¡Aguas con las #FakeNews!

Antes de retuitear o compartir esa noticia, lee esto

Fake news
Ilustración: Mariano Orell

Cuando Donald Trump acusó a medios como CNN o The New York Times de manipular información para perjudicar su candidatura, difícilmente podía imaginar que crearía una expresión casi universal para referirse a las noticias de dudosa procedencia. Tal fue el alcance del término fake news, que el Diccionario Oxford lo eligió como la palabra del año 2017.

Y en marzo supimos que las fake news o noticias falsas le fueron de gran ayuda al ahora presidente de Estados Unidos para ganar la elección y que Facebook puede, no solo moldear la opinión pública, sino también convencer a una persona de votar por tal o cual candidato, y todo por los datos que tú proporcionas de manera voluntaria.

Cada «me gusta» o reacción que das, los mensajes que envías por Messenger, las publicaciones que compartes y las páginas que sigues se convierten en información valiosísima, que sirve a anunciantes para decidir qué publicidad enviarte o con qué argumentos convencerte de cambiar tu intención de voto.

También lee: ¿Cómo saber qué candidato ganó un debate?

Si crees que estamos exagerando, checa la explicación de la BBC de Londres sobre el caso de Cambridge Analytica, la consultora británica que impulsó la campaña de Trump y también incidió en el triunfo del Brexit, además de hacerle perder a Facebook más de 37 mil millones de dólares en un solo día:

  1. fake news
    Ilustración: Mariano Orell

    El académico Aleksandr Kogan creó en 2013 un test de personalidad (de esos que contestas y luego compartes tu resultado), el cual pedía permiso para acceder a la información del usuario y la de sus amigos, sin que estos tuvieran que dar su autorización.

2.- El test se volvió viral y recabó los datos personales e intereses de más de 50 millones de estadounidenses, los cuales fueron comprados por Cambridge Analytica.

3.- Con esa información, la consultora pudo inferir de forma casi individual el perfil psicológico de cada usuario y fabricar anuncios y noticias falsas que pudieran influir en su voto.

El escándalo obligó a Mark Zuckerberg a ofrecer disculpas por el uso indebido de los datos personales, y Facebook anunció nuevas medidas de seguridad para proteger la privacidad de sus más de 2 mil millones de usuarios.

Pero el daño ya estaba hecho y se ha revelado que la consultora tiene operación en varios países más, incluido México.

El nacimiento de #Verificado2018

Tras el escándalo gringo, por supuesto que la próxima elección mexicana se antoja como una nueva oportunidad para que las fake news hagan de las suyas y, como el INE firmó en febrero un convenio de colaboración con Facebook, el «sospechosismo» hizo acto de aparición.

El consejero presidente Lorenzo Córdova aclaró que el acuerdo con la empresa de Zuckerberg no incluyó compartir información personal de los usuarios mexicanos, sino datos de la ubicación de las casillas de votación, la transmisión en vivo de los tres debates presidenciales y contenidos institucionales para alentar la participación ciudadana.

En ese contexto nació la iniciativa Verificado2018, respaldada por 60 medios de comunicación (incluido Chilango), la cual revisa la información viral para determinar si es verdadera o falsa, gracias al trabajo de un grupo de periodistas de investigación que se encarga de cotejar datos oficiales y fuentes fidedignas.

Por ejemplo, durante los tres debates presidenciales programados, #Verificado2018 revisará los números, las propuestas y las críticas de cada candidato e informará, tras un análisis con especialistas en políticas públicas, qué de todo lo dicho es real.

Puedes consultar la información que ya ha sido investigada en el sitio verificado.mx, en @Verificado2018 en Facebook y @VerificadoMX en Twitter. Allí podrás enterarte de qué noticias son fake news y cuáles son verídicas.

También lee: Manual para discutir de política sin perder amigos

Cómo evitar ser víctima de las fake news

fake news
Ilustración: Mariano Orell
  • Analiza con cautela la información con titulares llenos de adjetivos alarmistas, signos de admiración o mayúsculas en palabras clave.
  • No creas en información basada en testigos «anónimos» ni en capturas de pantalla sin ligas ni fuentes.
  • Desconfía de las noticias que no den fechas ni lugares precisos en que se dieron los supuestos hechos o declaraciones.
  • Si la nota es de un medio que no conocías, revisa en su sitio qué más han publicado y qué comentarios les dejan los usuarios, para ver si es confiable.
  • Mándale un tuit a @VerificadoMX, para salir de dudas.

5 mandamientos antes de compartir o retuitear

  • No darás por hecho nada que hayas visto en Facebook, Twitter o WhatsApp sin analizarlo antes.
  • Consultarás qué se ha dicho o publicado en las fuentes oficiales o autenticadas.
  • Creerás solo en lo que se haya publicado en al menos dos medios de comunicación confiables.
  • Recordarás que los videos y audios de dudosa procedencia pudieron ser manipulados y las fotos, editadas en Photoshop.
  • Replicarás en tus redes solo aquello que haya aprobado estos cuatro filtros.