos a encontrar algo fuera de lo común”, alertó Edmundo Daniel, policía del Departamento de Prevención de la Policía Cibernética.

Otro indicador de una posible estafa son los “adelantos”, con ello se refieren a cierta suma de dinero que te piden previo a la compra, comúnmente argumentan que se requiere para apartar o que les urge el dinero.

Foto: Chilango/ Víctor Romero

Suplantación de identidad

La suplantación de identidad es el segundo delito más común en la CDMX. Representa 20% del total de los reportes a la Policía Cibernética.

Particularmente, el acto de robar la identidad se usa de manera ilegal para abrir cuentas bancarias, contratar líneas telefónicas, seguros de vida, realizar compras e incluso, para cobrar seguros de salud, de vida y pensiones.

Para este delito, los delincuentes aprovechan cualquier tipo de información personal como el nombre, la fecha de nacimiento o fotografías. ¿De dónde sacan los delicuentes esa información? ¡Adivinaste!, de los perfiles de redes sociales.

“Las redes sociales, hoy en día, son una herramienta que ocupa la mayoría de las personas y derivado a que no muchas veces se configuran las opciones de privacidad, las fotografías son tomadas para este tipo de incidentes”, dijo Edmundo Daniel.

También hay casos de perfiles creados a partir de documentos oficiales extraviados y que incluso, estos documentos son usados para generar mayor credibilidad en la víctima a la hora de cometer delitos en internet con el perfil suplantado

La Policía Cibernética recomienda que en caso de robo o extravío de documentos levantes un acta ante el Ministerio Público, esto con el propósito de respaldar legalmente si es que hay un uso indebido de tu información en el futuro. 

Además de aprovechar las herramientas de privacidad que ofrecen varias plataformas en redes sociales, para evitar que cualquier persona pueda tener acceso a tu información.


Si buscas qué hacer en CDMX, síguenos enInstagram.